Por Victoria Mezzorana

Carlos Alberto “Beto” Rodríguez, presidente del Comité Paralímpico Argentino (COPAR), tiene como objetivo lograr que la sociedad argentina adquiera conocimiento sobre los deportes adaptados, ya que en países como Inglaterra y Japón esto sucede gracias a que se les informa sobre el tema desde que los niños están en el jardín: “Hay que apuntar en la formación primaria y secundaria, hablarles desde chicos sobre discapacidad”.

A su vez, no cree que en el país haya una discriminación hacia estas disciplinas, sino que existe un gran desconocimiento, acompañado de falta de información y capacitación. Y trabaja en cambiarlo, con un horizonte claro: “Hay países en donde uno de cada dos habitantes sabe que existe el deporte adaptado”.

Hoy en día, puede darnos detalles sobre este mundo tan grande, pero con tan poco entendimiento, ya que además de ser el presidente del COPAR atravesó un extenso camino dentro de los deportes adaptados a lo largo de los 58 años que lleva de vida.

Entre 1980 y 2005 fue corredor maratonista en silla de ruedas, e incluso antes de introducirse en el atletismo, ya había formado parte de un equipo de básquet adaptado. Así mismo, en el 2000 logró ingresar al Instituto Nacional del Deporte, donde obtuvo la tecnicatura como entrenador de todos los deportes convencionales. Para el 2003 ya le habían ofrecido un puesto en el COPAR, específicamente en la administración de la Federación de Deportes sobre silla de ruedas (FADESIR).

Aunque Rodríguez todavía competía en carreras y tenía una mentalidad de atleta, igualmente aceptó y comenzó a trabajar a la par de las competencias: fue dirigente y deportista a la vez durante casi tres años. En 2005, en una maratón en San Pablo, se retiró del atletismo adaptado para dedicarse de lleno a su puesto dirigencial e iniciar su labor como entrenador.

Con el paso del tiempo, formó parte de la organización de diferentes eventos que incluían deportes para personas con discapacidades, como por ejemplo los Juegos Nacionales Evita de 2004, una de las primeras ocasiones en las que se incluyó a los deportes adaptados en la Argentina y se les demostró reconocimiento.

Así se mantuvo durante varios años, hasta que en 2013 sintió un gran retroceso con mucho de lo que se venía logrando en el COPAR: “Los nuevos dirigentes que se encontraban al mando no eran más que administrativos, que no entendían nada de deportes adaptados”. Entonces, después de negarse y no estar seguro, aceptó el puesto como vicepresidente segundo, ya que prefería que los lugares importantes los ocupasen personas que estuvieran adentradas de lleno en este mundo.

Más tarde, asumió como presidente, cargo en el que actualmente continua: “Desde ese momento tengo otra cabeza, un poco más de visión en todo lo que tenga que ver con la sociedad y el rol que cumple la mirada de esta con respecto a los deportes adaptados”.

En esa línea, “Beto” explicó que el comité que preside está conformado por cuatro federaciones “madres”. Todas cuentan con atletismo y natación en sus disciplinas, aunque algunas de ellas incluyen también otros deportes: FADESIR tiene esgrima y pesas; la Federación de deportes para Ciegos (FADEC) fútbol 5 y judo; la Federación de deportistas con Parálisis Cerebral (FADEPAC) fútbol 7 y bocha; y, por último, la Federación de deportes para personas con Discapacidad Intelectual (FADDIM) no contiene más que las dos actividades ya nombradas.

Luego están las segundas Federaciones, compuestas por aquellos deportes que se independizaron de las cuatro principales y formaron la suya propia -como la Federación de Tenis Adaptado, Básquet en silla de ruedas, Paravóley, o Paraciclismo-. A su vez, existen las Federaciones de extensión, las cuales tienen una comisión paralímpica y se encuentran bajo la órbita del COPAR, pero no necesariamente integran los Paralímpicos y los Parapanamericanos -como Ecuestre, Canotaje, Tiro, Arquería, Yachting, entre otros-.

Para continuar visibilizando el deporte, Rodríguez considera que el conocimiento que uno adquiere en la formación es clave: “Dar a conocer todo este tipo de información tiene que ver con ir ganando los espacios y jerarquizar más, poder formar a los profesores de Educación Física para que tengan más idea sobre el tema y se lo transmitan a sus alumnos”.

Por último, concluyó: “Queremos que nos respeten sin importar las herramientas que tengamos para desarrollarnos en la vida y creo que eso es lo que buscamos todos los seres humanos”.