15.8 C
Buenos Aires
lunes 14 - junio - 2021

Cuando las argentinas anticiparon a la fantasía de Maradona

Santiago Carrodeguas

En el Mundial extraoficial de 1971 en México, un equipo femenino de nuestro país apabulló a un seleccionado inglés con 4 goles históricos de Elba Selva. Hasta hoy, es la única victoria nacional en una Copa del Mundo.

El poderío estadounidense no cambió pero otras cosas sí

Lucila Ferreyra

Una actividad en auge, con más público y con un reclamo de igualdad. Aunque el campeón se repita.

Sara Gama, la líder de la camada que hace historia

Nicolás Resnizky

De la mano de la capitana Sara Gama, Italia venció 2-0 a China y clasificó a cuartos de final de un Mundial después de 28 años.

Correa, la de los guantes de oro

Juan Pablo Manera

Argentina no logró aguantar el resultado y perdió 1 a 0 frente a Inglaterra. Pero la diferencia hubiese sido mayor si no fuera por su arquera, que en el primer tiempo atajó un penal. El miércoles, frente a Escocia, el equipo necesita ganar para aspirar a la clasificación.

Arabia, el gran ausente en el Mundial de Francia

Juan Peyret

Mientras que en Rusia 2018 participaron 5 equipos árabes, en el máximo torneo de fútbol femenino a nivel países no participará ningún seleccionado de esta cultura. Las mujeres musulmanas han luchado por un lugar desde hace más de 10 años, pero todavía no consiguen ingresar a la Copa.

Sigue la lucha del fútbol femenino en Argentina

Por: Micaela Delzart  Finalizó la ilusión de Argentina en el  Mundial Femenino de Francia pero no acabó la ilusión de sus jugadoras de poder dedicarse...

Inglaterra-Escocia: un duelo con historia

Por Juan Pablo Manera 47 años pasaron de aquella primera vez, cuando ambos seleccionados abrían su historial en la rama femenina del fútbol. Tanto las...

Una camada para la historia

Mauro Vito

Por primera vez, Chile participará en un mundial de fútbol femenino, a pesar de tener una liga amateur, que aún así nutre a su selección.

De corazón naranja y sangre cafetera

Fabrizio Ramos

Liza van der Most nació en una de las ciudades más inseguras de Colombia. Siete meses después fue adoptada por una familia holandesa y su vida cambió para siempre. De campeona de Europa jugando sólo un partido, a no conformarse con otro papel secundario en la selección. En el Mundial va por más, como la sangre manda.