lunes, junio 17, 2024

¿Cómo le fue a Los Pumas en los últimos mundiales?

Por Darío Rodriguez y León Lagares

Los Pumas volverán a jugar un nuevo Mundial, que esta vez tendrá lugar en Francia. Será la décima participación del combinado argentino en una copa del mundo, siendo una de las diez selecciones que lograron estar presentes en todas las ediciones mundialistas.

El rendimiento de Los Pumas dentro de la historia del torneo es variado, en sus primeras participaciones no obtuvieron el resultado deseado, sin embargo, desde el inicio del nuevo milenio las actuaciones del equipo argentino han sido más que respetables y conforman la parte más rica de la historia del rugby argentino.

AUSTRALIA 2003: LO MEJOR ESTÁ POR VENIR

Para este año la selección llegaba con una  gran ilusión, los cuartos en Gales 1999 habían dejado la vara muy alta. Sin embargo, con Marcelo Loffreda al mando del seleccionado y Agustín Pichot como nuevo capitán, la estadía en Australia no fue fácil. Los Pumas compartían grupo con el local, Los Wallabies, que eran los campeones y claros favoritos a quedarse con el título, el partido de apertura finalizó 8-24 a favor de los oceánicos. Las goleadas contra Rumania por 50-3 y a Namibia por 67-14 parecían encaminar la clasificación del equipo a los cuartos de final, sin embargo tocaba enfrentarse contra un viejo conocido, Irlanda, a quienes Los Pumas habían eliminado el Mundial pasado en play-off, dejando una gran rivalidad entre los dos países. El Trébol se tomaría revancha de aquel encuentro venciendo a los de Loffreda por 15-16, dejando a Argentina afuera en primera ronda a las puertas de otra actuación histórica. 

FRANCIA 2007: PUMAS DE BRONCE PERO TAMBIÉN DE ORO

El Mundial de Francia fue el capítulo más memorable en la historia del rugby argentino, nuevamente de la mano de Loffreda. y con un Pichot como máximo baluarte de aquel equipo, Los Pumas lograron dejar su huella en tierras europeas. 

Argentina debía enfrentarse otra vez contra el local en el debut, a quien vencería 17-12 en el Stade de France. Georgia y Namibia no serían problema para el seleccionado que aseguraba su clasificación ya en el tercer partido. Los Pumas cerraron la fase de grupos con puntaje perfecto, ganándole por 30-15 a Irlanda y eliminándolos del torneo.

En cuartos Los Pumas se llevaron una victoria histórica frente a Escocia en Saint-Denis por 19-13 y clasificaron a las semifinales de la Copa del Mundo por primera vez en su historia, en lo que tal vez fue el partido más difícil para el equipo de todos los que ganó.

Ya entre los cuatro mejores del mundo, el rival a enfrentar fue Sudáfrica. Los Springboks se encaminaron a su segundo título ganando el partido por 13-37 con una actuación memorable de su estrella Bryan Habana. El combinado Argentino fue eliminado del Mundial, sin embargo no sería la despedida, quedaba un reto más: el tercer puesto.

El estadio Parque de los Príncipes sería el lugar donde los Pumas se vestirían de bronce. Allí se medirían nuevamente al anfitrión Francia, al que derrotaron con un abultado resultado de 34-10, dejando en claro la superioridad argentina frente al combinado “Le Bleu”, y cerrando con broche de oro una histórica actuación.

NUEVA ZELANDA 2011: UN GRAN CIERRE DE CICLO

Ya sin algunos históricos en el plantel, como Agustín Pichot, Ignacio Corletto y Federico Aramburú, Los Pumas debían afrontar el Mundial de Nueva Zelanda. El debut fue contra una potencia como Inglaterra en Dunedin. Argentina le presentó batalla a los británicos, sin embargo cayó derrotada por un ajustado 9-13. 

En su segundo partido el Seleccionado Argentino venció por una amplia diferencia a Rumania, de todos modos el verdadero desafío llegó en la tercera fecha contra Escocia. El encuentro que tuvo lugar en Wellington fue muy trabado y se definió con un try de Lucas Amorosino, que decretó el 13-12 final a favor de Argentina. Los pumas consiguieron una victoria histórica y volvieron a abrochar su pase a cuartos, algo que empezaba a hacerse costumbre. 

Luego de otra goleada frente a Georgia en el cuarto partido, el equipo debía enfrentarse nuevamente al anfitrión. Los “All Blacks”, con jugadores de la talla de Dan Carter, Ma’a Nonu y Richie McCaw buscaban conseguir su segundo título mundial. Argentina se plantó frente a los neozelandeses, que recién pudieron anotar un try en el minuto 66. El partido finalizó 33 a 10 a favor de los locales, sin embargo los argentinos se fueron con la frente en alto tras el último de varios referentes del plantel, poniéndole fin a la mejor camada de la historia de Los Pumas.

INGLATERRA 2015: UNA NUEVA CAMADA, UN NUEVO SUEÑO

Argentina llegó al Mundial de Inglaterra con un plantel  renovado. Los máximos referentes del plantel dirigido por Daniel Hourcade fueron jugadores jóvenes como Juan Imhoff, Nicolás Sánchez o el capitán, Agustín Creevy, que llegaban para escribir un nuevo capítulo en la historia del rugby argentino y también mundial.

En el debut contra Nueva Zelanda Los Pumas presentaron batalla frente al campeón del mundial pasado. El partido finalizó 16-26 a favor de los All Blacks y Argentina dejó una buena imagen, asentándose en la élite del rugby de selecciones.

En sus partidos restantes de la primera ronda Los Pumas apabullaron a rivales de menor nivel como Tonga, Georgia y Namibia, sellando nuevamente una clasificación a cuartos.

Los irlandeses se cruzarían otra vez en el camino del combinado argentino, que sacaría el partido adelante con una recordada actuación de su wing Juan Imhoff y de un joven Matiás Moroni, quienes marcaron tres de los cuatro tries de aquella tarde noche en Cardiff. El encuentro finalizó 43-20 y los argentinos consiguieron volver a estar entre los cuatro mejores del mundo.

En semis la cosa se puso más difícil. Argentina se enfrentó a Australia, que tuvo a un Bernard Foley encendidísimo que marcó un try a los tres minutos. A pesar de realizar un gran partido, Los Pumas cayeron 15-29 frente a los Wallabies y no lograron pasar la barrera de las semifinales.

Ya en su sexto partido, el equipo buscaría conseguir la medalla de bronce por segunda vez en su historia, sin embargo Sudáfrica fue mucho rival para unos Pumas que ya venían desgastados y con varias lesiones importantes. El encuentro terminó 13-37 a favor de los Springboks en lo que fue el último partido de varios históricos con la camiseta argentina, como Juan Martín Fernández Lobbe, Marcelo Bosch, Horacio Agulla o Marcos Ayerza. Los Pumas se despidieron de Inglaterra con la frente en alto.

JAPÓN 2019: UNA GRAN DECEPCIÓN

Los Pumas viajaron a Japón con 26 jugadores de los Jaguares entre los 31 convocados, ya que en ese momento los únicos profesionales a los que la UAR (Unión Argentina de Rugby) les permitía vestir la camiseta de la selección eran los que se desempeñaban en la franquicia que la misma UAR dirigía. Sin embargo hubo tres excepciones en ese equipo: Juan Figallo, del Saracens de Inglaterra, Nicolás Sánchez, apertura del Stade Français, y Benjamín Urdapilleta, que militaba en el Castres de Francia.

El debut por el grupo C era el partido clave. Los Pumas debían ganarle a Francia para facilitar la clasificación, ya que una derrota significaría esperar un milagro ante Inglaterra, que era la gran favorita no solo de la zona, también del torneo. Fue un partido ajustado en el que los europeos salieron victoriosos 23 a 21.

Tonga fue el rival en la segunda fecha y el seleccionado se impuso 28 a 12. Así llegó el enfrentamiento con Inglaterra en el que Los Pumas, con la obligación de ganar, no hicieron pie y perdieron 39 a 10. Finalmente, el combinado nacional cerró su participación en el Mundial aplastando 47 a 17 a Estados Unidos. 

Este año, desde el 8 de septiembre al 28 de octubre, Los Pumas buscarán mejorar su última participación con un plantel que ilusiona a pensar en grande.

Más notas