sábado, mayo 18, 2024

Una gira de polvo de ladrilla recargada de primeras y últimas oportunidades

Por Laureano Vergara

Llegó el momento del año en que los tenistas se olvidan por un tiempo de las canchas duras y comienzan a ensuciar de rojo sus zapatillas. Atrás quedó el arranque de temporada, compuesto principalmente por el Australian Open y acompañado además por los Masters 1000 de Indian Wells y Miami.

¿Tendremos por primera vez un número uno italiano en el ranking? ¿Quiénes son los candidatos a ganar los trofeos más importantes?¿Podremos ver a Nadal jugar por última vez en Roland Garros? ¿Conseguirá Novak su medalla de oro? Todo esto y más nos espera por ver en esta gira de polvo de ladrillo.

El mes de abril comenzó recargado por completo de tenis; tendrá actividad durante todas las semanas y no frenará hasta el 9 de junio, día que concluirá Roland Garros, la frutilla del postre en la gira de arcilla más importante de todo el año. Aun así, como sabemos, cada cuatro años se organizan los Juegos Olímpicos, los cuales esta vez tendrán lugar en París. La disciplina de tenis se llevará a cabo en las mismas instalaciones que ocupa el Abierto de Francia, por ello se puede decir que esta vez contaremos con un gran premio por partida doble.

Los tres primeros certámenes de tierra batida, todos de categoría ATP 250, ya se disputaron y nos dejaron a los siguientes campeones: Ben Shelton, una de las grandes apariciones en la última temporada, logró coronarse en Houston, luego de vencer en la final a su compatriota Francis Tiafoe (7-5, 4-6, 6-3). En Marrakech, quien levantó un nuevo título luego de dos años fue Matteo Berrettini, eliminando en semifinales al argentino Mariano Navone. Finalmente, el polaco Hubert Hurkacz, se impuso por 6-3 y 6-4 frente a Pedro Martinez para consagrarse por primera vez en polvo de ladrillo en Estoril.

El primer Master 1000 en el Viejo Continente fue el de Montecarlo, certamen que, por ser el introductor a la superficie para varios tenistas, podría haber sido el más impredecible en cuanto a resultados, tal como ocurrió en la última temporada que dejó al ruso Andrey Rublev como campeón. Nada de esto terminó sucediendo ya que Stéfanos Tsitsipás se proclamó como el nuevo “Príncipe” de Mónaco al levantar su tercer trofeo allí (2021, 2022, 2024). En el partido decisivo derrotó de manera contundente a Casper Ruud por 6-1 y 6-4. El noruego sigue sin poder adquirir un torneo “grande” en su vitrina. Los siguientes Masters 1000 se jugarán en Madrid y luego en Roma.

Tsitsipás levanta su tercer título en Montecarlo. Créditos: Antena3.com
Tsitsipás levanta su tercer título en Montecarlo.
Créditos: Antena3.com

Uno de los alicientes de esta gira será la disputa por el número uno en el ranking ATP. Hasta el momento, la cima le pertenece a Novak Djokovic con 10035 puntos. Recientemente se convirtió con 36 años y 321 días, en el más longevo en ocupar ese puesto, superando nada menos que a Su Majestad, Roger Federer. No obstante, la nueva amenaza latente para él es el italiano Jannik Sinner, que en lo que va del año tan solo perdió dos encuentros. En el camino cosechó el Australian Open, su primer Grand Slam; además del ATP 500 de Rotterdam y el ATP 1000 de Miami. Esto lo dejó con 8750 puntos. Apenas detrás se encuentra Carlos Alcaraz (8645 puntos), quien sin duda luchará por volver a ser el Nº 1 del mundo.

El italiano cuenta con varias ventajas a su favor para lograr llegar a ser el nuevo número uno. Una de ellas puede ser su gran presente tenístico. El propio “Nole” dijo a través de Sky Sport: “Es solo cuestión de semanas para que (Sinner) se convierta en el número uno”. Otro aspecto a favor es que del Top 3, es quien menos puntos debe defender durante esta gira con 585, casi 2000 menos tanto de Djokovic como de Alcaraz. Por último, se puede decir que Jannik cuenta con un as bajo la manga o mejor dicho en su palco de entrenador, donde se encuentra Darren Cahill, extenista profesional australiano que lleva un tiempo a sus ordenes. La particularidad con la que cuenta Cahill es que logró ganar Grand Slams con todos sus dirigidos: Lleyton Hewitt (Us Open 2001); Andre Agassi (Australian Open 2003); Simona Halep (Roland Garros 2018). Además, a cada uno de ellos los ayudó a alcanzar la cima del ranking. Con el italiano ya lograron sumar el torneo grande, ahora irán en busca del número 1.

Cuando oímos hablar sobre Roland Garros o sobre arcilla, de manera instintiva llega a la mente el nombre de Rafael Nadal. El manacorí no ha podido encontrar continuidad en la pista debido a sus reiteradas lesiones que le impiden desarrollar su juego al máximo nivel. En lo que va de la temporada sólo disputó el ATP 250 de Brisbane, donde llegó hasta los cuartos de final. Aún así, crece la ilusión de volver a verlo jugar en el ATP 500 de Barcelona, que buscará utilizarlo como preparación para llegar en la mejor condición física posible a su campeonato favorito, el cual tal vez dispute por última vez. Será difícil contar al español entre los candidatos pero nunca es correcto descartar a un jugador con un hambre y espíritu de lucha insaciable.

Otros contendientes al título, además del selecto Top 3, serán Alexander Zverev y Casper Ruud. El alemán de 26 años, llegó hasta semifinales en las últimas tres ediciones, lo cual indica la comodidad que siente al jugar en esta superficie. Si “Sascha” encuentra su mejor juego será sin duda uno de los rivales a batir. Mientras que el tenista noruego logró alcanzar la final tanto en 2022 como 2023, perdiendo con Nadal y Djokovic respectivamente. Ruud buscará aterrizar de nuevo en la instancia final y que esta vez, la tercera, sea la vencida.

En los Juegos Olímpicos de París 2024, la superficie donde se jugará al tenis será la tierra batida. La última vez que esto sucedió fue en Barcelona 1992, que nos dejó al suizo Marc Rosset como ganador en singles. Aquella edición nos trae bonitos recuerdos gracias al bronce obtenido en dobles por los argentinos Javier Frana y Christian Miniussi.

Javier Frana junto a Christian Miniussi con las medallas de bronce de Barcelona 1992. Créditos:Punto de break
Javier Frana junto a Christian Miniussi con las medallas de bronce de Barcelona 1992.
Créditos:Punto de break

Esta superficie es la predilecta para los tenistas de nuestro país, por lo que si bien no será nada fácil, las oportunidades de ver a alguno de ellos luchando por conseguir algún metal no son del todo escasas.

Por otra parte, los fanáticos del deporte sueñan con ver en la modalidad de dobles a una pareja española conformada por Nadal y Alcaraz. El primero de ellos ya obtuvo el oro tanto en singles en Pekín 2008 y en dobles en Río 2016, junto a Marc López. Mientras que “Charly” aún no ha hecho su debut olímpico.

Finalmente, será “Nole” quien buscará quedarse con su medalla de oro esquiva hasta la fecha. En cuatro ediciones disputadas, el serbio no alcanzó nunca la final (eliminado 3 veces en semifinales) y solo logró ganar el bronce en Pekín 2008, cuando derrotó al estadounidense James Blake. Sin duda el máximo ganador de Grand Slams (24) no se retirara sin su galardón restante ¿O si?

Más notas