jueves, julio 25, 2024

Perón, 50 años después: los muchachos deportistas

Juan Manuel Fangio

Nació el 24 de junio de 1911, en Balcarce, al sur de la provincia de Buenos Aires. El “Chueco” comenzó a trabajar de pequeño en un taller y se convirtió en un excelente mecánico. Como piloto debutó en 1938 y desde el año siguiente hasta 1949 ganó dos veces el campeonato argentino de Turismo Carretera, la categoría más importante de nuestro país. Representó a la marca Chevrolet con la que protagonizó una enorme rivalidad con Oscar y Juan Gálvez, que corrían con Ford.

Fangio empezó a competir en Europa en 1947 gracias al apoyo que el Gobierno le brindaba en esa época a los pilotos argentinos. En el  ’49 recibió la medalla al Caballero del Deporte de la Orden de la Medalla Peronista. Dos años más tarde logró su primer título en el Campeonato Mundial de Automovilismo, de los cinco que obtendría en total en la Fórmula 1.

El 8 de noviembre de 1951 retornó al país y fue a saludar a Eva Perón con el Presidente al Policlínico de Avellaneda donde estaba internada. Luego estuvo en los balcones de la Casa de Gobierno saludando a la multitud que se congregó en la Plaza de Mayo. Allí dijo que no había nada más grande que Perón, a quien apoyó para la reelección como jefe de Estado en las elecciones de noviembre de ese año.

Ganó los campeonatos de Fórmula 1 de 1951, 1954, 1955,1956 y 1957 y otras dos veces se consagró subcampeón, en los que representó a cuatro escuderías diferentes.

Su hazaña de cinco títulos en la máxima categoría del automovilismo recién pudo ser desplazada en 2003. El “Chueco” falleció el 17 de julio de 1995. 

***

Rafael Iglesias

Nació en la localidad de Avellaneda el 25 de mayo de 1924. Este boxeador también consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres de 1948, al igual que Pascual Pérez, pero en la categoría pesado, al vencer en la final al sueco Gunnar Nilsson. Peleó como profesional una sola vez en 1952 en Estados Unidos. Esa vez perdió y decidió retirarse y se mudó a San Juan donde vivió el resto de sus días.

Fue un deportista emblemático durante el gobierno de Perón que se hizo muy conocido por una pelea como amateur que le otorgó la posibilidad de representar a la Argentina en los Juegos de 1948. Tras obtener la presea dorada, Perón le otorgó la Medalla de la Lealtad Peronista en un acto realizado en la Plaza de Mayo el 17 de octubre de 1949.

***

 

 

Mary Terán De Weiss

Se convirtió en la primera tenista popular en Argentina tras ser la número uno durante cinco temporadas y llegó a ser top 10 del mundo, ganando 28 títulos.

La rosarina nació el 29 de enero de 1918. Logró dos medallas de oro en los Juegos Panamericanos de 1951. Trabajó incansablemente para popularizar el tenis y por eso la designaron al frente de los Campos Deportivos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires.

Tenía una relación de amistad con Perón, pero el General tenía intereses amorosos hacia ella, a tal punto que le ofreció matrimonio acompañando la propuesta con una joya que había sido de Evita. Pero ella no aceptó. Durante su carrera el Estado subvencionó sus giras por Europa.

Por su militancia peronista se exilió en España en 1955 cuando se produjo el golpe militar. Regresó al país en 1959 pero como conocían su identificación partidaria ningún club la cobijó. Exhausta de la persecución por parte de la oposición y envuelta en una profunda depresión decidió suicidarse en 1964.

***

Delfo Cabrera

Nació en Armstrong el 2 de abril de 1919 en la localidad de Alberti, provincia de Buenos Aires y falleció el 2 de agosto de 1981. Fue un atleta argentino especializado en pruebas de larga distancia. Su mayor logro lo consiguió en la prueba de maratón, ganando la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 1948. 

Cuatro años después, fue el abanderado de la delegación argentina en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952. Además, fue campeón panamericano al obtener la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 1951 que se realizaron en Buenos Aires. Cuando Cabrera volvió de Londres no se trajo más que la medalla, Perón les preguntó  a los medallistas qué premio querían. Él pidió una casa. 

Cuando llegó el Golpe Militar de la Revolución Libertadora del 55 quisieron sacársela. Lo echaron como bombero y debió ser ayudado por su familia. Consiguió trabajo de pincha papeles en el Jardín Botánico. A pesar de la persecución, hasta el último día de su vida fue peronista. Abrazó las banderas del peronismo porque se sintió identificado como obrero, del interior, de salir de un sector popular y, en cierta forma, convertirse en un emblema. Siempre agradeció haber sido bancado por un Estado presente. 

Por el apoyo que recibió del peronismo para fomentar el deporte, incluso recibió en 1949 la Medalla Peronista (se imponía en reconocimiento a servicios extraordinarios prestados al país o al movimiento peronista). Fue vetado, junto con centenares de deportistas, durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu para participar en todo tipo de eventos deportivos dentro y fuera del país.

***

José María Gatica

Nació el 25 de mayo de 1925 en San Luis y fue un exitoso boxeador de reconocida ideología peronista. En su carrera profesional participó de 96 peleas, de las cuales ganó 86, 72 de ellas por nocaut. Su conexión con Perón se dio en el año 1950, cuando pidió una reunión con el aquel entonces Presidente de la Nación para pedirle ayuda para viajar a pelear a Estados Unidos. El máximo mandatario le concedió el deseo y Gatica viajó, por única vez, al país norteamericano.

Allí peleó dos veces: obtuvo un triunfo contra Terry Young por KO en 4 asaltos y una derrota contra Ike Williams en el primer round. Eva Perón fue madrina de su hija María Eva. Una de sus anécdotas con el General se produjo cuando en el Luna Park fue hasta el lugar donde estaba Perón y le dijo “dos potencias se saludan”.

En 1953 volvió al país y fue en 1955 donde, a causa de la Revolución Libertadora que persiguió a todos los deportistas relacionados con el peronismo, se le retiró su licencia profesional. En 1956 peleó de forma amateur por última vez, y se retiró tras una lesión de tobillo que no lo pudo dejar competir. Finalmente, falleció en 1963 después de ser atropellado por un colectivo y pasar dos días en el hospital.

***

Roberto De Vicenzo

Nació en Chilavert, provincia de Buenos Aires el 14 de abril de 1923. Hay maestros que no necesitan pisar un aula para enseñarle a miles de personas su ciencia. Este es el caso del mejor golfista que vio nacer la Argentina.

El joven que empezó como caddie en el Club Miguelete para sumar unos mangos, no se imaginaba la cantidad de títulos que iba a conseguir. La primera gran victoria la sumó a los 19, cuando levantó la copa del Abierto del Litoral, dos años antes de entrar a la Marina, donde ganaría el apodo “Spaghetti”, por su aspecto físico. Ese logro fue el comienzo de una leyenda, que terminaría por ganar tres mundiales en tres décadas distintas: uno en 1952, otro en 1962 y el último en 1970. En un punto, la fama del “Maestro” era tal que hasta los presidentes lo llamaban. El mismo Juan Domingo Perón lo llamó para felicitarlo, tras ganar el Abierto de Brasil, en 1954. Lo que comenzó como una forma de salir adelante, terminó por ser una manera de vivir. En su extensa trayectoria ganó 231 títulos, siendo uno de sus hitos el Abierto Británico que consiguió en 1967.

El final de este cuento de hadas llegó en 1994, cuando De Vicenzo colgó el “fierro” con el que tantas alegrías le dio a la gente. Murió en 2017.

 

***

Oscar y Juan Gálvez

Los hermanos Oscar y Juan Gálvez nacieron el 17 de agosto de 1913 y el 14 de febrero de 1916, respectivamente, en Buenos Aires. Ambos se interesaron en el automovilismo desde niños. Oscar corrió por primera vez en un Gran Premio en 1937 y luego desarrolló una exitosa carrera en Fórmula 1, en la que ganó en una oportunidad. Por su parte Juan debutó en las 1000 Millas del Automóvil Club de Avellaneda y luego tuvo una gran trayectoria en TC, del que a día de hoy sigue siendo el máximo ganador con nueve campeonatos.Roberto, el tercer Gálvez, aseguró que Juan era más afín a las ideas de Perón que Oscar, pero ambos se beneficiaron de las políticas relacionadas al deporte impulsadas por el justicialismo.

Su legado fue tal que cuando el General le consultó a Francisco Borgonovo (alma mater de la dirigencia automovilística-deportiva en la década del 40-50) y este le recomendó construir un autódromo, el Presidente no dudó y le exclamó: “Hágalo mi hijo”. De esta manera nacía el autódromo de Buenos Aires “Oscar Galvez”, para luego también agregarle el nombre de Juan y terminar de escribir la historia: Autódromo Óscar y Juan Gálvez. 

 

 

***

Enriqueta Corina Duarte Ibarra García

Nació el 29 de junio de 1929 en Buenos Aires. Fue una nadadora, reconocida por ser la primera mujer latinoamericana en cruzar el Canal de la Mancha en 1951, durante la segunda presidencia de Juan Domingo Perón. Con la ayuda económica de Eva Duarte, cruzó los 35 kilómetros que separan al continente europeo con las islas británicas, en un tiempo récord de 13 horas y 26 minutos.

Representó a Argentina en los Juegos Olímpicos de Londres 1948, donde compitió en 100 metros libres (30°), 400 metros libres (19°) y en la posta 4×100 metros (10°). En 1956 la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu le prohibió asistir a eventos deportivos dentro y fuera del país. Debido a su afiliación al Partido Peronista Femenino fue perseguida y proscripta, lo que la obligó a exiliarse en Londres para continuar con su carrera. 

 

***

Enrique Morea 

Nació en Buenos Aires el 11 de abril de 1924. Fue un tenista que obtuvo todos sus éxitos deportivos durante la primera etapa de Juan Domingo Peron como presidente y lideró el ranking del tenis nacional durante quince años entre 1946 y 1966. Fue el primer argentino en ganar un Grand Slam: el Roland Garros de 1950 en dobles mixto. Además, obtuvo dos medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Buenos Aires 1951 y tres de plata en los de México cuatro años después. “Recuerde también que con el prestigio argentino defendemos el honor común que es nuestro sagrado patrimonio”, manifestó Perón en una carta enviada a Morea luego de las dos preseas doradas conseguidas en los Panamericanos. Durante el segundo periodo de Perón en el poder presidió la Asociación Argentina de Tenis (AAT). 

***

Pascual Pérez

Nació el 4 de mayo de 1926 en la ciudad mendocina de Tupungato. Fue uno de los boxeadores argentinos más trascendentes de la historia y su carrera comenzó a sus 18 años. Su primer entrenador fue Felipe Segura, quien apreció el coraje de Pérez que medía 1,52 con apenas 48 kilos. En la primera presidencia de Juan Domingo Perón viajó a Londres para los Juegos Olímpicos de 1948 y definió la medalla de oro contra el italiano Spartaco Bandinelli de la categoría mosca.

Cuando retornó al país argentino fue recibido por el presidente y además fue premiado con una casa en la Sexta Sección, en la calle Jorge A. Calle. Al boxeador también le dieron un puesto de trabajo como ordenanza en la Legislatura.

En 1952 se hizo profesional. En 1954 peleó por el título del mundo en Japón donde derrotó a Yoshio Shirai. Fue el primer campeón mundial argentino de boxeo. “¡Cumplí mi General! ¡Gané para Perón, para mi patria, para la Argentina!, exclamó en esa ocasión. La corona la defendió luego en 9 ocasiones y la perdió recién en 1960. Cuatro años después se retiró de la actividad. 


Producción y textos: comisión 2 A turno noche

Más notas