martes, junio 25, 2024

Yael Oviedo: “Ninguno quiere volver a jugar en España”

Por Tomás Tesoriere

España es el tercer país, por detrás de Italia y Estados Unidos, con más fallecidos del mundo por el coronavirus. Las cifras son muy altas lo que generó que se suspendieran todas las actividades deportivas y se decrete una cuarentena obligatoria hasta el 26 de abril como mínimo. Allí se encuentra Yael Oviedo, delantera convocada a la selección argentina de fútbol.

La entrerriana reside en las afueras de Madrid donde convive con la otra futbolista de la mayor, Ruth Bravo. “La situación es jodida acá. El gobierno español se dio cuenta tarde de todo. Hasta que no se decretó la cuarentena todo el mundo estaba en la calle”, opinó la jugadora del Rayo Vallecano

El 23 de marzo se dictaminó la suspensión de La Liga tanto en masculino como en femenino. Desde ese día la Real Federación Española de Fútbol intenta buscarle una solución al asunto. “Aca ninguno quiere volver a jugar, ni varones ni mujeres. Hacemos un deporte que lo fundamental es lo físico y la salud de cada uno”, aclaró la delantera.

El gran problema de todo el encierro es la pérdida de ritmo y de musculatura. Por eso los preparadores físicos  buscan la manera de crear rutinas durante la cuarentena. Oviedo explicó: “Nos mandaron unos entrenamientos con lo que tenía cada una en su casa. Nosotras con “chule” (Bravo) tenemos que enviar todas las semanas datos de nuestro peso”. Además Ruth agregó que la concordiana es la que se encarga de controlar las comidas y los entrenamientos.

En Argentina hubo un gran revuelo por las declaraciones del jugador de Boca, Carlos Tevez, que dijo que un futbolista puede vivir hasta 6 meses sin cobrar. En el caso de las argentinas, Yael aclaró: “Nos pagaron hasta el mes pasado el 100% pero ahora en abril nos rebajaron al 30%. Nos pareció bien ya que hay otras personas con más necesidades que nosotras. Hoy en día los futbolistas tanto masculinos o femeninos pueden vivir sin uno o dos sueldos”.

“Este año se firmó un convenio para que las jugadoras estén 100% dedicadas al club. Hay un subsidio muy importante en caso de quedar embarazada. El club se tiene que hacer responsable”, agregó Bravo sobre la profesionalización del fútbol femenino en Europa.

Muchos argentinos intentaron volver durante la crecida del COVID-19. Ante esto las futbolistas explicaron: “Obviamente pensamos en ir a casa pero no podemos entrar al país. Aunque retornemos a entrenar en agosto no nos podemos ir. Me gustaría poder estar con nuestras familias porque acá los días son todos iguales. Hay personas que están peores que nosotras. Por suerte tenemos para comer y podemos entrenar. Intentar estar lo más positiva posible.”

 

 

 

 

 

 

Más notas