domingo, mayo 26, 2024

Matías Almeyda, el fénix que resurge de las cenizas a sus equipos

Por Gianluca Cimino

Luego de que el Atlanta United despidiera a Gabriel Heinze, únicamente quedan dos técnicos argentinos en toda la Major League Soccer y uno de ellos es Matías Jesús Almeyda. Con su perfil bajo y humildad, es reconocido por ser un benefactor de Azul, su ciudad natal, ubicada en la provincia de Buenos Aires, a pesar de que actualmente vive y se desarrolla profesionalmente en San José, al sur de San Francisco.

La experiencia del Pelado en la MLS comienza a tomar dimensión positiva, ya que pasó de agarrar al peor equipo de la liga en el 2018, a llevarlo a posiciones de acceso a los playoffs en medio de una buena racha que se extiende desde hace semanas. En poco tiempo, el ex DT de Banfield cambió por completo la cara y el espíritu de los Earthquakes. Se podría decir que quien fue el capitán de River Plate es un entrenador especial, un técnico que ha mostrado en más de una ocasión ser capaz de levantar muertos.

El estratega argentino confirmó que desde siempre tuvo una obsesión con el campeonato de los Estados Unidos, ya que cree que “algún día será el mejor del mundo”. Cada día trata de ser un mejor entrenador y señala que “el fútbol no marca un lugar que sea ideal, sino que eso depende de cómo lo traten y el proyecto que le brindan”.

El ex mediocampista de la Lazio de Italia formó un grupo de trabajo en el que, a pesar de las discusiones, confía plenamente, producto de todo su sacrificio y trabajo durante sus etapas en Argentina y México. Entre sus colaboradores, aparecen nombres que hablan de tareas en conjunto, amistad y hasta de vínculo con más de uno de sus ayudantes. Siempre trata de manejarse con sus valores y su creencia en la cultura samurái, y, desde hace tiempo, su sueño es dejar un legado en el fútbol.

Benjamín Galindo y Omar Zarif como entrenadores asistentes; Carlos Lechuga Roa a cargo del trabajo con los arqueros, y Guido Bonini y Fabio Álvarez, como responsables de la preparación física y la kinesiología, respectivamente.

Además, mantuvo cerca y comprometidas a algunas piezas que ya estaban en la estructura deportiva del conjunto de San José, como Alex Covelo, director de metodología.

“A Matías lo definiría como una persona valiente, que se anima a todo. Él persigue un ideal y lo defiende de la mejor manera, que es laburando, arriesgando y apostando a nuevos proyectos todo el tiempo. Es honesto, sentimental y prioriza la parte afectiva, lo que genera un ámbito muy cómodo, en el cual uno se puede desarrollar”, declaró Bonini, quien lo acompaña desde sus comienzos en el Millonario, en diálogo con El Equipo, acerca de la calidad humana del DT que logró cinco títulos con Chivas de Guadalajara.

Su carisma y su apertura a la hora de trabajar revolucionan y ahora son los Quakes los que las experimentan. Su cuerpo de colaboradores borra todo tipo de jerarquías en el trato diario, por lo que sus equipos son verdaderas comunidades futbolísticas y él es un entrenador que se pone al servicio de sus jugadores. La actitud del técnico de 46 años va más allá de tener el gesto de preparar un asado para todo su plantel, lo que lo convierte en un verdadero catalizador anímico del equipo.

El progreso de la MLS a lo largo de los años y la influencia argentina

Nicolás Del Grecco y la evolución de la MLS desde adentro

¿En qué se diferencia la MLS con respecto a las ligas latinoamericanas?

Matías Almeyda, el fénix que resurge de las cenizas a sus equipos

¿Seguirá Messi los pasos de Ibrahimovic, Pirlo y Villa?

Más notas