martes, julio 23, 2024

Gabriela Sabatini: A 35 años de un hecho histórico para nuestro país

Por Franco Rosa 

Hace 35 años ocurría uno de los hechos más importantes en la historia del deporte femenino en la Argentina, Gabriela Sabatini, considerada la mejor tenista nacional de todas, obtenía la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 tras perder en la final con la multi campeona Steffi Graf por doble 6-3.

En ese momento, la jugadora de tan solo 18 años, había tenido un año más que positivo, logró alzarse con 4 títulos ATP. Boca Ratón, Roma, Montreal y el Masters final, jugado en Nueva York. Eso hizo que el mundo pusiera los ojos en ella, tanto es así, que el Comité Olímpico Argentino la designó como la abanderada en la ceremonia de inauguración de esos juegos.

El tenis volvía a ser olímpicos luego de 64 años, La Federación Internacional de Tenis y el Comité Olímpico Internacional llegaron a un acuerdo y se hizo oficial el retorno del deporte a la cita más importante del mundo, muchos de los mejores jugadores no disputaron dicha competencia pero eso no quería decir que para los que competían iba a ser un impedimento conseguir las tan ansiada preseas.   

 

La nacida en Buenos Aires, en el primer partido, derrotó a la Yugoslava Sabrina Goles por 6-1 y 6-0, en octavos se enfrentó a la alemana Silvia Hanika y la venció por 1-6, 6-4 y 6-2. ya en los cuartos de final, eliminó a la bielorrusa Natalia Zvereva por 6-4 y 6-3, en semifinales, se aseguró competir por la medalla tras superar a la búlgara Manuela Maleeva por doble 6-1,  En la final, su eterna rival le ganó por 6-3 y 6-3. Para Graff el año 1988 fue el mejor en toda su carrera, perdiendo solamente tres partidos en el año y consiguiendo el Golden Slam, que quiere decir esto, que obtuvo los 4 Grands Slams de la temporada (Abierto de Australia, Roland Garros, Wimbledon y Us Open) y la medalla de oro en esas olimpiadas, siendo la única en la historia en lograrlo.

Ese logro de Sabatini fue histórico, ya que después de 40 años, una mujer argentina lograba otra presea, la última en lograrlo había sido en Londres 1948 cuando Noemí Simonetto lo había conseguido en la disciplina de Salto en Largo.

 

Más notas