lunes, julio 22, 2024

La máquina de Ellis

Por Santiago Carrodeguas

La ausencia de Megan Rapinoe, quien había hecho el precalentamiento normalmente, hizo que Ellis eligiera a Christen Press como su reemplazante, quien cumplió perfectamente con su rol de anular la banda derecha del ataque inglés e hizo que Lucy Bronze y Nikita Parris no generaran peligro alguno. Press no solo se limitó a defender, sino que también se dedicó a atacar los espacios que dejaba la marca dócil de Bronze. Así marcó el primr gol Estados Unidos, luego de un centro de Kelly O’ Hara que remató de cabeza.

El dominio de las campeonas vigentes continuó, tratando buscando ampliar la ventaja. Mientras Julie Ertz anulaba a Jill Scott, mediocampista del Manchester City, Rose Lavelle hacía evidentes los problemas de Demi Stokes. El control del partido fue absoluto hasta que Inglaterra empató mediante un contragolpe en el que Mead habilitó a Ellen White, quien con 6 goles era hasta ese momento la máxima artillera del torneo, superando por uno a Alex Morgan.

Justamente Morgan, quien había marcado cinco en su debut contra Tailandia y luego no había podido continuar su racha goleadora, supo que era el momento de actuar. Tirándose atrás, a la banda y siendo un fantasma para Stephanie Houghton y Millie Bright, las centrales inglesas. Luego de un centro de Horan, la 13 se filtró por el sector de Stokes y cabeceó para poner en ventaja a las campeonas

Durante todo el complemento, Inglaterra dirigió un ataque furioso sobre el arco de Alyssa Naeher. Estuvo cerca, sobre todo luego del penal que les otorgó la árbitra brasileña Edina Alves Batista. Parris, la lanzadora designada, había fallado ante Argentina y Noruega, por lo que le cedió la presión a Houghton. La capitana no tuvo mejor suerte y ejecutó un tiro bajo al palo izquierdo que Naeher no tuvo problemas para detener.

Este torneo fue una gran prueba para Phil Neville, quien fue designado en su cargo sin tener experiencia previa. Claramente, no estuvo a la altura de un grupo de jugadoras candidatas al título en los papeles. Nunca se decidió en el arco, puesto en el que alternaron Karen Bardsley y Karly Telford. Telford, la elegida para este partido, mostró dudas para cortar los centros y esta indecisión, probablemente, fue una de los motivos por los que Inglaterra se tendrá que conformar con pelear por el tercer puesto.

Más notas