sábado, abril 13, 2024

Noah Lyles, el joven maravilla

Por Gonzalo Sarmiento
Veintidos años, compositor de canciones de hip-hop y rap, amante de los personajes cinematográficos y televisivos a tal punto de lucirlos en sus propios calcetines, con un gran gusto del arte y la moda, y un contrato firmado con Adidas cuando cumplió los 18, ¿Quién hubiera imaginado que un atleta que reúne particulares características, y a una corta edad, superaría un record que sólo lo tenía un tal Usain Bolt?
Se trata del estadounidense Noah Lyles, un jóven corredor nacido en Gainesville, una ciudad ubicada en Florida (EEUU), que ganó dos medallas de oro en las pruebas de 200 metros y 4×100 en el Mundial de Atletismo de Doha 2019, y que, al igual que el basquetbolista LeBron James, con su enorme talento sólo le bastó correr rápido en su escuela secundaria de Washington para dar un gran salto al profesionalismo y sin dar pasos en alguna universidad.

Apenas 12 años tenía Noah cuando descubrió que practicar atletismo sería su destino. Con un pasado en la gimnasia, donde se centró en salto de altura y mantiene una marca de 2,03 metros que alcanzó en 2015, el joven norteamericano, cuyos padres también fueron atletas en sus pasados universitarios, vive un presente inmejorable para su edad, compartiendo las mismas marcas mundiales que el velocista jamaiquino,y preparándose para competir las pruebas de atletismo en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio.

Más notas