sábado, abril 13, 2024

Brasil se quedó con el partido en un final para el infarto

Por Rodrigo Cabrera

En un encuentro muy parejo, el conjunto sudamericano redondeó un tercer cuarto muy bueno, donde sumó 26 puntos que le sirvieron para terminar por delante de Grecia en el marcador 79 a 78 en la ciudad de Nanjing. Sin embargo, en los últimos 4 segundos del partido los europeos tuvieron la posibilidad de empatar si convertían los tres tiros libres a su favor.

La selección helénica terminó, después de los dos primeros cuartos, 10 puntos arriba de Brasil. Los equipos se fueron al descanso y, para la segunda parte, el partido cambió. Anderson Varejão fue la figura brasileña con 22 puntos, 9 rebotes y 2 asistencias, quien ayudó a que terminen el tercero superando por 3 puntos a los griegos, y todo se definiría en los últimos 10 minutos.

Sin dudas, fue el tramo más parejo del partido. Los dirigidos por Aleksandar Petrović mantuvieron la diferencia y seguían arriba por 3 puntos a falta de 4 segundos para el final. En la jugada siguiente, una infracción de Didi Louzada, al que los nervios le jugaron en contra, hizo que el árbitro decretara que Grecia, con 2 segundos en el reloj, tuviera la oportunidad de lanzar tres tiros libres, necesarios para emparejar el partido.

El encargado de ejecutarlos fue Kostas Sloukas. El número 10 del equipo convirtió los dos primeros, ante la desesperación de todo Brasil. Debía lanzar el último y el que probablemente iba a sentenciar el empate del partido, ya que no había tiempo para mucho más. Pero su tiro quedó girando en el aro y Bruno Caboclo logró barrerla lejos del aro y del tablero. El cronómetro llegó a cero y Brasil consiguió un triunfo fundamental para acomodarse en el Grupo F y poder lograr el pasaje a la próxima instancia del Mundial.

 

Más notas