jueves, julio 25, 2024

La venganza de Claudine en los pies de Le Sommer

Por Tatiana Milani

Eugénie Le Sommer, la jugadora número nueve de la Selección de Francia, marcó el primer gol de la Copa del Mundo también a los 9 minutos del debut frente a Corea del Sur y fue cuando tenía 9 años que su mamá le dijo que se iba a divertir jugando al fútbol, pero que no había nada para ella después de eso.

Claudine, la madre de la delantera, también fue futbolista, pero los prejuicios, la discriminación y la dificultad económica lograron que este deporte deje de ser una pasión para pasar a ser un martirio. Ella integró el plantel del Paris Saint Germain en 1982, en un momento en que el fútbol era exclusivamente para los hombres por considerarse demasiado rudo para las mujeres y una depreciación de la feminidad. Sin embargo, al ser madre todo se empezó a complicar y decidió dejar el conjunto parisino para empezar a practicar esta disciplina como un hobbie en distintos equipos de Francia hasta los 47 años.

A buena fortuna de Les Bleus y del Olimpique de Lyon, Eugénie no escuchó a su progenitora y llegó a ser multicampeona de la Champions League y la protagonista de su selección en un Mundial que disputan como locales. “Yo le decía: ‘cuando eres una niña, el fútbol es divertido. Puedes jugar con tus amigos y con los chicos de la escuela, puedes ganar partidos y marcar goles, pero no hay nada para nosotras después de eso. Hasta la llevé a practicar judo para que se olvide de la redonda”, confesó su madre en una entrevista para Telegraph.

Eugénie es la segunda máxima goleadora del conjunto nacional, solamente  está a siete goles de superar a Marinette Pichon que marcó 81 tantos en toda su carrera con la camiseta azul. Algo que su mamá no se imaginaba: “Estoy muy feliz por ella, por el fútbol femenino. También hay una sensación de vengarse de todos los que me criticaron a lo largo de los años; a todas aquellas personas que dijeron que era un deporte masculino, que el fútbol era violento y que me lastimaría…”. Para todos ellos y para muchos otros que también lo piensan, acá está la número nueve francesa.

 

Más notas