jueves, julio 25, 2024

De los potreros de Guayaquil, a la élite de Europa y la esperanza de La Tri

Por Román Pedersen

Iniciado en la Academia Alfaro Moreno, con pasos por Emelec y Patria, Kendry Páez es un futbolista ecuatoriano de 17 años que desde los 12 está en Independiente del Valle. Allí, se formó, creció y aprendió lo necesario para ser considerado como la perla del fútbol nacional.

Guayaquil, fundada a mediados del siglo XVI, es la ciudad más poblada de la República del Ecuador con más de dos millones de habitantes, es el principal punto de acceso de los cruceros a las Islas Galápagos y desde sus orígenes, debido a su ubicación geográfica, es un eje clave para la llegada y partida de productos en el mercado marítimo; así, se la conoce como La Perla del Pacífico. En aquella ciudad nació Kendry Páez, la perla del fútbol ecuatoriano que la rompe en Independiente del Valle y ya tiene un futuro asegurado en Inglaterra.

Nacido el 4 de mayo del 2007, Páez, que creció en Durán y la isla Trinitaria, se destaca por ser un zurdo talentoso, ágil, gambeteador, creativo y de gran pegada. Juega de mediocampista ofensivo, o extremo derecho en caso de ser necesario, y porta el número 16 en su camiseta, pero tiene alma de 10. Muy al estilo potrero. 

Actualmente defiende los colores de IDV, aunque su pase corresponde al Chelsea inglés, club que lo compró a cambio de 20 millones de euros. Sin embargo, para contar con él deberá esperar a 2025, una vez que Dima, apodado así por sus compañeros de los seleccionados juveniles de su país, cumpla la mayoría de edad.

Dima es la máxima figura del conjunto negriazul, al punto que, con 17 años recién cumplidos, ya lleva cuatro goles y tres asistencias en la actual temporada de la LigaPro, así como también un tanto y dos pases-gol en el grupo F de la Copa Libertadores, certamen del cual quedó eliminado y jugará la Sudamericana. Además, es el máximo asistidor y segundo artillero de su equipo en la Serie A de su país y, por si fuera poco, con aquella anotación por Libertadores ante Palmeiras de Brasil, se convirtió en el ecuatoriano más joven en romper las redes del torneo.

Su debut profesional con El Matagigantes se dio el 25 de febrero de 2023, cuando Martín Anselmi, entrenador argentino, confío en él y con 15 años y 298 días lo mandó al terreno de juego. Kendry no falló: convirtió un gol en la victoria por 3 a 1 sobre Mushuc Runa y es el futbolista de menor edad que convierte con el club de Sangolquí. Allí, siempre fue conocido como la gran promesa de la cantera. Y no estaban equivocados.

Sus inicios se dieron en Huancavilca y en la Academia Alfaro Moreno, lugar en el cual con cinco años ya generaba interés debido a sus gambetas y goles. Así, a los 12, llegó a IDV para crecer futbolísticamente en las inferiores, luego de pasos por Emelec y Patria, también clubes de su nación. Pero además defendió los colores del Barcelona de su país, aunque los dirigentes decidieron no invertir en juveniles y el volante se enamoró, a primera vista, de la que sería su nueva casa en toda la infancia y adolescencia. 

En las formativas del conjunto vallense disputó varios torneos, entre ellos la Copa Mitad del Mundo, un certamen sub 18 donde las mejores 16 canteras de siete países del continente sudamericano presentan sus joyas al mundo.

En el medio estudió en la escuela del Negriazul y posteriormente completaría la secundaria. Allí, en el colegio de su equipo, el pequeño Páez sólo pensaba en fútbol. Sus útiles escolares, bolas de papel e incluso borradores de pizarrón, le servían para hacer una pelota y jugar, algo que desde los cinco años tiene presente en su vida. Sin embargo, la pasión no lo cegaba de su objetivo escolar: aprobar y ser un buen alumno. Kendry lo logró. Se perdía los recreos para hacer las tareas y luego poder entrenar, pero el sacrificio valió la pena. En febrero de 2024 se graduó y completó el ciclo en tiempo y forma; aunque mientras cursaba empezaría el amor con su Selección.

La Joya con La Tri comenzó su historia como todo jugador: desde juveniles. Disputó primero el Sudamericano Sub-17, en el cual fue el mejor de Ecuador tras marcar dos goles (entre ellos, a la Argentina) y brindar seis asistencias, para luego decir presente en el Mundial Sub 20; aunque su presencia no estuvo asegurada. Su club no lo quería dejar ir, ya que estaban en plena competencia. Sin embargo, Anselmi lo cedió y Kendry fue titular en los cuatro partidos del torneo. Además, anotó un tanto ante Fiji y entró en la historia del certamen. Nuevamente, el jugador más joven en convertir. 16 años y 22 días.

Romper récords se hizo algo cotidiano en la corta, pero agitada carrera de Páez. El entrenador español Félix Sánchez Bas lo convocó para los partidos de fecha FIFA ante La Albiceleste y Uruguay, correspondientes a las primeras dos fechas de las Eliminatorias Sudamericanas del Mundial de 2026. El 12 de septiembre, ante La Charrúa y con 16 años y 135 días, tuvo su primer encuentro con la Selección Mayor al partir como titular; lo que le permitió ser el debutante más joven en la historia de su país. Superó a Jorge Bolaños y estuvo cerca de superar la marca continental, defendida por Diego Armando Maradona (16 y 130).

La cosa no queda ahí, sino que para la tercera fecha del torneo internacional, y por ende su segunda gira, el volante de 1,77 metros se hizo gigante en la altura de La Paz. Ante Bolivia formó parte del 11 inicial y sobre el final del primer tiempo, el número 16, que tiene como referente a Ángel Di María (futbolista argentino), hizo una jugada al estilo de su ídolo. Tomó la pelota en mitad de cancha recostado sobre la banda derecha y desde aquella posición comenzó a correr. Le sacó una gran diferencia a su marcador de punta, que a pesar de los esfuerzos no pudo evitar el, para él, trágico final: Dima abrió su pie izquierdo, cruzó el remate y salió a festejar su gol, tanto que le haría ser el jugador más joven en anotar en Eliminatorias Sudamericanas, con apenas 16 años y 161 días, y el segundo en las de todo el mundo. No pudo superar la marca conseguida en 1996 por el gambiano Ebrima Ebou Sillah (16 y 50).

Todo este rendimiento previo a los últimos dos hitos hizo que un grande de Europa ponga sus ojos en él: el Chelsea de Inglaterra. El cinco de junio de 2023 el pase se hizo oficial. El club londinense desembolsó 20 millones de euros por el futbolista y se anunció que el acuerdo se haría efectivo a partir de la temporada 2025/26, una vez que Páez tenga 18 años y no incumpla la reglamentación de la Federación Internacional de Fútbol Asociación​ (FIFA).

Aunque con el mercado de hoy en día el monto parezca bajo, 20 mill. significan la venta más cara de la historia del fútbol de Ecuador y la más alta de Los Rayados del Valle, superando los USD 5 millones del pase de Moisés Caicedo al Brighton & Hove Albion en 2021. Por último, es el ecuatoriano más joven en ser traspasado al fútbol inglés. 

Sin embargo, no es el único de su nacionalidad que tuvo la posibilidad de disputar la Premier League. Juan Carlos Paredes, Jefferson Montero, Enner Valencia y el máximo exponente de La Tri en suelo inglés, Antonio Toño Valencia son casos históricos. Aunque Jeremy Sarmiento y El Niño Moi, su futuro compañero y el fichaje más caro de la liga, son ejemplos actuales; lo que a su vez le permitirá convertirse en el segundo de su país en jugar en The Blues.

Así, Kendry Páez comienza a despedirse lentamente de su país, aunque todavía le queda un rato para seguir plasmando su magia en los campos ecuatorianos y sudamericanos. Por ahora, de Independiente del Valle se lleva 48 partidos, 10 goles, dos títulos grupales (Supercopa Ecuador 22/23 y Recopa Sudamericana 22/23) y una premiación individual con su Selección en 2022: mejor jugador del Trofeo Next Gen disputado en Austria. El pibe de los potreros de Guayaquil. La Perla del Pacífico con futuro asegurado en Inglaterra.

 

Más notas