Por María Florencia Miozzo

Desde el 22 de mayo hasta el 5 de junio comienza una nueva edición del Abierto de Francia, el único Grand Slam del año que se juega en polvo de ladrillo y tendrá mucha presencia argentina. Las raquetas nacionales, con una historia enorme en este escenario, deberán sortear un difícil cuadro principal pero no imposible.

El segundo major de la temporada promete dos semanas de pura acción con los mejores tenistas del planeta y, Argentina cuenta con 14 representantes dispuestos a revolucionar París. Diez de ellos se clasificaron de manera directa por ubicación en el ranking ATP, mientras que, los otros cuatro ingresaron desde la clasificación. Se trata de la cifra más alta de jugadores desde el 2009.

Diego Schwarztman, la raqueta número uno del país y 16 del mundo, le tocó la parte más complicada del cuadro junto a Novak Djokovic y Rafael Nadal. El “peque” alcanzó las semifinales de este torneo en el 2020, lo que fue su mejor participación. Debutará contra Andrey Kuznetsov, que proviene de la qualy y actualmente ocupa el puesto 227.

El tenista que supo ascender de manera magnífica es Sebastián Báez. Desde que empezó el año, subió 61 lugares y ganó su primer título ATP en Estoril al derrotar al estadounidense Frances Tiafoe. El joven de 21 años jugará contra Dusan Lajovic (66°). Por otra parte, Francisco Cerúndolo, número 44 del ranking, tiene una parada compleja frente a Daniel Evans (32°). El nacido en Córdoba viene de tener el mejor resultado de su carrera en 2022: llegó a semifinales del Master 1000 de Miami.

Es el turno de los Federicos. El caso de Coria es curioso, acaba de perder su partido de cuartos de final del Open de Lyon por 6-3 6-2, contra quien será su rival de primera ronda en Roland Garros; Alex Molcan. Es decir, que estos jugadores se verán las caras dos veces en una misma semana, esperemos esta vez con resultado favorable para el argentino. En cambio, Delbonis no viene teniendo un buen rendimiento en los torneos que disputó, como por ejemplo, el ATP 250 de Ginebra que cayó en tres sets con Thanasi Kokkinakis, luego de estar arriba y sacar para partido en el segundo set. Además, en su gira europea sobre arcilla suma tres derrotas y tan sólo una victoria. Su oponente en el Grand Slam será el local Adrián Mannarino: hace 38 años que ningún francés puede ganar el tan ansiado trofeo ya que el último en salir campeón en el Major de su país fue Yannick Noah en 1983.

Otro argentino que la tiene muy difícil es Facundo Bagnis (98°) que se medirá contra Daniil Medvedev, actual número dos del mundo. Sin embargo, el ruso alcanzó los cuartos de final por primera vez el año pasado y todavía se está adaptando en esta superficie. Por otro lado, Tomas Etcheberry, raqueta 90, abrirá con Miomir Kecmanovic, cuyo entrenador es nada menos que David Nalbandian, que supo mejorar de manera significativa el juego del serbio en tierra batida.

Además, por medio de la clasificación ingresaron otros cuatro representantes argentinos dentro de los 104 jugadores que ocupan un lugar en el cuadro principal de Roland Garros, que seguro darán que hablar: Santiago Rodríguez Taverna (203°), Camilo Ugo Carabelli (154°), Juan Ignacio Londero (141°) y Pedro Cachín (152°).

Tanto Ugo Carabelli como Rodríguez Taverna ganaron sus tres encuentros en la qualy. El primero, campeón del challenger de Tigre, se enfrentará al estadounidense Taylor Fritz, ranking n° 14 del mundo, mientras que, el oriundo de Pilar se medirá contra Aslan Karatsev (39°). Asimismo, a pesar de haber perdido sus respectivos partidos, tres cordobeses entraron al cuadro mediante el sorteo de lucky loser, estos son: Pedro Cachín, que irá contra Norbert Gombos (115°), Londero, que enfrentará al tenista del momento, el español Carlos Alcaraz, y Franco Agamenone, nacido en Córdoba pero representante de Italia, que se medirá en la primera ronda con Mackenzie McDonald.


En dobles, Horacio Zeballos, Máximo González y Andrés Molteni dicen presente en el máximo torneo de polvo de ladrillo.

Si bien los ojos estarán puestos en las performances de los deportistas argentinos, no se puede dejar de mencionar a dos leyendas del tenis: Novak Djokovic y Rafael Nadal. El serbio, número uno del mundo, que acaba de ganar el Master 1000 de Roma jugará contra Yoshihito Nishioka (94°), mientras que, el español máximo ganador del certamen con 13 títulos abrirá frente Jordan Thompson (82°).

De esta manera quedaron los cruces para Roland Garros, Grand Slam que estará colmado de banderas celestes y blancas en sus tribunas. Nos esperan muchas horas para disfrutar el mejor tenis del mundo y ojalá, como sucedió en muchos momentos de la historia, el polvo de ladrillo saque lo mejor de los nuestros.