miércoles, abril 17, 2024

Ehsan Hajsafi, líder de la ilusión iraní

Por Juan Mentasty

Uno de los máximos símbolos en la historia del fútbol iraní lleva el nombre de Ehsan Hajsafi, el actual capitán de la selección de Irán que buscará la hazaña de clasificar a octavos en un Mundial de Qatar en el que comparte el grupo con la poderosa Inglaterra, Estados Unidos y Gales.

No importa si Hajsafi juega de lateral izquierdo (su puesto habitual), o de defensor central o volante central, lugares en los que ha jugado en casos de emergencia, sino que lo que realmente importa es que aporte su rol de líder. Lo que siempre lo ha diferenciado del resto. Solo con 18 años debutó en la selección y dio dos asistencias en su primer partido ante la selección de Zambia. Vaya si no hay mejor indicador de que no le pesa la camiseta de la selección que ese.

Hajsafi fue parte de todas las selecciones juveniles: la sub-17, la sub-20 y la sub-23. Luego de su gran trayectoria en el Sepahan del fútbol iraní, en donde llegó a jugar el Mundial de Clubes 2007, dio el salto a la segunda división del fútbol alemán para terminar en el fútbol griego.

Si bien su carrera a nivel clubes no ha sido tan memorable, su figura quedará marcada a fuego en la historia de la selección iraní debido a los 119 partidos internacionales que disputó con el combinado nacional. Con esto, se convirtió en el cuarto futbolista con más partidos en la historia de Irán.

Ya con Brasil 2014 y Rusia 2018 en su haber, en donde Hajsafi jugó seis partidos (tres por cada fase de grupos), el capitán busca comandar al seleccionado asiático a los octavos de final, algo que parece utópico pero en el fútbol nunca se sabe.

 

Más notas