lunes, junio 24, 2024

Los Pumas cayeron ante Francia mostrando dos caras

Por Esteban Micozzi

Tras un flojo primer tiempo, Los Pumas perdieron 23-21 contra Francia en el debut del Grupo C del Mundial de Japón 2019. El equipo de Mario Ledesma, que se fue al entretiempo perdiendo por 17 puntos, logró remontar en la segunda parte y pudo haberlo ganado en la última jugada con un penal de Emiliano Bofelli, pero no le alcanzó en un partido memorable por los vaivenes en el resultado y en el juego.

En un Tokio Stadium repleto y electrizante para ver un partido que se parecía más a uno de eliminación directa por lo que estaba en juego, que a un debut, Los Pumas dieron llamativas ventajas en el primer tiempo que Francia supo hacer valer al máximo. Si bien Argentina tuvo dos chances claras de marcar tries y comenzó ganando tras un penal a los palos de Nicolás Sánchez a los 12 minutos, a partir de allí la primera parte fue toda del equipo Galo.

Jugando rápido a las salidas de los rucks, con decisión y aprovechando los tackles errados de Argentina (15), Francia encontró dos tries a los 17 y 21 minutos gracias a Gael Fickou y Antoine Dupont. Para aumentar la frustración de los argentinos que parecían no encontrar el rumbo, el apertura francés, Romain Ntamack, anotó dos penales para que Les Bleus se fueran al descanso ganando 20-3, ante unos Pumas que no daban respuestas desde el aspecto mental, lo que tanto había insistido en la previa el entrenador Mario Ledesma.

Tomás Cubelli con la bronca del final.

 

El segundo tiempo fue todo lo contrario a lo sucedido en el primero. Los Pumas salieron con otra actitud desde el inicio y, al minuto de juego, Guido Petti apoyó el primer try tras un line que se convirtió en maul. Nicolás Sánchez convirtió y el partido quedó 20-10. La esperanza por dar vuelta la historia se reflejaba en el juego y en el marcador.

Santiago Carreras, Julián Montoya y Santiago Medrano ingresaron antes de los 10 minutos y le dieron un revulsivo al equipo. El mismo Montoya fue quien apoyó el segundo try argentino a los 13 minutos, tras otro line y maul, una de las fortalezas de Los Pumas. Sánchez erró la conversión y la diferencia era de cinco puntos a favor de los franceses, que se los veía perdidos en la cancha y cometiendo penales de manera continua (15 en total).

A los 27 minutos, Benjamín Urdapilleta, que había ingresado por el bajo nivel de Sánchez en la conducción del equipo, acertó dos penales a los palos que pusieron al equipo argentino por primera vez arriba 21-20, cuando restaban 13 minutos para la finalización. El partido estaba para cualquiera de los dos, pero la alegría duró poco para Argentina, ya que un minuto después, Francia aprovechó un descuido recurrente en el ruck argentino, luego de la salida, y Camille López anotó un drop de 30 metros para volver a estar arriba 23-21.

Los Pumas fueron a buscarlo. Camille López tuvo la chance de sentenciar la historia con un penal a cinco minutos del final, pero la pelota se fue desviada. Argentina volvía a creer y a dos minutos para el cierre, Gael Fickou cometió una infracción en mitad de cancha que le daba el penal soñado a los argentinos. Emiliano Bofelli se hizo cargo para ganar el partido en la última jugada, pero falló un penal que no era accesible por el ángulo y la distancia. Francia se llevó la victoria de un partido que se venía jugando desde el sorteo que se realizó el 10 de mayo de 2017.

La patada de Emiliano Bofelli que pudo haberle dado la victoria a Los Pumas sobre el final.

Queda la sensación de que Francia se llevó el partido con poco. De que Los Pumas regalaron 35 minutos del primer tiempo, del partido que se habían puesto como objetivo. A este nivel, esas ventajas se pueden pagar tan caro como quedar afuera de un Mundial en el grupo de la muerte. La reacción del segundo tiempo deja una luz de esperanza de que Argentina tiene con qué para buscar una clasificación que se puso difícil.
Restan tres partidos sin margen para el error, para focalizar e ir uno por uno. El primero será Tonga el próximo sábado, luego llegará el intento de buscar la hazaña frente a Inglaterra, para reivindicar la historia de Los Pumas.

 

Más notas