domingo, mayo 26, 2024

“Hacíamos nuestro juego, teníamos el mejor equipo de la Liga”

Por Julián Salvia

En la conmemoración del histórico título de Gimnasia y Esgrima y Pedernera Unidos (GEPU) de San Luis, ganador por primera vez de la Liga Nacional de Básquet 1990/91, los jugadores Juan Guinder y Javier Medina contaron cómo vivieron aquel campeonato y lo que significó para ellos.

Ambos afirmaron que al principio de aquella campaña las sensaciones eran de incertidumbre: venían de salvarse del descenso en la temporada anterior y no lograban tener buenas actuaciones. Más allá de eso, dicen que había altas expectativas por la contratación de importantes jugadores, como Diego Maggi y Héctor Pichi Campana, más los estadounidenses Edgard Merchant, Carl Amos, James y Charles Parker.

Al mando de este equipo estuvo el entrenador Daniel Rodríguez, a quien Medina califica como un revolucionario de la época por su vocación y por el trabajo que hacía, viendo videos que -en aquel momento- era toda una novedad. Por su parte, Guinder afirma que el Zeta fue el mejor director técnico que tuvo en su carrera, con su forma de jugar agresiva y poniendo énfasis a la preparación física.

El premio al Jugador Más Valioso (MVP) de aquel campeonato se lo llevó una de las incorporaciones de GEPU, Héctor Campana. Por eso, sus compañeros lo llenan de elogios. “El Pichi fue un maestro con una mano terrible y sin dudas estaba en el mejor momento de su carrera”, declara Guinder. Por otro lado, Medina confiesa que el escolta del equipo fue lo mejor que vio en ese momento por las cosas increíbles que hizo aquella temporada, pero además reconoce el trabajo de los demás basquetbolistas que estaban a su alrededor.

Con la particularidad de que la final contaba con una nueva modalidad de playoffs, GEPU –que al comienzo había logrado tres victorias consecutivas- no pudo superar a Estudiantes de Bahía Blanca en los siguientes dos encuentros. Sin embargo, este hecho no fue de gran preocupación para el equipo puntano según acordaron estos dos protagonistas: “Ganábamos de una buena manera y hacíamos nuestro juego, teníamos el mejor equipo de la liga y esos dos golpes nos vinieron bien para definirlo en el sexto partido”.

Para concluir, Javier Medina recordó los festejos en el vestuario, como también la hermosa caravana de llegada a San Luis luego de ser campeones, dando vueltas por toda la ciudad. Ese momento en el que se dieron cuenta que lograron lo antes impensado.

Más notas