En Inglaterra hay un campeón de sexta con manchas rioplatenses

Fabrizio Ramos

El Stockport County supo usar una camiseta celeste y blanca para emular la que utilizó Argentina cuando salió campeón del mundo en 1978 y tuvo un técnico uruguayo, Daniel Bergara.

Un día en la vida de Olimpo de Lanús

Santiago Belèn y Agustìn Serraioco

Cada dìa, decenas de chicos llegan al club de Lanùs Oeste para jugar bàsquet y fútbol infantil entre otras disciplinas. Reina un clima de camaradería y un ambiente familiar, bien de barrio.

Polvorita

Joaquín Méndez

La historia de Andresito y Polvorita, aquel protagonista de la película El hijo de la calle. Dos arqueros de la vida que con cada atajada obligan a cuestionarla.

Don Napoleón: una experiencia distinta mediante el Tai Chi Chuan y...

Por Juan Huntley Es habitual, en estos tiempos, desarrollar estímulos externos, los cuales nos alejan de nuestro propio cultivo interno. Algunas disciplinas, provenientes del Oriente,...

El alumno premiado por Deportea escribe desde Colombia

Iván Lorenz relata y analiza su experiencia en el Premio y Festival Gabo, en Medellín, Colombia, tras ganar el Concurso anual de periodismo deportivo que organiza Deportea con su trabajo "El Campo es nuestro”.

El día que Boca mandó a River a la B y...

En 1992, los dos gigantes de Argentina definieron la permanencia en la Liga Nacional en un mano a mano inolvidable.

FIFA: el simulador de fútbol más jugado en el mundo

La FIFA organiza el Mundial y hay un argentino entre los mejores.

Vivir, jugar y resistir en Venezuela

El rosarino Mario Santilli es arquero del equipo venezolano Deportivo La Guaira, y relata las complicaciones que observa diariamente frente a un escenario político convulsionado.

Luchar contra el bolsillo

Lucas Acosta

Gastón Delfino, taekwondista oriundo de Pilar, se hizo conocido en redes sociales por vender bombones para poder solventar los gastos de los torneos.

Boca Juniors – Boca Alumni: el clásico que nunca fue

p class="firma">Juan Pablo Manera

En 1907, un grupo de jóvenes boquenses formó un equipo con la idea de armar un duelo barrial. Pero no hubo equivalencias. Jugaron 6 partidos oficiales, nunca le pudieron ganar al cuadro más grande y terminaron disolviéndose en 1935. El sueño sólo duró 28 años y ya casi nadie lo recuerda..