26.2 C
Buenos Aires
martes 6 - diciembre - 2022

Futsal en la Argentina: más ganas de ganar que dinero

Por Federico Obregón

El futsal en Argentina crece año tras año y en gran parte se debe a los títulos que la Selección consiguió desde 2016 (campeones y subcampeones del mundo, en tres oportunidades y campeón de la Copa América). Un largo camino que transformó a la Selección en potencia y clubes de barrio que ayudaron a que suceda, pero que todavía no alcanzó su techo.

Recién en la década de 1980, Joao Havelange, presidente de la FIFA y de la Confederación Sudamericana de Futsal, convocó a exdirigentes y les propuso integrar el fútbol sala al máximo ente. Una de las federaciones a las que llamó fue a la AFA, presidida por Julio Humberto Grondona. Así fue como Grondona llamó a los clubes con los que tenía mayor cercanía y les propuso crear el primer torneo de futsal en 1986, año en el que salió campeón Rosario Central, y al siguiente Newell’s.

A finales de los 90, en la AFA se hizo difícil que clubes afiliados se inscribieran en los torneos, por eso se determinó abrir el espacio para los clubes de barrio, entre los más relevantes están Pinocho y su clásico rival, 17 de Agosto. En la actualidad son 88 clubes y el único que sale del ámbito del AMBA y La Plata es Newell’s.

Cuando Diego Giustozzi asumió como entrenador de la Selección mayor a mediados del 2014 fue el momento bisagra para que el deporte tenga un cambio muy grande y se convierta en uno de los más practicados en el país. La Copa América 2015 fue importante, pero el campeonato del mundo de 2016 en Colombia conseguido de la mano de Fernando Wilhelm, capitán del equipo y mejor jugador del Mundial (foto), fue la clave para un crecimiento más estable.

Copa Mundial de Fútsal FIFA Colombia 2016: Argentina logra su primer título al vencer 5-4 a Rusia en la final - CONMEBOL

Wilhelm tiene 40 años y a mediados de 2020 retornó a la Argentina tras una larga trayectoria en Europa, en países como Italia, Portugal y Croacia, para jugar en uno de sus clubes de origen, Pinocho, institución en la que además es el dueño de la confitería junto a su esposa Jimena Corazza. Wilhem ve al futsal como una etapa muy importante en la que tuvo experiencias que quizá no hubiese llegado a tener con otra actividad: “Hoy es una diversión, lo hago de forma profesional porque eso depende de mí, pero lo disfruto más que en años anteriores donde la presión la manejaba de otro modo”.

En la confitería de Pinocho, a Wilhelm lo acompaña su cuñado Germán Corazza, jugador de Platense, que vistió la camiseta de Argentina entre 2011 y 2013. Entre sus actuaciones más destacadas están las Eliminatorias del Mundial 2012 disputadas en Brasil. La Selección se clasificó en primer lugar luego de vencer a Paraguay por 7-6 en penales, aunque después fue eliminada en cuartos de final ante Brasil, que luego fue campeón del mundo en Tailandia.

Pero Corazza no siempre se dedicó al futsal. Además de su trabajo actual en Pinocho como mozo, estudió y se recibió de periodista deportivo. En 2013 tuvo un paso bastante rápido por Italia, en el Real Rieti, donde no pudo jugar mucho porque su ciudadanía tardó dos meses y medio en llegar, por lo que decidió retomar a la Argentina en 2014.

En Argentina el Futsal todavía es amateur y en Europa los jugadores profesionales pueden vivir del deporte. Wilhelm analiza a los futbolistas argentinos con mucha picardía, que la mayoría no tienen miedo a arriesgar y tienen más potrero de lo que se puede encontrar en el Viejo Continente, donde son más organizados y muy disciplinados en la táctica.

Wilhelm y Corazza coinciden en que en la actualidad no se mueven fichas para que el deporte se vuelva profesional. La economía en los clubes de barrio es algo que aún no se puede mejorar, con la falta de patrocinadores en la Liga Nacional se les hace más complicado. En los de Primera hay presupuesto, casi en todos los equipos cobra el plantel entero, así sea un viático o algo mínimo. Los jugadores de mayor trayectoria, experiencia y renombre cobran un sueldo distinto, o en algunos casos se le otorga un arreglo laboral, que puede ser un sponsor de la institución o de la actividad, es decir, que en la semana mientras tienen sus entrenamientos con trotes, gimnasio, movimientos de balón, se les recompensa con un trabajo en el club.

Para Lucas Bolo, jugador de la Selección, el título del mundo en 2016 dio un cambio para bien, porque tanto la Liga Nacional como los jugadores empezaron a ser tenidos en cuenta por los equipos del exterior y por la misma gente de Argentina. A finales de 2021,Bolo se integró al Italservice Pesaro C5, equipo en el que consiguió el Scudetto, pero en el medio fue jugador de San Lorenzo, allí levantó la Copa Libertadores. 

Bolo admitió que cuando se llega a un club extranjero hay que pagar el derecho de piso, para conseguir más minutos de juego, pero que del lado físico en Argentina no se necesitan muchos cambios para competir en las ligas más importantes del mundo: “Hay que mejorar la estructura para que la gente pueda disfrutar del espectáculo como se debe”, dice Bolo sobre el avance para que la actividad crezca aún más en Argentina.

Alan Brandi, goleador de la Selección, considera el futsal como una pasión, aunque empezó a practicarlo muy tarde. Estudió la carrera de periodismo en la Universidad Complutense de Madrid e hizo una pasantía en el diario El Mundo. Pero cuando le surgió la chance de ser jugador del deporte que era su hobbie no lo dudó y a sus 19 años debutó en el Colmenarejo Fútbol Sala. Allí estuvo hasta los 23, al mismo tiempo siguió la ocupación de hombre de los medios, luego llegó al Inter Fútbol Sala en 2011 y desde ahí empezó el camino a ser el deportista profesional que es hoy en día. 

Brandi debutó en la Selección en 2015, de la mano de Diego Giustozzi y desde ese entonces es el autor de los goles importantes, como lo sigue siendo con Matías Lucuix como nuevo entrenador de la Albiceleste. Fue el goleador de su equipo en el Mundial de Lituania 2021 y autor del gol en la final de la Copa América ante Paraguay en 2022. Brandi nunca imaginó tener estos logros en la Selección, solo cumplió el sueño de jugar con la camiseta de su país: “No tenía en mente que íbamos a conseguir tanto y fue una alegría inmensa, ver que el futsal crece y que cada vez hay más chicos que están capacitados para representarnos y dejar a Argentina en lo más alto”.

Final mundial fútsal: Alan Brandi, el Messi español que sí se consagra con Argentina | Deportes | EL PAÍS

Al igual que Lucas Bolo, Brandi (foto) es otro de los jugadores que pueden permitirse el lujo de vivir del futsal, como en muchas ligas en Europa, algo que esperan que pase pronto en la Argentina. Del plantel que integra la Selección actual, solo los dos arqueros suplentes, Lucas Farach (Kimberley) y Guido Mosenson (Boca)  juegan en el país. Damián Stazzone, quien se retiró de la Albiceleste luego del Mundial de Lituania, retornó al Ciclón en julio de 2022 luego de una corta temporada en el CMB Matera Loan de Italia, y se sumó como ayudante de campo en el cuerpo técnico de Matías Lucuix en la Selección mayor.

Sebastián Sgarra es uno de los encargados de la comisión del futsal en AFA. Jugó 14 años y se retiró en Vélez en 2018. Es otro de los que creen que está lejos de profesionalizarse, porque antes hay que cambiar mucho en infraestructura y ayudar a que los clubes que compiten en AFA tengan su propia cancha: “Hay demasiadas instituciones que vienen con mucho trabajo hace tiempo para que se pueda ver algo más grande, vistoso y ejemplar”.

Sgarra trabaja en un sindicato de lunes a viernes de 9 a 17 y en All Boys también es encargado de la comisión de futsal: “Todo lo que es futsal, más que nada en el club, es pérdida, uno le pone mucho tiempo, pone plata de su bolsillo, no tengo sueldo, el club tampoco baja dinero a la actividad, es todo muy ingrato”.

A pesar de que queda mucho por mejorar, el cambio que otorgaron los entrenadores abrió camino para que una nueva generación vea el futsal como un deporte de jerarquía, lo refleja la estadística que cuenta a más de 25 mil chicos y chicas en el país que se entrenan en más de los 500 clubes de barrio. Giustozzi y Lucuix pusieron fin a un reinado de Brasil y España en los Mundiales, lo que demuestra que en Argentina juegan más las ganas de ganar que el dinero.

Modric, un refugio para el buen juego

Por Matías Biondi 

Nunca rendirse. Esa frase define a Luka Modric, quién a través de la pelota pudo encontrar una salida a una infancia marcada por los conflictos bélicos.

Nacido en la localidad de Zadar, actual Croacia, fue donde vivió durante cinco años hasta que en 1991 estalló la Guerra de independencia croata en la extinta República de Yugoslavia. Ante esto, tanto Luka como su familia se vieron obligados a escapar hacía zonas más seguras dejando atrás el horror. Durante su desplazamiento tanto él como su familia serían testigos de cómo su abuelo fue asesinado por fuerzas serbias frente a sus ojos.

Tras dejar la guerra, pudo regresar a su pueblo natal donde pasó dos años viviendo en un hotel para refugiados afectados por el conflicto. Fue en el estacionamiento de ese lugar donde descubrió la pasión que cambiaría su destino: el amor por la pelota. Mientras jugaba con otros niños en la misma situación, fue el dueño del hotel y dirigente del NK Zadar, quien al verlo jugar decidió llevarlo a entrenar con el equipo juvenil.

A pesar de mostrar un gran potencial en la cancha, su apartado físico le jugó en contra a la hora de ser ojeado por clubes más importantes, como el Hajduk, del cual era hincha y que lo rechazó por ser “bajo y flaco”. Sin embargo, no bajó los brazos hasta que cuando cumplió 16 años, el Dinamo Zagreb, el más ganador de la liga croata, lo terminó fichando como su futura promesa.

Sus buenas temporadas en el Dinamo, llevaron a dar el salto a la Premier League al incorporarse a las filas del Tottenham Hotspur, para posteriormente llegar al Real Madrid en 2013 donde se ha convertido en un referente y pieza clave del club con el que consiguió cinco Champions League. 

Más que un referente, Modric es un ejemplo de vida para los casi cuatro millones de habitantes de Croacia, finalista en Rusia 2018 de la mano de un futbolista modelo para futuras generaciones de jóvenes que sueñan con triunfar jugando al fútbol. 

De victorias históricas y goleadas insólitas: el año de Los Pumas

Por Felipe Meaños

El 2022 marcó la vuelta a la normalidad para un seleccionado argentino que padeció como ningún otro los años de pandemia. Luego de perder la competencia de élite que representaba la presencia en el Super Rugby y disputar partidos como visitante en condiciones más que adversas, este año, con staff renovado y la noticia de tener seis compromisos como local (tres en junio-julio y tres más en el Rugby Championship), Los Pumas se vieron con la posibilidad de reacomodarse en la escena internacional. El saldo, en números, fue negativo, ya que obtuvo cinco victorias y ocho derrotas en los trece encuentros disputados, pero hay aspectos positivos y negativos en cuanto al juego que se fueron desarrollando a lo largo del año.

El año comenzó con tres partidos frente a Escocia, con victorias 26-18 en Jujuy y 34-31 en Santiago del Estero y una derrota 26-9 en Salta que dejaron una buena imagen en el juego y por la vuelta a la localía en provincias en las que no es tan frecuente ver al seleccionado.

Ya en el Rugby Championship, tanto la serie frente a Australia (26-41 y 48-17) como los dos cruces con Nueva Zelanda (25-18 y 03-53) quedaron igualadas, pero luego del histórico triunfo frente a los de negro (el segundo luego del 25-15 en Australia del 2020 y el primero en territorio neozelandés), dejaron una pequeña chance de pelear por primera vez el torneo, pero las dos derrotas frente a Sudáfrica (36-20 en Avellaneda y 38-21 en Durban) se encargaron de dilapidar esa posibilidad. 

Los últimos tres compromisos del año fueron en Europa, en el marco de la ventana de noviembre, que comenzó con el equipo de Michael Cheika superando a Inglaterra por 30-29 en Twickenham en un domingo que ilusionó pero no pudo ser sostenido en el tiempo, ya que una deslucida caída 20-13 ante Gales y una goleada en contra por 52-29 en el cuarto test del año frente al combinado escocés dejaron más dudas que certezas para analizar este año.

En cuanto al juego, se vio cierto crecimiento en cuanto a lo colectivo en el principio del año, pero una falla recurrente en dos piezas claves atentó contra esto: Cheika sigue sin encontrar regularidad en los dos conductores. Durante todo el año, el australiano apostó por sostener como apertura al cordobés Santiago Carreras, que originalmente es wing y sigue jugando de esa posición en Gloucester (Inglaterra), y como medio scrum al mendocino Gonzalo Bertranou. La falta de roce en el puesto del primero, sumada al año irregular del segundo, que supo tener grandes momentos con Los Pumas hace no tanto tiempo, preocupan de cara al Mundial del año próximo y atentan contra el ritmo de un equipo al que cada vez le cuesta más tener la pelota, debido a otro factor negativo que se vio este año: la indisciplina. Si bien el seleccionado nacional recibió once tarjetas amarillas y una roja en todo el año, menos de una por partido, varias de ellas fueron en momentos clave, como la expulsión a Marcos Kremer en el último compromiso ante Escocia, por un innecesario penal que cometió en un ruck, dejó al equipo con 14 jugadores con una victoria parcial 8-7 promediando el primer tiempo, o las amonestaciones a Bertranou y Carreras en la caída frente a los Springboks como locales, también en la primera mitad.

Por otro lado, también hay puntos altos, varios casos de jugadores que se afianzaron en el XV titular y fueron de lo mejor del año: el caso principal es el de Emiliano Boffelli, que fue el goleador del año, llegó a los 237 puntos en 50 caps con la camiseta argentina y que, además de como wing titular, se estableció como pateador, supliendo la falencia de Carreras en ese caso. Otro que parece haber llegado para quedarse es el mendocino Juan Martín González, el ala de 22 años combina su gran tamaño (1,91 metros de altura y más de 100 kilos de peso) con destrezas de back, velocidad, gran juego aéreo y vehemencia en el contacto, que le valieron ser el nombre que faltaba en una tercera línea que sale de memoria junto con Pablo Matera y Marcos Kremer (el primero integró el “Equipo del Año” de World Rugby como ala)..

Son tan solo cuatro partidos los que separan a Cheika y sus dirigidos del debut mundialista del 9 de septiembre en Marsella, nada más y nada menos que contra Inglaterra, en los que deberá ajustar algunos aspectos para redondear un equipo que, por nombres, pero sobre todo por potencial, llega como candidato, pero que todavía no llegó a su techo.

Leandro Augsburger: “El 10 de enero nos vamos a Europa, y el objetivo es entrar en cuadros de World Pádel Tour”

Por Ignacio Holze

Leandro Augsburger, de 18 años y nacido en Posadas, Misiones, es un jugador profesional de pádel argentino, número dos en el ránking nacional actual. Con 14 años fue convocado a la selección sub-16. En 2021, con 16 años ganó su primer título profesional en la Argentina junto al también misionero Alan Martíneẓ en la ciudad de Nogoyá. Ese mismo año hizo su debut tanto en el World Padel Tour (WPT) como en el American Padel Tour (APT). Luego de su gira por Europa, volvió a la Argentina para jugar el circuito profesional de la Asociación de Jugadores Profesionales de Pádel (AJPP) y en sólo tres meses de competencia logró posicionarse como el mejor jugador del circuito argentino, tras ganar seis torneos en nueve finales disputadas, incluyendo el máster final junto al pergaminense Juan Ignacio De Pascual. 

Actualmente compite junto a Valentino Libaak, con quien hizo historia al conseguir una victoria ante Pablo Lijó y Javier Ruíz en el cuadro principal del Buenos Aires Master Pádel, al cual ingresaron por wild card, y quedaron eliminados en octavos de final ante la pareja número uno de WPT y ganadora de aquel torneo, Juan Lebrón y Alejandro Galán. 

– En la semana del Bs As Master fue increíble lo que generaron con Valentino. En unos 16vos llenaron la cancha un miércoles a la tarde dos chicos de 18 y 17 años con wildcard. ¿Caen, con todo lo que pasó en el torneo? 

– Después de unos días pudimos caer con todo lo que pasó, pero es algo que todavía no se nos olvida con Tino (Libaak). 

– Tuvieron un gran partido con Lijó y Ruiz, que tuvo polémicas entre la gente y Pablo al final. ¿Hablaste con él?

– Con Pablo no pudimos hablar porque lo tuvieron que llevar con seguridad (luego del gesto en el que se agarró los genitales provocando al público), porque hubo mucho quilombo con el comportamiento de la gente, entonces no pudimos hablar con él y después no volvió a La Rural. 

– Estar con un sponsor muy fuerte como es Nox y la posibilidad de ir a Europa a entrenar. ¿Qué expectativas tenés para el próximo año en lo deportivo? 

– El 10 de enero del año que viene nos vamos con Nox a Europa, la idea es jugar, ganar partidos de WPT, entrar al cuadro principal. 

– Jugaste APT, AJPP, WPT ¿Cuál fue el que más te gustó? 

– Me quedo con World Pádel Tour, es al nivel que nos acostumbramos y nos gusta demasiado con Tino. 

– ¿Pensás tener la posibilidad de disputar algún Premier Pádel el año siguiente? 

– El próximo año, si podemos, obviamente, le vamos a meter al Premier, que sería un sueño pelearlo. 

– En algún momento has dicho que tu referente es Agustín Tapia y que si él te dice para compartir pista te cambiarías a drive. ¿Qué es lo que ves en Tapia que lo convierte en tu “ídolo”? ¿Te ves con algunas características similares? ¿Cuáles? 

– Hace mucho tiempo me dicen que somos iguales jugando, obviamente que él tiene más nivel y es más talentoso que yo. Me gustan todos sus golpes, su smash, su forma de defender, sus globos, por eso tenemos similares características.

– Luego de este nivel que mostraste en Bs As, ¿tuviste propuestas para el próximo año de algún jugador del WPT? 

– No todavía. Fue la primera vez que nos mostramos y la idea es que nos sigan viendo el año que viene, pero ojalá que llegue alguna oferta. 

– ¿Y te ves peleando por el título del Máster de Bs As en 2023? 

– Ojalá pueda pelear el año que viene, sería un sueño tratar de jugar en Argentina de vuelta. 

– ¿Te parece hacer un juego y decir el mejor jugador en cada golpe? 

– Dale 

– ¿Smash plano? 

– Fernando Belasteguín 

– ¿Smash x3? 

– Agustín Tapia 

– ¿Bandeja? 

– Fernando Belasteguín 

– ¿Volea derecha? 

– Fernando Belasteguín 

¿Volea Revés? 

– Alejandro Galán 

– ¿Globo? 

– Fernando Belasteguín 

– ¿Defensa?

– Alejandro Galán 

– ¿Salida derecha?

– Fernando Belasteguín 

– ¿Salida Revés?

– “Paquito” Navarro

Tylor Adams: “Demostramos que tenemos mucho potencial para el Mundial 2026”

Por Ignacio Holze

El capitán de la selección estadounidense de fútbol reconoció que tienen mucho potencial para el Mundial de 2026, en una conferencia luego de perder por 2-0 y quedar eliminados en octavos de final de la Copa del Mundo de Qatar 2022 ante Países Bajos.

El mediocampista de Estados Unidos lamentó que hayan quedado eliminados tan temprano del Mundial, pero también destacó que el conjunto dirigido por Gregg Berhalter es un plantel muy joven y llegará mejor para la próxima Copa del Mundo. “Hoy demostramos que tenemos mucho potencial y vamos a estar listos cuando llegue el momento”, sentenció Adams.

Emiliano Martínez: “De las batallas se hacen los guerreros”

Por Santina Cova

Quiero hacer historia con esta camiseta”, declaró Emiliano Martínez luego de la clasificación a los cuartos de final del Mundial. Un baldazo de agua fría a tiempo frente a Arabia Saudita, dos partidos para volver a jugar a “La Nuestra” contra México y Polonia y unos octavos de final que paralizaron a 45 millones de argentinos que, pese a sufrir hasta el final, mantuvieron la ilusión intacta.

Los 90 minutos habían terminado, se jugaba el adicional y a falta de uno, Martínez se agigantó en el arco y en su primer Mundial ratificó su jerarquía. Garang Kuol, en un silencio que sonó a pesadilla, se enfrentó mano a mano con el arquero argentino que -como nos tiene acostumbrados- fue una muralla que salvó a este equipo, una vez más.

Soy consciente de que para conseguir grandes cosas necesitas un gran arquero y nosotros tenemos al mejor”, dijo Rodrigo De Paul dando indicios de la confianza del grupo. Que se empezó a construir en la Copa América, siguió su paso en las Eliminatorias y se consagró esta tarde. El rival puede no aparecer durante todo el partido, pero cuando lo hace, este equipo sabe que en el arco está Dibu, el que juega con el corazón.

“Se que tengo el peso de 45 millones de argentinos en la espalda”, declaró Martínez luego del partido contra México. Una mochila cargada de ilusiones, de presiones, pero sobre todo de sueños por cumplir. Arabia fue el golpe a tiempo que Argentina necesitaba, pero uno duro para él, que solo pensaba en revertir la situación. El peso de ser el arquero de la Selección Argentina, que demanda no solo hacerle frente a su historia sino lograr ser cada vez más grande. Y El Dibu le hace frente de la mejor manera, sintiendo la camiseta a tal punto de llevarla en la cabeza como parte de su corte de pelo. 


Soy consciente de que para conseguir grandes cosas necesitas un gran arquero y nosotros tenemos al mejor”, dijo Rodrigo De Paul.

El abrazo final entre Martínez, Enzo Fernández y Nicolás Otamendi fue el apretón de esos 45 millones de argentinos que carga sobre su espalda. El de Mar del Plata, su ciudad natal, que salió a las calles con una bandera que tenía escrito “Dibu te amamos”, en representación del sentimiento de un país que sigue soñando. 

La ilusión intacta y las ganas de ir por más fueron descriptas a la perfección en esa atajada. Él mismo dijo que no podía fallarle a sus compañeros después del partido que habían jugado. Y suele pasar con la selección que le toca padecer de vez en cuando, pero este equipo sin dudas aprendió a sufrir, porque como dijo El Dibu, “de las batallas se hacen los guerreros”.

La nueva obra de Messi en su función número 1000

 Por Facundo Papazian

En su partido número 1000 como profesional, Lionel Messi convirtió el primer gol en la victoria 2 a 1 a Australia en el estadio Ahmad Bin Ali y lideró la clasificación a los cuartos de final del Mundial Qatar 2022, en el que enfrentará el próximo viernes 9 de diciembre a las 16 a Países Bajos, que viene de vencer a Estados Unidos por 3 a 1.

El 10 abrió la cuenta a los 35 minutos del primer tiempo, cuando al equipo le costaba ocasionar peligro al arco de Mathew Ryan. Tras el tanto, Argentina cambió y dominó, incluso después del descuento de Australia con el gol en contra de Enzo Fernández a los 77; siempre con su máxima figura como protagonista, con su gambeta y pases filtrados la victoria podía haber sido más amplia.

“Pudimos ponernos en ventaja, anotar el segundo y controlar el partido. Ellos nos marcaron y nos complicaron un poco al final, pero esto es un Mundial y es así. Creo que lo podríamos haber sentenciado. Sacando la última que tapa Dibu (Martínez) no sufrimos demasiado”, opinó el delantero de 35 años, quien en los momentos clave del encuentro mostró lo líder que es y su importancia en el equipo.

El capitán de la selección convirtió su noveno gol en Copas del Mundo (tercero en esta edición) en 23 partidos, superando a Diego Armando Maradona (ocho) y quedando a uno de Gabriel Batistuta, máximo anotador de la Albiceleste en este certamen. Además, el jugador con más presencias con la camiseta de Argentina (169) metió su primer tanto en rondas eliminatorias de un Mundial.

“Son sensaciones increíbles; es una locura compartir un momento de felicidad tan grande con la gente. Sabemos del esfuerzo que hicieron para venir hasta acá. También les agradecemos a los que nos alientan desde nuestro país”, declaró el jugador campeón de la Copa América 2021, que al término del partido cantó junto a todo el plantel frente a la hinchada.

Otamendi, aquel villano que hoy es un héroe

Por Pedro Moreno Polak

Durante muchos años, Nicolás Otamendi fue de los jugadores argentinos más criticados. Formó parte de la famosa e inolvidable camada de las finales perdidas, tuvo que bancarse las malas, soportar eliminaciones dolorosas. Pero dio vuelta completamente la situación y hoy es uno de los jugadores más regulares de la selección e, incluso, uno de los mejores del Mundial hasta el momento. 

Titular en los cuatro partidos que jugó el equipo de Lionel Scaloni. Compartió la zaga con Cristian Romero y con Lisandro Martínez por separado y por momentos jugaron los tres juntos. El jugador que venció en más duelos individuales en lo que va de la Copa del Mundo. 26 veces ganó contra los distintos atacantes de Arabia Saudita, México, Polonia y, hoy, Australia.

El partido de esta tarde del ex Vélez no tuvo errores. El gol australiano llegó por un zapatazo desde afuera del área y un desvío en Enzo Fernández, por lo que no se le puede adjudicar ningún desliz al defensor central. Hoy, hasta llegó a darle la asistencia a Messi para el primer gol. 

Si hay algo fundamental para ganar un Mundial, o al menos llegar lejos, es tener un arquero y una buena zaga central. Argentina cuenta con eso y ya está entre las ocho mejores selecciones de Qatar 2022. 

No caben dudas de que Otamendi revirtió su situación personal de hace algunos pocos años. Esa de las críticas y de los “no vuelvas más a la selección”. Se ganó el respeto de los argentinos y del mundo. Hoy es el defensor más efectivo del Mundial.

Países Bajos es la figurita repetida en cinco mundiales

Por Facundo Novo

La Selección Argentina venció este sábado 2 a 1 a Australia, avanzó a los cuartos de final del Mundial de Qatar 2022 y se medirá ante Países Bajos, seleccionado que ya le tocó enfrentar en esta instancia en el Mundial de Francia 1998 cuando cayó por 2 a 1. Sin embargo, hay otros dos antecedentes que ilusionan a los argentinos.

El seleccionado dirigido por Lionel Scaloni volvió a ganar, esta vez con goles de Lionel Messi y Julián Álvarez y se metió entre los ocho mejores equipos de la Copa del Mundo. Por esto, el próximo 9 de diciembre se enfrentará a Países Bajos, que había eliminado a Estados Unidos horas antes. Al conjunto neerlandés, Argentina ya lo había enfrentado en cinco oportunidades mundialistas.

En esta instancia y frente a al mismo rival, pero 24 años atrás, fue derrota argentina. En aquel entonces, la selección conducida por Daniel Passarella había comenzado perdiendo a los 12 minutos, pero cinco más tarde Claudio el Piojo López empató el encuentro. Cuando el partido parecía que iba a ir al tiempo extra, Dennis Bergkamp a los 90 puso el 2 a 1 final.

Sin embargo, 1978 y 2014 son de los recuerdos más felices para la Selección y justamente, ante este adversario. En la Copa del Mundo organizada en Argentina, se jugaba una primera parte con cuatro grupos de cuatro equipos cada uno, en el que los dos mejores avanzaban a una segunda ronda. Luego, en esta fase constituida por dos bombos de cuatro equipos cada uno, permitía a los que saliesen primero llegar a la final. Allí fue cuando el conjunto dirigido por César Luis Menotti le ganó 3 – 1 a Países Bajos y consiguió su primer Mundial. En Brasil 2014 (con el formato actual), Argentina venció al país europeo por penales, tras empatar 0 – 0 en los 120 de juego. En la tanda, Sergio Chiquito Romero contuvo dos tiros desde los 12 pasos y permitió pasar al equipo capitaneado por Lionel Messi a la final.

En aquel primer cruce en 1974, frente a un equipo europeo con figuras de la talla de Johan Cruyff y Johan Neeskens, el seleccionado perdió  4 a 0 en un partido perteneciente a la segunda ronda, en el que Argentina quedó última y Países Bajos primera. Además, jugaron en la fase de grupos del Mundial de Alemania 2006. Allí empataron 0 a 0 y ambos avanzaron a octavos de final (Argentina 1° y Países Bajos 2°).

 

Irán y la amarga espina de siempre: el pase de ronda

Por Victoria Schirmer

Irán se despidió del Mundial Qatar 2022 tras caer 1 a 0 con Estados Unidos, y nuevamente quedó a un paso de entrar a octavos de final. 

El país clasificado a la próxima ronda del grupo B se conocería después del partido entre el combinado iraní y el seleccionado norteamericano; al conjunto de Medio Oriente le bastaba un empate, mientras que el equipo que dirige Gregg Berhalter estaba obligado a ganar. El gol de Christian Pulisic a los 38 minutos y la imposibilidad de igualar el tablero, resultó en la eliminación de los asiáticos.

Esta es la sexta participación que tiene la selección de Irán en una Copa del Mundo -la primera fue en Argentina ’78- y también, la sexta vez que queda afuera en fase de grupos.