domingo, mayo 26, 2024

Cuatro historias en un clásico americano

Por Facundo Guerreiro y Agustín Painehual

Brasil y Argentina, una rivalidad histórica en Copa América

Los seleccionados se han enfrentado 32 veces, de las cuales hubo 9 victorias para el actual local, 7 empates y 15 ganados por Argentina.

Brasil y Argentina jugarán una mítica semifinal en el Estadio Mineirao. Dos de los tres máximos campeones, detrás de Uruguay, se verán las caras para levantar la ansiada Copa América Brasil 2019. Pese a tener entre ambos 22 títulos, ninguno de sus máximos ídolos pudo obtener el trofeo. Ahora sin Neymar, sólo es posible que Lionel Messi rompa esa racha en tierra de su rival de toda la vida.

El País anfitrión tuvo como máximo exponente en la historia a Edson Arantes do Nascimiento “Pelé” y en la actualidad es Neymar da Silva Santos Júnior. En Argentina son Diego Armando Maradona y Lionel Andrés Messi. 

Del Santos F.C a la Selección

La Copa América de 1959 fue la única que jugó Pelé con tan sólo 18 años. Fue la figura y anotó 8 goles en 6 partidos, la mayor cifra en ese certamen. Pese a su importante influencia en el desarrollo de la competencia, quedaron en el segundo puesto con un punto detrás de Argentina. Ese mismo año se realizó otra copa, en Ecuador. Para esa competencia llevó un plantel con mayoría de jugadores de Pernambuco, estado de Brasil. 

Desde ese torneo no participó más por el desorden que presentaba la organización de la competencia. En 1963 fue sede Bolivia, sólo eligieron dos estadios, Cochabamba y La Paz. Esta última elección generó conflicto, razón por la cuál se bajaría del torneo Uruguay, Argentina llevó suplentes, Brasil llevó nuevamente un seleccionado de un estado y Chile no fue invitado por la disputa que se dio en ese momento por el uso del Río Lauca. En Uruguay 1967, Brasil decidió no participar, mientras tanto Pelé estaba de gira con Santos recaudando fondos por Colombia, Argentina, Estados Unidos y México.

Neymar disputó su primera Copa América en 2011 con 19 años, llegó a cuartos de final y perdió por penales frente a Paraguay. Cuatro años después se repitió el cruce en la misma fase, el resultado fue el mismo y pasó la selección dirigida en ese momento por Ramón Díaz. En 2016 se realizó una edición especial por el centenario de la Copa América. En esta ocasión el Barcelona sólo dio la posibilidad a sus jugadores que participen en una sólo torneo, la competencia sudamericana o los Juegos Olímpicos que se desarrollaron en Rio de Janeiro. El jugador optó por la segunda debido a que su país no había conseguido la medalla de oro. En el certamen que esta en desarrollo no pudo asistir por una lesión en el tobillo derecho durante un partido amistoso frente a Catar.     

 Maradona y Messi, dos historias similares en la Copa América

 La Copa América es un trofeo que se le niega a las grandes estrellas del fútbol argentino. Diego Maradona y Lionel Messi, el jugador del Barcelona todavía puede romper la mala racha, son los dos casos más excluyentes. La historia de Maradona en la Copa América comenzó en 1979, en ese momento la competencia se jugaba en el formato de ida y vuelta, y la sede designada fue Perú. Argentina llegaba envalentonada por conseguir su primer mundial en la historia y Diego llegaba en la misma situación, ya que la selección Sub 20 había conseguido el primer mundial en esa categoría. La producción de ese seleccionado en la Copa no fue bueno, a causa de que quedó eliminado en fase de grupos. Bolivia y Brasil fueron las selecciones que compartieron grupo con Argentina. La dura derrota con Brasil y el inesperado empate frente a Bolivia terminaron con las ilusiones argentinas. En 1987 fue donde Diego estuvo mas cerca de conseguir el título debido a que venía de hacer historia en México y el torneo se disputaba en Argentina, pero la selección cayó en semifinales ante Uruguay. El seleccionado venía haciendo un gran torneo hasta llegar a esa instancia donde se desmoronó y perdió 1-0. Esta derrota fue un golpe tan duro que lo afectó en el resto del torneo ya que no pudo conseguir el tercer puesto al perder con Colombia. En 1989, esta copa fue muy similar a la anterior, ya que hizo una gran primera ronda pero en la segunda fase chocó contra Uruguay y Brasil donde sufrió dos derrotas duras.

 A diferencia de Maradona, Lionel Messi jugó dos copas más que Diego, incluyendo la corriente edición, y fue subcampeón en tres oportunidades. En 2007, Argentina tenía una selección envidiable. Estaba pasando por un cambio generacional pero fue la fusión de dos generaciones extraordinarias que llegó sin problemas a la final. Ahí se encontró con el mismo rival que enfrentará el martes en la Arena do Gremio. Brasil llevó a esa copa América un seleccionado suplente con muchos juveniles y sorprendió al golear a Argentina. En 2011, cuando Argentina era otra vez el país organizador, luego de la copa de 1987. Los argentinos tenían muchas expectativas, ya que el recambio era un hecho y ganar la copa era cortar una racha de 18 años sin título. Esta edición fue la peor actuación de Messi, por lo que no pudo llevar a su selección al trofeo, tras caer en cuartos ante Uruguay, el campeón de dicha copa. En 2015, Messi llegaba a Chile, tras perder la final del mundial en 2014 y tenía la gran oportunidad de reivindicarse. Argentina hizo un gran torneo y el rosarino tuvo una gran actuación. Pero en la final ante el local cayó en los penales con un bajón de nivel notable del equipo. La Copa Centenario de EEUU 2016 era para muchos la gran oportunidad del astro argentino de conseguirla. El argentino hizo una estupenda copa América hasta llegar a la final que otra vez pierde por penales ante el mismo rival que cayó en Santiago, lo que parecía un maleficio difícil de romper. Lo curioso de esta edición, es que después del partido, Messi declaró que renunciaba a la selección, decisión que año más tarde tras el pedido de casi todos los argentinos para que vuelva a vestir la albiceleste. Ahora, Argentina se encuentra en semifinales ante el rival de toda la vida, pero Messi es la carta ganadora de este equipo.

 

 

Más notas