sábado, abril 13, 2024

Camerún – Nueva Zelanda, el partido que miró toda la Argentina

Por Tatiana Milani

Si le decías a los hinchas argentinos hace tres meses que iban a gritar un gol de Nueva Zelanda, no te creía nadie. O si le decías que ibas a maldecir que Camerún ganara por 2-1 con un doblete de Ajara Nchout y quedara al borde de la clasificación a la próxima ronda del Mundial, tampoco. Aunque tampoco te iban a creer si le decías que la Selección Argentina de fútbol femenino iba a tener récord de rating en la TV Pública, iba a  frenar a la gente en la calle para mirar el partido por la televisión de alguna vidriera, iba a hacerte emocionar hasta las lágrimas con una remontada histórica e iba a hacerte creer que otro deporte es posible.

Todo esto, y muchas cosas más, lograron las 23 futbolistas argentinas que viajaron a Francia para jugar tres partidos enormes. Un empate frente a Japón, equipo campeón del mundo en 2011 y último subcampeón, que demostró que estas pibas sabían lo que tenían en frente y, hasta en la última pelota, dieron todo por defender su arco. Una derrota por la mínima contra Inglaterra, clara candidata a levantar esta copa del mundo, que agrandó la imagen de la arquera Vanina Correa y la expuso por todo el país contando la historia de una mujer, como muchas otras, que dejó de practicar el deporte para ser madre y regresó. Por último, el encuentro ante Escocia, por el cual no existen adjetivos para explicar la actuación del conjunto albiceleste.

Por esto, la vuelta de este equipo a Argentina no será con un aire de decepción ni de pérdida, será con la frente bien alta porque lograron algo mucho más profundo que la clasificación a los octavos de final. Llegarán y tendrán millones de seguidores nuevos, llegarán y sonarán sus teléfonos para felicitarlas por su maravillosa actuación frente a potencias mundiales, llegarán y tendrán propuestas de clubes en el exterior para jugar profesionalmente, llegarán y un país entero las va a reconocer por la calle, llegarán y los libros de la historia del deporte tendrán varias páginas nuevas que cuenten esta gran hazaña. Porque ese es su mayor logro y es lo que se propusieron cuando empezó esta locura en la cancha de Arsenal ante 12 mil personas: generar el cambio en la mentalidad de los hinchas argentinos que llevan el fútbol en la sangre y no entienden de géneros.

Más notas