jueves, febrero 22, 2024

La modernización más grande del TC en los últimos 60 años

Por: Nicolas Gallitrico y Matias Miqueri

El Turismo Carretera está en una etapa de grandes cambios en sus carrocerías. En 2022 se agregó el Toyota Camry, lo que significó una gran reforma para el automovilismo argentino y ahora, de cara a la próxima temporada, se sumarán el Chevrolet Camaro, el Ford Mustang y el Dodge Challenger, dejando atrás a modelos emblemáticos como el Ford Falcon, la cupé Chevy de Chevrolet, la cupé GTX de Dodge y el Torino, los cuales dejarán de existir en 2026. Esto se debe a que la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) decidió reemplazar a los actuales autos por los deportivos estadounidenses conocidos como “Muscle Cars”, con el objetivo de renovar el parque automotor y atraer la atención de un público más joven. Esto permitirá una actualización de carrocería ya que son coches que aún se fabrican.
El primer cambio generacional de modelos se dio a mediados de los sesenta, cuando las “cupecitas” fueron sustituidas por los autos compactos que prevalecieron sobre los prototipos sport. El cambio que se dará la próxima temporada será el más fuerte del TC en los últimos 60 años, ya hay un modelo de cada marca en etapa de construcción. Se espera que para la temporada 2024, los tres modelos mencionados ya esten en pista.

Diego Luliano, gerente técnico de la ACTC, detalló cómo surgió el proyecto: “En una reunión con la comisión directiva, el comité ejecutivo decidió poner en práctica esta idea de modernizar el Turismo Carretera con el fin de aggiornarse a esta nueva era”. Además, agregó que se buscará atraer al público más joven, que no tuvo la posibilidad de ver en vivo una Chevy o un Torino pero si presenciaron estos autos nuevos. Si bien estos cambios generaron mucha controversia por parte de los fanáticos en el mundo automotor, Luliano explica que la reestructuración es necesaria para mejorar la categoría y que si bien todo cambio siempre es resistido, al principio o a la larga se termina imponiendo. No obstante, declaró: “Cuando uno vea el auto terminado, con la calidad y la estética que va a tener, tendrá una aceptación masiva, será perfecto”.
La ACTC está bastante ilusionada con este nuevo proyecto que planean poner en marcha a principios del año que viene. Hay reuniones cada 15 o 20 días en las que se evalúan los cambios y los avances que van teniendo los distintos prototipos. Se estima que en el lapso de un mes, esté lista y completa la parte externa del auto para empezar a hacer el armado final. Si todo sale bien, en noviembre se arrancarán a hacer las primeras muestras de forma oficial. “La idea es hacer pruebas tanto aerodinámicas como de performance en pista para que el rendimiento del auto nuevo sea similar al del TC. Buscamos que los nuevos modelos sean parejos con el auto actual”. Además, ante la duda de muchos fanáticos, adelantó que todavía no está definido que haya solamente un auto por equipo.

Ford Mustang
Ulises Amellini, ingeniero y propietario de la escudería DTA Racing, se está encargando del armado del nuevo Ford Mustang. “El impacto de la nueva carrocería ha sido muy positivo para todo el equipo, estamos ante un hecho histórico y estoy seguro de que cuando miremos a futuro nos vamos a dar cuenta lo importante que fue para la categoría; ni hablar para el automovilismo argentino”, declaró. El equipo DTA, aún no piensa en quién será el encargado de subirse al nuevo auto, sino en dar lo mejor de ellos para brindarle a la competencia un vehículo de calidad.
Armanelli detalló que tan avanzado se encontraba su equipo con el montaje del nuevo Ford y dijo que ya estaban en la recta final, con el 85% del trabajo hecho y que solo faltaría la pintura y el armado.

Torino
Esteban Trotta, dueño del equipo Trotta Racing, será el encargado de ocuparse de la remodelación del mítico Torino, que a diferencia de las demás marcas, la actualización de este auto será a través de una votación general. Se presentarán propuestas y diseños, y los fanáticos elegirán de forma democrática el nuevo vehículo para la próxima temporada. “En cuanto al avanzado del Torino, estamos esperando que termine el concurso y que se vote para saber definitivamente cuál es el modelo que vamos a tener como representante de la marca. En ese sentido, venimos un poco más atrasados que los demás”.
Pese a creer que el cambio en la categoría es necesario, Trotta sostuvo que él es de la vieja escuela y prefiere los autos antiguos, con los que se crió de muy pequeño. Es sabido que la próxima temporada pese a la inclusión de los nuevos modelos será de transición debido a la falta de autos en toda la competencia.
Trotta coincidió con los otros ingenieros en que la parte técnica de la ACTC se tendrá que centrar bastante en la parte aerodinámica con la potencia de cada motor para que el equilibrio sea justo. Además, agregó: “El 2024 será un año de transición. Es inevitable que se junten los modelos nuevos con los modelos viejos, tenemos un parque de 60 autos y es imposible que se arranque con esa cantidad”.

Dodge Challenger
Rodolfo Di Meglio, encargado del desarrollo de Dodge Challenger, es uno de los preparadores más prestigiosos del automovilismo argentino. Reconoció que las diferencias de los nuevos modelos a comparación de los viejos van a ser “abismales”, teniendo en cuenta que los mismos pasarán a tener una modernización de aproximadamente 60 años. “El público lo va a ver en cuanto a sus líneas, son mucho más trabajadas, más moderadas, más aerodinámicas, en fin, tiene un montón de cuestiones mucho más importantes”, reconoció. Por otro lado, en una nota con Infobae, Di Meglio afirmó que el Challenger iba a ser el peor en relación a las otras marcas, ante esto se refirió: “Mencioné eso porque tenemos las cotas de los tres autos, el Challenger es el más largo, el más ancho de carrocería y de frente a nivel parabrisas, con lo cual suponemos que eso arrastra un disco compacto mucho más conflictivo que las marcas anteriores, tanto sea Camaro como Mustang. Por lo tanto seguramente el reglamento tendrá algunos aditamentos favoreciendo el Challenger para que sea tan competitivo como las otras marcas”, expresó. Sin embargo, aclaró que hasta no hacer los primeros ensayos esto solamente iba a ser una especulación más bien teórica, que es algo que terminarán de analizar una vez el auto esté en la pista.

Chevrolet Camaro
El equipo Predacon Racing es el delegado en la elaboración del nuevo modelo del Chevrolet Camaro. Federico Raffo, ingeniero del equipo, asegura que los trabajos de elaboración del nuevo vehículo se están haciendo a fondo y a contrarreloj. Esto último se debe a que la idea es presentar a los nuevos modelos -no para participar- en la última fecha del TC que se correrá en San Juan, en el mes de diciembre.
Con respecto a que ambos modelos compitan en una misma carrera a partir de la temporada que viene, Raffo declaró: “La convivencia de ambos tipos de modelos va a implicar algo que los técnicos estamos tratando de simular, de predecir, pero que hasta que no pongamos los modelos en pista no vamos a estar seguros cual es la equivalencia de performance entre los modelos viejos y los nuevos”. Además, sostuvo que el hecho de que no todos los equipos se modernicen, va de la mano con no obligarlos a realizar grandes inversiones en un corto tiempo, y más teniendo en cuenta que se tratan de modelos que hasta el momento no se han puesto en pista.
El futuro del automovilismo argentino ya llegó. La ACTC pisó fuerte el acelerador y piensa ir a por todo con este imponente cambio que tiene a todos los fanáticos expectantes y a la espera de los nuevos vehículos.

 

Canapino y su visión del nuevo TC: “Me gustaría subirme a un Camaro”

Juan Tomás Catalán Magni: “El año que viene me gustaría subirme a un Mustang, es la marca de la cual soy hincha”

 

Más notas