miércoles, febrero 28, 2024

Van Es lee a van Gogh

Por Nicolás Resnizky

En una habitación en las afueras de Saint-Rémy, Francia, un tipo escribe una carta. A sus 36 años, acaba de pintar su obra maestra. Holandés, entre los holandeses, ese tipo se llama Vincent van Gogh y el cuadro es La noche estrellada. En la carta le expresa una declaración de principios a su hermano Theo: “No olvidemos que las pequeñas emociones son las grandes capitanas de nuestras vidas y que las obedecemos sin saberlo”. 130 años después y en la otra punta de Francia, Kika van Es le hace caso.

En un video que publicó el seleccionado holandés en las redes sociales hoy a la mañana, van Es se confiesa: “cuando ayer me enteré que iba a ser titular, pasé de lágrimas de tristeza a lágrimas de felicidad”. Esto se debe a que su participación en el Mundial estuvo en duda hasta el último minuto. En el último amistoso previo a la Copa del Mundo, contra Australia, la lateral izquierdo del Ajax se fracturó la muñeca izquierda y despertó fantasmas del pasado. En un partido contra Grecia por la clasificación al Mundial 2015, van Es sufrió una doble fractura en la pierna, que le quitó la posibilidad de participar en el primer Mundial de la historia de Holanda.

Con el temor de que la historia se volviera a repetir, la futbolista de 27 años decidió operarse de urgencia. Ante el desconocimiento sobre si van Es llegaría en condiciones a Francia, la entrenadora Sarina Wiegman decidió incluir en la lista a Aniek Nouwen, siendo la única selección que llevó a 24 futbolistas a la Copa del Mundo.

Con una sola semana de entrenamiento luego de su recuperación, van Es logró hacerse un lugar en el equipo titular y finalmente conseguir su debut mundialista en la victoria de Holanda por 1-0 contra Nueva Zelanda. Haciendo tándem por el sector izquierdo con la figura del partido, Lieke Martens, la defensora tuvo más tareas ofensivas que defensivas. Salió reemplazada a los 70 minutos por Merel van Dongen, que tiró el centro para el gol agónico de Jill Roord.

Viajando en el micro con sus compañeras de equipo, luego de la victoria de su selección, van Es vuelve a agarrar el libro de van Gogh y lee: “es bueno amar tanto como uno pueda, porque ahí radica la verdadera fuerza, y el que mucho ama realiza grandes cosas”.

 

Más notas