jueves, julio 25, 2024

Paraguay, la bestia negra de Brasil en la Copa América

Por Joaquín Arias

Luego de los históricos triunfos paraguayos en la semifinales de 1979, donde terminaría alzando el título, y 1983, Brasil se adueñó claramente del historial, al igual que lo hizo con todas las selecciones de la CONMEBOL. Sin embargo, en este siglo la selección guaraní se convertiría en un dolor de cabeza para la verdeamarela, manteniendo un invicto de veinte años. 

Todo comenzó en el último partido de la fase de grupos de Perú 2004. Ambos conjuntos ya habían amarrado la clasificación, y sólo restaba definir el primer lugar. En Arequipa, Julio González adelantó a los paraguayos, y si bien Luis Fabiano empató el encuentro, Fredy Bareiro puso el 2-1 definitivo, marcando la sorpresa. Los albirrojos no pudieron disfrutar mucho su victoria, ya que quedaron eliminados en cuartos de final ante Uruguay. Brasil se repuso goleando a México y venciendo a los charrúas y a Argentina por penales para alzar el título. 

Siete años después, volvieron a compartir grupo en Argentina 2011. Ambos venían de empatar su primer partido. En Córdoba Jadson adelantaba a la Canarinha al minuto 39, con un disparo raso desde afuera del área. Ya en el complemento, Paraguay reaccionaría, primero con un veloz contraataque que culminó Roque Santa Cruz y después con un tanto de Nelson Haedo Valdez tras una serie de errores defensivos. Parecía que se repetía la historia del 2004 pero a un minuto para el final Fred recibió un pase de Ganso, dio media vuelta y definió mano a mano para salvar un punto.

Brasil terminaría como líder de la zona, mientras que los dirigidos por Gerardo “Tata” Martino, que habían empatado sus tres partidos, avanzaron como mejores terceros. Un día antes la anfitriona Argentina se había quedado afuera, por lo que la Scratch se erigía como la máxima candidata al título. Esta vez la sede fue La Plata, donde el encuentro careció de emociones por 120 minutos. Llegó el turno de los penales, y allí los favoritos tuvieron una tanda para el olvido. Justo Villar detuvo el lanzamiento de Thiago Silva, y Elano, André Santos y Fred ni siquiera acertaron al arco. Paraguay, que también arrancó fallando, ganó por 2-0 y se clasificó a las semifinales. Con otra victoria en penales ante Venezuela, se plantó en la final sin ganar un partido. Allí cayó por goleada ante Uruguay en El Monumental. 

Cuatro años después se volvieron a cruzar en cuartos de final, ya que los dos habían pasado como segundos de grupo. En Concepción, Chile, Robinho aprovechó un centro de Dani Alves para poner el 1-0 al cuarto de hora. Parecía que los de Dunga conseguían la venganza pero una clara mano de Thiago Silva a veinte minutos del final derivó en un penal para los de Ramón Díaz. Derlis González cruzó el remate y puso el empate. El resultado no se movió y de nuevo hubo penales. Everto Ribeiro mandó afuera el segundo penal y Douglas Costa el cuarto, y aunque Santa Cruz desperdició un match point el gol del héroe de los 90 minutos, Derlis González, consumó un nuevo Paraguayazo. Los últimos integrantes de la gran generación guaraní no pudieron repetir la hazaña en semifinales ante Argentina, y terminaron la copa en el cuarto puesto.

Tras doce años sin títulos, Brasil organizaba la Copa 2019 con el fin de lograr levantar el trofeo en su suelo. Pudo sortear con tranquilidad la fase de grupos, pero seguro más de uno se agarró la cabeza cuando vio que en cuartos les volvía a tocar Paraguay. Ya con unos años de decadencia futbolística, los comandados por Eduardo Berizzo habían clasificado con solo dos puntos, conseguidos ante Argentina y la débil Qatar. El partido disputado en Porto Alegre fue dominado ampliamente por el local, que intentó sortear de cualquier manera posible la férrea defensa guaraní. Sin embargo no pudieron hacerlo, incluso estando media hora con un jugador más por la roja a Fabián Balbuena. De nuevo era hora de decidir por la vía de la pena máxima. Alisson le atajó el primer penal a Gustavo Gómez, aunque Firmino desperdició el cuarto tirándolo afuera. Al héroe del 2015, Derlis, también se le fue su remate por el costado derecho, y Gabriel Jesús lograba darle el pase a la verdeamarela a semifinales. 

De esta manera Paraguay lleva cinco partidos sin perder en los 90 minutos ante Brasil. En Nevada el Scratch buscará acabar con esta racha y revertir la floja cara del debut ante Costa Rica. Los guaraníes, por su parte, buscarán apelar a su historia de garra y solidez defensiva para conseguir un resultado que les permita seguir soñando en esta Copa América.

Más notas