martes, abril 16, 2024

Australia se impuso frente a Brasil por 3 a 2

Por: Santiago Ballatore 

El gol de Marta en su regreso, los caños de Tamires, el partidazo de las jugadoras australianas. Muchos hechos podrían haberse llevado los focos del increíble juego en el que Las Matildas le ganaron 3-2 a Brasil, habiendo estado 0-2 en el marcador; pero todas las cámaras son para otro protagonista, uno del que bastante se viene hablando en el mundo del fútbol en el último tiempo: el VAR.

Su primera aparición fue a los 20 minutos del primer tiempo, cuando la mediocampista australiana Tameka Yallop recuperó una pelota perdida por Kathellen a metros del área y, sola contra el mundo, corrió hacia adelante. Pero antes de siquiera poder patear fue derribada adentro de la zona del penal por Thaisa, dueña de la mitad de cancha brasilera. La falta no fue cobrada, pero en el momento en que la jueza Esther Staubli fue a revisar la jugada a la pantalla del VAR, tanto las jugadoras que estaban en cancha como los espectadores que estaban afuera de ella, pensaron que cobraría penal. Pero el fútbol es una caja de sorpresas, y esta no fue la excepción. ¿Qué pasó? En el momento en que Staubli estaba viendo la jugada, apreció una mano de Yallop al recuperar el balón. Eso hizo que Brasil pasara, en segundos, del infierno al cielo. De penal en contra a tiro libre a favor.

Seis minutos después el VAR volvió a brillar, aunque esta vez por su ausencia. Leticia Santos llegó al área rival y fue agarrada levemente por Elise Kellond-Knight, lateral izquierda australiana. Como seis minutos antes la árbitra había revisado una jugada similar, se caía de maduro que lo haría de nuevo. Pero no, esta vez la pantalla descansó, y Marta cambió el penal por gol.

Ya en el segundo tiempo, más específicamente a los 23 minutos del mismo, volvió a convertirse en la estrella del partido. Claro, ya había pasado mucho tiempo sin que se hablara de él. De hecho, había habido tres goles desde su última participación, por lo que el encuentro iba 2-2. Después de un centro frontal por parte de Australia, la defensora Mónica cabeceó mal y metió la pelota en su propio arco. Pero la delantera Sam Kerr estaba en posición adelantada, y como la jueza de línea interpretó que había tenido participación en la jugada, levantó el banderín. Pero la árbitra principal no dejó seguir el juego, ya que alguien estaba hablándole por el comunicador. La llamaron desde la cabina del VAR y le recomendaron que fuera a revisar la jugada. Al hacerlo, interpretó que la delantera en realidad no había interferido en el error de Mónica, por lo que sancionó el gol que le daba la pincelada final a la remontada. Al ser una jugada de interpretación, no hay una certeza sobre si estuvo bien o mal sancionado, por lo que este gol puede ser asignado a dos personas: Mónica, en contra, y Staubli, apoyada por el VAR.

Pero habría una situación más en la que se haría presente. En realidad, ausente. Luego de un centro de las sudamericanas en el minuto 92, la australiana Catley derribó, sin pelota, a Andressa. Pero la jueza ni siquiera fue a la pantalla, por lo que la aparición del VAR quedó pendiente para quienes esperaban verlo una vez más.

Australia, que había perdido en la primera fecha ante Italia, le dio vuelta un partido increíble a Brasil, que había vencido a Jamaica. La mejor jugadora fue Chloe Lagarzo, pero la figura fue el sistema implementado por la FIFA, que todavía deja muchas dudas sobre cómo debe ser utilizado.

Más notas