viernes, abril 19, 2024

“Que nos hayan incluido en Tokio nos da chance de mostrarnos”

Por Felipe Miceli

El Comité Olímpico Internacional (COI) aprobó la incorporación del Para-taekwondo y el Para-bádminton en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 para reemplazar al fútbol 7 y vela, que no cumplen con el criterio de participación a nivel mundial por no contar con 24 países de tres regiones. Pero los amantes y seguidores de dichos deportes deberán esperar para realizar su debut, ya que al igual que los Juegos Olímpicos, que iban a disputarse en julio de este año, el certamen fue reprogramado para empezar el 24 de agosto y finalizará el 5 de septiembre de 2021 debido al Covid-19.

El taekwondo convencional nació en Corea del Sur en 1955 y para 1988 ya era un deporte olímpico. En 2005 la Federación Internacional de Taekwondo, más conocida como WTF por sus siglas en inglés, formó el Para-taekwondo y, en 2009, realizó el primero de los ocho campeonatos mundiales hasta la fecha. En 2013 la WTF fue reconocida por el Comité Paralímpico Internacional (IPC) y el 31 de enero de 2015 recibió la histórica noticia de que sería incluido en el programa de los Juegos Paralímpicos de Tokio.

En su desarrollo, el Para-taekwondo permitirá, en los Juegos Paralímpicos, únicamente participantes mayores a 16 años de edad. Los contingentes, resguardados por un equipo de protección, competirán a tres rounds de dos minutos cada uno con solo un minuto de descanso entre los mismos. El objetivo consiste en sumar la mayor cantidad de puntos obtenidos por cada golpe o toma técnica. Dentro de esta disciplina hay 6 categorías, pero las incluidas en Tokio van a ser:

  • K43: Deportistas con amputación bilateral debajo del codo o una pérdida de la función en ambas extremidades superiores.
  • K44: Deportistas con amputación unilateral del brazo (o pérdida equivalente de la función), o pérdida de los dedos del pie que impacta en la capacidad de levantar adecuadamente el talón.

Facundo Novik, para-taekwondista argentino categoría K44 y bicampeón panamericano, estuvo muerto por poco más de un minuto durante su nacimiento debido a una mala praxis y a los cuatro meses de vida los médicos se dieron cuenta que su brazo izquierdo no tenía movilidad. A los 17 años, tras practicar distintos deportes como la natación, el atletismo y el fútbol, conoció el taekwondo. De ahí en más quedó enamorado del mismo y sigue participando pero en alto rendimiento, lo que lo llevó a integrar la delegación argentina en torneos internacionales como los Juegos Panamericanos.

“Me acuerdo el momento y todo. Fue en 2015 que se confirmó la noticia de que se nos iba a incluir en los Juegos Paralímpicos de Tokio. Me levanté emocionado a revisar las redes. Fue una noticia muy linda”, comentó Facundo sobre el día que se enteró que el deporte que ama iba a participar de los Juegos Paralímpicos. También se refirió al avance del deporte en Argentina: “Venimos en crecimiento. Nos vamos haciendo escuchar y tenemos mucha gente atrás que nos apoya. Van apareciendo chicos interesados y notamos que los torneos están siendo más numerosos”. Si bien Facundo no logró clasificar a la competencia de Tokio, su “colega y amigo” Juan Samorano sí lo hizo, por ende, va a apoyarlo y estar muy pendiente ya que quiere lo mejor para Argentina.

Por el otro lado está el bádminton. El mismo se inició con el nombre de “Poona” por la ciudad ubicada en India, donde surgió el deporte, y en 1875 modificó su denominación debido a que el duque de Beaufort, en Inglaterra, lo practicaba mucho en su finca llamada “Bádminton House”.

En 1934 se originó la Federación Internacional de Bádminton (ITF) gracias al impacto que tuvo el deporte en mundo, pero fue renombrada en 2006 como Federación Mundial de Bádminton (BWF). En 1995 nació la Asociación Internacional de Bádminton para Discapacitados (IBAD) y cinco años más tarde fue absorbida por la ITF.

El Bádminton convencional no difiere del adaptado. La dimensión de la cancha y la red son las mismas, el partido se disputa al mejor de 3 sets, cada uno conformado por 21 puntos, los cuales se ganan haciendo que el volante o pluma impacte en el suelo de la cancha rival.

Dentro del para-bádminton hay 6 categorías tanto para hombres como para mujeres. Las categorías que se van a desarrollar en Tokio son:

Deportistas que compiten en silla de ruedas:

  • WH1: Aquellos que no pueden mover el tronco ni las piernas.
  • WH2: Aquellos con una limitación funcional en las piernas que les impide caminar con normalidad. Estos deportistas precisan de ayudas técnicas para caminar largas distancias

Deportistas que compiten de pie:

  • SL3: Aquellos que tienen una limitación funcional en las extremidades inferiores y les afecta especialmente en saltos, equilibrio y apoyo.
  • SL4: Aquellos quepresentan una limitación funcional leve en las piernas, caminan con una ligera cojera y pueden correr de una manera más fluida.
  • SU5: Aquellos que presentan distintas discapacidades en el brazo.
  • SS6:Aquellos jugadores de baja estatura (menos de 1´45 cm para hombres y de 1´37 cm para mujeres).
  • A diferencia de la competición individual masculina, donde todas las categorías fueron incluidas para participar, en la femenina solo estarán presentes las clases WH1, WH2, SL4 y SU5. En cuanto a dobles estarán quienes sean parte de SL3 SL4 y SU5. Tanto femenino, como masculino y mixto. En Tokio participarán 90 deportistas en 14 eventos con medalla.

Si bien Argentina no logró la clasificación, Ángel Ielpo, que representa al para-bádminton argentino en la clase de talla baja SS6, se mostró positivo con respecto al futuro del deporte en Argentina y recomienda a los jóvenes que les gusta el deporte que se animen a incursionar en el mismo. “Sé que al principio es medio complicado y podés no tener ganas, pero una vez que le agarrás la mano con práctica se te mete en la sangre”, reconoció el argentino y, a su vez, agregó: “Está buenísimo que nos hayan incluido en Tokio porque hace que nos vean de otra manera. Nos da la chance de mostrarnos”.

Ángel no solo está en la Selección de para-bádminton, sino que también forma parte del equipo argentino de fútbol 5 de talla baja, y se considera un amante de todos los deportes. Ansía poder defender los colores del país en singles, dobles y dobles mixto, aunque sabe que para eso tendrá que esperar y tratar de clasificarse a París 2024.

Más notas