domingo, julio 14, 2024

Messi tiene un millón de amigos

Por Peduzzi, Oyene, Multisanti y Poggi

La relación entre Ángel Di María y Leo Messi viene desde hace ya más de 10 años, siendo los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 el primer gran logro que obtuvieron jugando juntos. Pero pese a compartir más de una década en la selección, nunca habían coincidido en un mismo club hasta ahora que el PSG les cumplió el sueño de jugar juntos para un mismo equipo.

Di María declaró recientemente en una entrevista que jugar con Leo en un equipo era lo único que le quedaba por cumplir, ya que el Fideo compartió plantilla con algunos de los mejores jugadores del mundo, como lo son Cristiano Ronaldo, Neymar, Mbappe, Ibrahimovic, entre otros. En la misma entrevista habló de algunas intimidades de la llegada de Messi a París, como el primer día de entrenamiento con Leo. Contó que tenían que hacer doble turno, y al terminar el ejercicio de la mañana, todos se fueron a sus casas menos ellos dos, que se quedaron en el club tomando mates y charlando sobre todo lo que les tocó vivir a lo largo de sus carreras. Ángel también explicó cómo es su relación con Messi, y cómo es que le gusta que lo traten a Leo, explicando que a él le gusta sentirse como uno más, que no quiere recibir ningún trato especial, y que es por eso que ellos dos se llevan muy bien, ya que entre ellos son el “Enano” y el “Fide”, no Messi y Di Maria.

Les tocó enfrentarse en muchas ocasiones, siendo las más destacadas los clásicos entre el Real Madrid y el Barcelona entre el 2010 y el 2014, el histórico cruce entre el Barcelona y el PSG por Champions League en 2017 y el cruce en octavos de la última edición, que terminó en victoria para el PSG. Pero a pesar de haber jugado en contra en reiteradas ocasiones, fueron más los partidos que les tocó jugar juntos, gracias a la selección, en la que compartieron plantel en tres mundiales, cinco Copa América, y los Juegos Olímpicos de Pekin 2008 donde obtuvieron la medalla de oro. Con la selección mayor, el único título que lograron juntos fue la última edición de la Copa América, logrando una hazaña y venciendo a Brasil en el Maracaná.

Messi y Neymar

Leo Messi y Neymar se conocieron por primera vez el 18 de diciembre de 2011 en el partido entre Barcelona y Santos por la final del Mundial de Clubes, en el cual el argentino convirtió un doblete y los blaugranas conquistaron el trofeo tras ganar por 4 a 0. El brasileño era la estrella de su equipo y se llevó el Balón de Plata de ese torneo (segundo mejor jugador), mientras que el de oro, fue para Messi.

Los ojeadores del Barcelona se fijaron en la figura del Santos y, luego de dos años de ese partido, lo ficharon para el club español donde iba a compartir equipo con Lionel Messi. A medida que fue pasando el tiempo, su relación creció y no sólo se llevaron bien dentro del campo sino que también fuera. Jugaron cuatro temporadas juntos donde formaron una gran sociedad. La primera temporada de Neymar en Barcelona (2013-14) registró 15 goles y 15 asistencias, el argentino realizó 41 tantos y 14 pases a gol. En la segunda, anotó 39 goles y Messi 58, entre los dos dieron 42 asistencias. Esas cifras cayeron en la siguiente temporada, la ‘Pulga’ marcó 41 y el brasileño 31, mientras que los pases de gol sí aumentaron, fueron 53 las ocasiones que aparecieron previo a un tanto culé. Para el último año de Ney, Leo convirtió 54 goles y el que abandonó el club 26. Juntos ganaron 10 títulos, entre ellos, la Champions League en 2015.

Los caminos se separaron cuando Neymar decidió irse del Barcelona para convertirse en jugador del Paris Saint Germain en 2017 por 222 millones. Una decisión extraña para el momento ya que al brasileño se lo notaba cómodo en el club junto a muchos grandes jugadores. Los años pasaron y, en 2021, se podrían haber enfrentado en la serie de octavos de final de la Champions League entre el Barcelona y PSG, pero Neymar se la perdió por lesión. Además del partido de la final del Mundial de Clubes, las veces que ambos se cruzaron fueron por selección, en los cuales Messi ganó cuatro y Neymar 2.

En un partido entre Paris Saint Germain y Manchester United por la Champions League en 2020, Neymar fue la figura de la cancha y al terminar el partido, en zona mixta le preguntaron sobre su relación con Messi, a lo que el brasileño recalcó sus ganas de volver a compartir cancha con el astro argentino: “Es lo que más quiero para disfrutar otra vez con él, seguro que el próximo año se va a dar”. Y así fue, ocho meses después de esas declaraciones, Messi se unió al PSG y jugará junto a Neymar pero con otra camiseta.

Las dos figuras del fútbol mundial se vuelven a encontrar en un club e irán por todos los registros posibles para acumular más trofeos en su vitrina. El miércoles 15 de septiembre fue su primer partido juntos en PSG, el cual empataron a uno frente a Brujas por la primera fecha de la Champions League 2021. El resto será parte del futuro pero lo seguro es que están muy contentos de volver a verse las caras en un equipo.

Messi y Paredes

La relación entre Lionel Messi y Leandro Paredes se inició a mediados de 2017 cuando el volante central fue convocado por primera vez a la Selección Argentina. Luego con el paso del tiempo cada vez era más clara la amistad entre ellos. Al igual que con Di María, Messi tampoco había compartido club con Paredes.

Como ejemplo de su buena relación, cuando el ex futbolista de Boca publicó una foto festejando la Copa América, la Pulga le comentó “me levanté hoy para los mates y no había nadie, loco”, a lo que el volante replicó “manda número de habitación y vamos”. Otra demostración de esto es la charla que tuvieron los dos junto con Neymar al finalizar la final de Argentina-Brasil. Sobre esto último, Paredes expresó en una entrevista: “Hablamos mucho más de la vida que de fútbol o de la final misma. Hablamos de lo que iba a hacer cada uno en sus vacaciones, de dónde iba, de qué iba a hacer los días que le tocaba quedarse en Brasil”.

No obstante, en febrero de este año tuvieron una fuerte discusión en el partido entre Barcelona y París Saint Germain por la ida de los octavos de final de la Champions League. Sin embargo, Leo Paredes afirmó en una entrevista que son situaciones de un partido de fútbol, que fue una tontería y que quedó en la cancha. Además, explicó que el enojo del delantero fue porque se quejaba de que el ex Roma le había pegado una patada.

Además de ese encuentro, en 2017 por los octavos de final de la Champions se dio el cruce más histórico entre esos equipos y fue con ellos presentes. El elenco francés goleó 4-0 de local en la ida y todo parecía que iban a clasificar a cuartos, pero el Barça lo dio vuelta y triunfó por 6-1. En cuanto a ellos como compañeros, compartieron plantel en la Selección Mayor en el Mundial de Rusia 2018, Copa América 2019 y 2021, y las Eliminatorias Sudamericanas Catar 2022.

Messi y Sergio Ramos

Luego de 15 años de enfrentamiento entre sí, el PSG logró unir en la misma plantilla al ex capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, y del Barcelona, Lionel Messi. Ambos se incorporaron en este mercado de pases en condición de libres y es la primera vez que jugarán juntos en un equipo.

El jugador de la selección española había declarado, todavía vistiendo la camiseta merengue, en una entrevista en marzo de este año con el streamer Ibai Llanos que estaría “encantadísimo” con tener al diez argentino en su equipo. A su vez, manifestó que en sus primeras semanas juntos le habilitaría su casa para que pueda acomodarse en París. El defensor central aclaró que si no hubiese sido que Messi jugase en Barcelona, él hubiese conseguido muchos más títulos con el Real Madrid a nivel local e internacional.

Entre ellos se vieron las caras en 42 clásicos españoles, lo que significa la cifra más alta de cruces entre jugadores en La Liga. El primer partido terminó 3-0 a favor del Barça en el Santiago Bernabéu y el último el 24 de octubre de 2020 con la Casa Blanca triunfando 3-1 en el Camp Nou.

Messi e Icardi

Una vez hecho realidad el fichaje de Messi por el PSG, Icardi lo recibió en el primer día de entrenamiento con un abrazo fraternal y de bienvenida. Como detalle, la Pulga comenzó a seguir por redes sociales a su nuevo compañero, que posteo en sus historias una foto del 30 con su nueva indumentaria y con un mensaje que decía “Bienvenido a París”.

Compartieron juntos en Barcelona cuando Messi empezaba a asentarse como la nueva figura blaugrana y Mauro Icardi llegaba para unirse a las filas de la masía juvenil, y aunque no compartieron dentro de la cancha ni en un entrenamiento, Abian Morano, ex representante del nueve argentino comentó que Leo fue muy cordial en su llegada, que lo había invitado a varios entrenamientos del Barsa y a comer asados en su casa cuando Icardi tenía 17 años. Luego de tres años en las juveniles, en 2011 Icardi se marchó a la Sampdoria de Italia y dio una entrevista donde se refirió a Messi como el número uno y que los unía una relación de amistad y el ser ambos argentinos.

Se reencontraron en 2017 en la selección argentina dirigida por Jorge Sampaoli cuando fueron citados para los amistosos contra Brasil y Singapur del 9 y 13 de junio. Además, Icardi fue convocado para los juegos de clasificación al mundial de Rusia 2018 ante Uruguay y Venezuela en el que debutó como jugador titular tras su buen presente en el Inter de Milán. Aún así, el delantero no viajó a Rusia y quedó solo en la lista preliminar.

Tras el mundial y algunos altibajos en las citaciones de Icardi, surgió un rumor de que el capitán de la selección no lo quería en el equipo, por lo que el ex Inter explicó en una entrevista para Canal+: “Como se habla de mi vida privada con Wanda, también se habla de esto de Messi. Son cosas que no se pueden cambiar. Tuve la posibilidad de estar con Messi, de jugar con él. Lo conocí en Barcelona hace muchos años y dejo que hablen. No creo que sea cierto lo que dicen, porque lo conozco. Es el mejor jugador del mundo, tuve la posibilidad de estar con él y lo aprecio mucho. Entonces no creo en estas cosas”. En febrero de este año se enfrentaron en octavos de final de Champions League, en los que se clasificó el conjunto parisino, y para ponerle fin a la historia de la enemistad entre ellos, intercambiaron sus camisetas una vez terminado el encuentro.

Más notas