sábado, junio 22, 2024

Paola Suarez, la mejor doblista argentina de todos los tiempos

Por Facundo Novo

Paola Suárez es considerada la mejor tenista argentina de dobles en toda la historia, según lo certifica el premio Konex que le otorgaron en 2010. Ganó ocho Grand Slam junto a su pareja española Virginia Ruano Pascual (foto): Roland Garros 2001, 2002, 2004 y 2005; US Open 2002, 2003 y 2004; y Australia Open 2004. En total, ganó 44 títulos. Se retiró en 2008 por una lesión en su cadera, pero volvió en 2012.

 –Considerando que el tenis argentino ganó cinco medallas olímpicas en total y en dobles femenino solo una, en la cual fuiste partícipe, ¿te llegaste a dar cuenta de lo importante que fue lo que lograron con Patricia Tarabini en Atenas?

 –Para mí era muy importante poder lograr una medalla, porque me pareció algo único. Estaba en un momento de mi carrera en el que ya había sido número 1 en dobles, top 10 en singles y tenía muchísimas ganas de tener una medalla olímpica en mi palmarés. Así que sí, yo le di muchísima importancia a esa medalla olímpica.

-En cuanto a tenistas mujeres argentinas, solo vos y Gabriela Sabatini lograron ser top 10 en ambos rankings (dobles y singles), ¿qué se siente compartir este récord con una tenista como Gabriela?

-La verdad que para mí haber sido top ten en singles y en dobles fue algo increíble. Fue un objetivo cumplido, el cual tenía desde muy chica. Después que haya sido con Gaby fue buenísimo que ella también haya tenido los resultados que tuvo. Aunque en forma individual. Si hubiese sido yo sola, también hubiese estado super orgullosa de todos los logros que conseguí y de haber podido cumplir mis objetivos. .

 –¿Cuál fue la mejor rival o pareja que te enfrentaste?

-Las mejores rivales que tuve en singles o dobles creo que en la época mía pueden haber sido Steffi Graf, las hermanas (Serena y Venus) Williams o Arantxa Sánchez. Hubo muchas y muy buenas rivales tanto en singles como en dobles. Sin embargo, el partido que más me marcó fue en octavos de final del Roland Garros 2002 contra Amélie Mauresmo en la cancha principal Philippe Chatrier que estaba lleno de gente. Recuerdo que fue un partido a tres sets. Gané ese partido a Amélie y por la atmósfera y la sensación que había en la cancha fue el partido más bonito de mi carrera, el más lindo. Lo disfruté muchísimo y la emoción que hubo también, un buen nivel, mucho público, hicieron que ese haya sido el mejor partido que recuerde de mi carrera.

 –¿Cómo influyó en aquellas semifinales de Atenas 2004 saber que podrías enfrentarte en la final contra tu pareja en el circuito Virginia Ruano? ¿Crees que eso te perjudicó de alguna forma?

-No, no me influyó. Hubiese sido una anécdota muy linda y cada una hubiese luchado por la medalla de oro. Creo que en esas semifinales hubo mucho nervio y jugamos contra una pareja (Li Ting y Sun Tiantian) que en ese momento era muy buena y estaba jugando en muy buen nivel, tanto en los juegos olímpicos como también en el circuito. Con Pato no pudimos realmente jugar a nuestro máximo nivel y se nos escapó el partido. Pero no, no tuvo nada que ver que tendría que supuestamente jugar la final contra mi compañera de dobles, es más, hubiese sido al contrario, algo muy lindo.

  • -En 2012, cuando volviste de tu retiro, jugaste con Gisela Dulko, quien participó del Torneo de Leyendas de Roland Garros junto a Gabriela Sabatini entre mayo y junio de este año. ¿Te gustaría competir en algún torneo así? ¿Con quién te gustaría jugar?

 –No descarto jugar algún año el torneo de leyendas. La verdad que nunca lo descarté. Nunca se me pasó por la cabeza con quien podría jugarlo y tampoco sé como sería el tema. Pero es algo lindo y me gustaría jugarlo para que mis hijos también lo puedan disfrutar, que sepan donde mamá estuvo jugando, ir acompañada por ellos y que vean el lugar donde pase gran parte de mi vida. Ir y jugar con ellos, aunque sea un año, sería una experiencia diferente y linda poder compartir con ellos ese momento.

-Además de estar muy enfocada en tu familia y en tus hijos, ¿tenés algo en mente sobre qué hacer en un futuro? ¿Pensaste en algo relacionado con el tenis o con el deporte?

-Estoy súper enfocada en mis hijos, creo que es una etapa muy bonita, ya que tienen 8 y casi 4 años. Pero nunca descarto posibilidades, de hecho tengo algunas propuestas y cosas para hacer, pero por el momento no ha llegado lo ideal, lo que me gustaría y lo que podría compaginar con mis hijos y con el trabajo. Aún así no lo descarto en el futuro y obviamente estaría relacionado con tenis.

 –¿Qué significó para vos el premio Konex que te otorgaron en 2010 por ser “la mejor tenista argentina de dobles de todos los tiempos”?

Fue una emoción increíble. Cuando me llamaron y me lo propusieron estuve muy agradecida y más viniendo de ellos que me encanta lo que hacen con esta entrega de premios todos los años. También fue algo que me sorprendió, no esperaba que me llamaran. Me acuerdo que fui y recogí el premio. Ese día llovía mucho y no me lo olvido más, lo disfruté muchísimo. Fue muy emocionante y voy a estar siempre agradecida.

 –¿Qué sentiste tras quedar eliminada en primera ronda en los juegos  de Londres 2012? ¿Creían con Gisela que podrían haber llegado más lejos?

 –La verdad que empecé con una emoción muy grande. Pensábamos que podíamos tener un muy buen resultado en Londres 2012 con Gisela. De hecho cuando empezamos a jugar en el circuito en Indian Wells y en Miami tuvimos muy buenos resultados. Pero también es cierto que a medida que fueron pasando los torneos, los resultados se fueron apagando. Llegamos a Londres con muy poca confianza y al ser realista no me veía con posibilidades de medalla y tampoco me sorprendió demasiado haber perdido en primera ronda debido a que no estábamos al nivel con el que habíamos empezado. Fue una pena la verdad porque después de todo el sacrificio de haber vuelto y de haber estado durante más de seis meses en el circuito. Pero también fue una experiencia muy linda para mí y la disfruté muchísimo.

 –¿Cómo te describirías como tenista y como persona?

 –De las dos cosas soy lo mismo. Soy una persona tranquila, perfil bajo. Con lo que tengo en este momento, como mis hijos y mi marido, soy feliz. Soy una persona muy normal, me gusta estar con amigos, salir a cenar, disfrutar con mis hijos el tiempo libre que ellos tienen después de la escuela. Me siento alguien totalmente normal.

 –¿Qué consejo le(s) darías a los jóvenes deportistas del país?

 –A los jóvenes deportistas y tenistas les digo que lo que yo hice en mi carrera fue intentar dejar todo en cada entrenamiento y poner todo de mí. Cuando uno pone todo de uno en los entrenamientos, no se puede reprochar nada en un futuro porque justamente puso todo. Lo que salió, salió y lo que pudiste dar fue eso. Entonces uno se queda tranquilo de adonde llegó con los objetivos cumplidos o no cumplidos. Más de lo que uno se esforzó no lo pudo hacer. Además, les digo que hagan las cosas porque les gusta, porque se sienten bien y no por sentirse obligados. Cuando uno no se siente obligado a hacer algo y le gusta es cuando más poner de uno. De esta forma podes poner mucho esfuerzo, corazón y aprender muchísimas cosas.

 

 

Más notas