jueves, mayo 30, 2024

Los E-Sports llegaron para quedarse

Por Federico Soria

Los deportes virtuales, también conocidos como E-sports, llegaron para quedarse. Hoy en día se han transformado en una ventana de oportunidades para los jóvenes, que a través de sus habilidades en las distintas disciplinas, sumado a muchas horas de entrenamiento, pueden profesionalizarse y vivir de lo que más los apasiona. Entre 2010 y 2015 la audiencia tanto presencial como a través de la red de los deportes electrónicos aumentó aproximadamente un 1500%, alcanzando los 80 millones de espectadores en más de 170 países. Por su parte, los premios aumentaron un 800%, llegando a repartirse 30 millones de dólares en 2014.

Una actividad que antes era mirada con cierto prejuicio, hoy es más común entre la gente. Delia Banegas, de 57 años, madre de hijos varones de 27 y 19, cuenta: “Con el más grande he llegado a levantarme a la madrugada a los gritos y apagarle la computadora.”  y agrega: Luego entendí que inevitablemente el tema de la tecnología y los juegos era algo común en la mayoría de los chicos, y si yo le impedía eso a mi hijo, lo estaba dejando afuera de un mundo que era importante para él”.

Resulta imposible entender el crecimiento de los E-sports sin mencionar un hecho fundamental para su desarrollo, que fue la creación de Twitch en 2011, un sitio web que permite a los jugadores stremear, es decir mostrar en vivo y en directo su destreza en los diferentes deportes virtuales, y a los espectadores poder disfrutar de las principales figuras. En 2019, Twitch se ha convertido en  la plataforma de streaming en vivo para videojuegos más vista con más de 2 millones de canales mensuales, 15 millones de usuarios activos al día y más de 100 millones cada mes, cifras que superan la audiencia de canales populares como ESPN.

En el último año, la cuarentena a causa de la pandemia del coronavirus generó un aumento considerable del consumo de los juegos en Argentina. El crecimiento de tráfico por título según un informe de Telecom fue el siguiente: Fortnite 240%; League of Legends 108%; Roblox 93%; Wizards 282%; GTA V 315%; Clash Royale 173%; y Counter Strike 93%.

Si bien los E-Sports crecieron de manera abismal en la última década, ¿Alcanza esto para ponerlo al mismo nivel que los deportes tradicionales masivos, como lo es por ejemplo el fútbol en Argentina? Adrián Calello, volante central de 33 años de larga trayectoria en el fútbol argentino y europeo, es un caso único en el mundo ya que además de desempeñarse como jugador profesional de fútbol al más alto nivel, es al mismo tiempo top-10 de jugadores argentinos de Age Of Empires, llegando incluso a competir internacionalmente contra los mejores del mundo. “Los deportes virtuales van a seguir avanzando y siempre van a ser el centro de atención, pero el fútbol, hacerlo personalmente, mover tu cuerpo, ir a entrenar, es una cosa totalmente diferente, es algo que lo virtual nunca tapará” dijo Carbo, sobrenombre que adopta el actual jugador de Quilmes al momento de competir virtualmente.

Otro elemento fundamental en la evolución de los deportes electrónicos y su difusión, es el surgimiento de la figura del “caster”, un usuario que a través de una plataforma como Twitch, puede mostrar, relatar y comentar una partida de algún juego y transmitírselo directamente por su canal a la gente que elige verlo, los cuales pueden realizarle donaciones que se suman a lo que gana por publicidad de la propia plataforma, según la cantidad de viewers. Sergio Contreras, también conocido como “LocoSer”, es un reconocido “caster” argentino que se dedica principalmente a transmitir y comentar partidas de Age of Empires, tanto a nivel local como torneos de gran importancia internacional: “La profesionalización de este tipo de contenido, el hecho de que se haga más seriamente, hizo que pueda competir tranquilamente con lo que uno podía llegar a mirar en otras plataformas como la tele”

El “Worlds 2020”, torneo de LoL más importante del mundo, comparable en cuanto a importancia con un Mundial en el fútbol,  llegó a contar con un pico de audiencia de 44 millones de espectadores entre todas las retransmisiones, cifra que ni se acerca a los 3.500 millones de personas que vieron al menos un momento del Mundial de Rusia, o los 1.120 millones que vieron al menos un minuto de la final, lo cual hace pensar que a pesar del gran crecimiento de estos nuevos deportes, no podrán equiparar a disciplinas tan  populares y de antaño como lo es el fútbol. O al menos por ahora.

Más notas