martes, febrero 27, 2024

¿Por qué los argentinos se adaptan mejor a Brasil que los brasileños a Argentina?

Por Tomás Scigliano

Es sabido que las dos mayores potencias de América, futbolísticamente hablando, son Brasil y Argentina. Por títulos a nivel clubes y selección, por exportación y jerarquía de jugadores y por haber propinado grandes leyendas del este deporte, como Messi, Maradona, Pelé, entre otros. Pero hay una realidad, y es que a lo largo de la historia, menos de la mitad de los jugadores brasileños han emigrado al fútbol local a comparación de los argentinos que fueron a Brasil.

Un total de 230 jugadores argentinos, divididos en más de 45 equipos, han pasado y actualmente se encuentran en el fútbol de Brasil. En cuanto a los brasileños, son 111 (algunos no han debutado oficialmente, pero si han formado parte de convocatorias o planteles) distribuidos en más de 60 equipos. Esto se debe a tres factores fundamentales a la hora de analizar esta situación: las diferencias futbolísticas, lo económico y lo social.

A la hora de referirse a lo futbolístico, los propios protagonistas son quienes marcan estas disimilitudes. Agustín Cattáneo, actual jugador de Tristán Suarez y ex Figueirense de Brasil, cuenta su experiencia y opina ante esta circunstancia: “Para mí ir allá con 21 años fue una aventura. Tienen un fútbol más técnico, en ese sentido son muy superiores. Se la pasan haciendo entrenamientos eludiendo conitos, al estilo baby fútbol acá en Argentina. Nosotros tenemos un fútbol más temperamental y de entrega”, analiza el jugador de 32 años, que además reconoce que los propios brasileños creen que los argentinos les tenemos bronca: “Yo les decía que no. Que son rivalidades futbolísticas y ya”.

La otra cara de la moneda es el brasileño Roberval, ex jugador de San Martín de San Juan y actual jugador de Peñarol de la misma ciudad, que milita en el Federal A: “Si tengo que elegir uno de los dos me quedo con el de Brasil. Para que te des una idea, en una pretemporada se hace solamente dos veces gimnasio al mes. Acá se trabaja mucho en ese sentido. Brasil es más de técnica y Argentina de contacto. Aparte, económicamente hay muchísima diferencia, pero yo en Argentina vivo muy cómodo”, manifestó.

Para referirse a lo social es clave la palabra de Andrés D´alessandro, que hace algunos años reconocía en Fox Sports que la vida en Argentina es muy difícil: “Pienso más en mi familia. Además, soy más valorado acá en Brasil que en Argentina”, admite el ídolo de Internacional de Porto Alegre.

Para repasar datos estadísticos, el club que más jugadores brasileños ha tenido en su historia es Boca, con 25. De esos, varios se han destacado y han salido campeones. Un caso conocido es el de Pedro Iarley, quien consiguió la Copa Libertadores e Intercontinental 2003. Otro que no ha tenido participación pero ha formado parte de ese plantel fue el delantero Edilio Cardoso. Más atrás en el tiempo, Charles ha formado parte del campeón del Apertura 1992, Heraldo Bezerra estuvo en la obtención de la Copa Libertadores 1977, Almir, Maurinho, Edson y Walter Da Silva han sido parte del campeón del torneo en 1962, junto con Orlando y el delantero Paulo Valentim, que además obtuvieron el título en 1962, 1964 y 1965, y 1962 y 1964 respectivamente. La lista la completan Ayres Moraes, campeón en 1964 y 1965 y Domingos Da Guía (campeón 1935), Bibí (campeón 1935) y Moisés (campeón 1934 y 1935).

Quién tiene el récord de ser el que más títulos consiguió y además es uno de los primeros en haber jugador es el defensor Aaron Wergifker, quien llegó a River en 1932 y obtuvo diez campeonatos, ocho locales y dos internacionales. Luego, continuo su carrera en Platense y allí se retiró.

En toda la historia solo un jugador fue goleador de un campeonato: Walter Machado Da Silva, en Racing. En el Metropolitano 1969 el delantero, que llegó desde Flamengo, se despachó  con 14 goles y a pesar de no haber obtenido títulos, quedó para siempre en la memoria del hincha por su calidad de juego. Otro que le ha ido bien en el club de Avellaneda es Joao Cardoso, que fue campeón de la Copa Libertadores y de la Intercontinental en 1967.

El resto de la lista de los campeones lo completan Jadson Viera, campeón con Lanús en 2007, Paulo Silas, campeón con San Lorenzo 1995, Mario Jardel, quien estuvo en el Newell´s del 2004, Beny Guagliardi, Agostino Zeola y Paulo Berg, que formaron parte del Independiente campeón 1963 y por último Joao Ramon, Agostinho Teixeira y Petronilo De Brito que fueron integrantes de los planteles del San Lorenzo campeón de 1933.

Más notas