martes, mayo 28, 2024

Michy Batshuayi: una historia de superación

Matías Elicegui

Batshuayi es un futbolista de ascendencia africana nacido en Bélgica. Sus padres emigraron del Congo una década antes de su nacimiento para asentarse en la ciudad de Bruselas. Comenzó a jugar al fútbol desde muy pequeño en la plaza del Parque Pirsoul de su ciudad y luego pasó por las inferiores del Evere, del RUSA Schaarbeek y del Brussels. Después de destacarse durante tres años en algunos clubes pequeños de su país, fue llamado por captadores del Anderletch para sumarse a las divisiones juveniles del club, donde compartió plantel con su compatriota Romelu Lukaku. En el único año que jugó allí, acumuló varias peleas debido a su carácter conflictivo y, una vez finalizada la temporada 2007/08, fue expulsado del equipo.

Ese mismo año llegó al Standard Lieja, club en el que estuvo dos años y medio en sus categorías formativas, y en febrero de 2011 hizo su debut profesional ante el KAA Gent por el campeonato belga. Antes de partir al Olympique de Marsella, jugó más de un centenar de partidos y fue convocado para disputar una serie de amistosos con la Selección Sub 21 de Bélgica. Sin embargo, luego de un encuentro frente a Chipre, fue expulsado de la concentración junto con su compañero Ibrahima Cissé por haber realizado una fiesta en la habitación del hotel a la que asistieron varias prostitutas.

En 2016 dejó Francia para fichar por el Chelsea de la liga inglesa por una suma de 40 millones de euros. Durante su estadía en Londres, Batshuayi no contó con la cantidad de minutos deseados y alternó titularidad con Diego Costa y Álvaro Morata. A pesar de su irregularidad, cosechó dos títulos: La Premier League 2016/17, en la que convirtió el gol del triunfo el día de la consagración, y la FA Cup 2018. Tras la partida de Pierre Aubameyang del Borussia Dortmund, fue cedido al club alemán paraganar continuidad de cara a la Copa del Mundo: marcó 9 goles en 14 partidos y se ganó un lugar en la convocatoria final de 23 futbolistas que entregó Roberto Martínez para el Mundial de Rusia.

Más notas