Por Joaquín Álvarez

Los españoles vencieron a Polonia por 90-78 y Rubio, base de los Phoenix Suns, fue la gran figura del encuentro con 19 puntos, 5 rebotes y 9 asistencias que lo convirtieron en el jugador con la mayor cantidad de asistencias (115) en la historia de los Mundiales, superando al argentino Pablo Prigioni. Ahora esperan por su próximo rival, que será el vencedor entre Australia y República Checa.

El conjunto ibérico terminó arriba en el primer cuarto 22 a 18, con 8 puntos de Rubio, escoltado de los buenos aportes de ‘Willy’ Hernangómez y de Víctor Claver con 4 tantos cada uno. Del lado de los dirigidos por Mike Taylor, Adam Waczynsky y A.J Slaughter sumaron 5 unidades cada uno.

En el segundo período, ‘Juancho’ Hernangomez realizó un muy buen parcial siendo certero en el tiro exterior encestando 3/3 en triples y llegó a 14 unidades en el partido, ‘Rudy’ Fernández aplicó su experiencia en cancha y alcanzó los 9 puntos en el partido, de los cuales 6 fueron en ese periodo, mostrando su marca registrada que es el tiro de tres puntos.

En Polonia, Adam Hrycaniuk colaboró con 6 puntos y se hizo fuerte en los tableros capturando 4 rebotes y Damián Kulig también aportó en el ataque convirtiendo 5 puntos. El primer tiempo terminó con una pequeña ventaja española de 46-41, y ambos seleccionados tenían más del 50% de acierto en los triples.

Al reinicio del juego, Fernández llegó a los 15 puntos, exhibiendo su repertorio ofensivo con dos tiros acertados desde la línea de 6,75m por lo que alcanzó 5/5 en triples gracias a la buena circulación del balón que otorgó Marc Gasol, quien tenía cinco asistencias al igual que Rubio. A.J Slaughter y Damián Kulig encabezaron el goleo polaco con 13 y 10 unidades, respectivamente, y terminaron el tercer parcial nueve puntos por debajo en el marcador. 

Ya en el último pasaje del partido, España consiguió una importante ventaja por el gran cuarto que realizó su base. ‘Willy’ Hernangómez, aprovechando sus 2.11 metros, creció en el partido, anotó 12 puntos en ese parcial por su buena presencia en la zona pintada y sumó 18 en total. Polonia cerró un digno partido, derrotado por un rival de mayor envergadura por 90-78. Slaughter fue el goleador con 18 unidades y Waczynsky lo acompañó con 15 unidades.