domingo, marzo 3, 2024

Cappa, capitalismo, medios y valores del juego

Por Ian Rodríguez

La mirada de Ángel Cappa en el fútbol fue tan meticulosa como en la vida. No es de aquellos que dejan que el agua corra por al lado suyo sin cuestionarse hacia dónde va y por qué lo hace. Dejando de lado sus tácticas y estrategias, el ex futbolista y entrenador habla de comunicación, de valores, de la política y de lo que se pone en juego a la hora de contar el mundo desde los medios. Cree que el periodismo está “cada vez más condicionado” por los intereses de los grupos que dominan el mercado y que, en definitiva, el valor está en la honestidad. “En Argentina ocurre con Clarín y La Nación, que dicen cualquier cosa sobre el caso Vicentin, una empresa que le robó al pueblo argentino”.

El ex entrenador del recordado Huracán 2009, describe al capitalismo como un sistema “agotado” y que debe ir en dirección hacia un esquema justo, democrático y que permita vivir con más libertad. “El capitalismo convierte a todo en una mercancía”, afirma Cappa, antes de asociar su posición a un fútbol que entra a jugar. Considera que el hincha genuino fue perdiendo, en parte, su sentido de pertenencia hacia los clubes ya que estos se empezaron a convertir en entidades comerciales. También describe a algunos futbolistas como “estrellas de Hollywood” con sus glamorosos autos y lujosas casas: “Ya no saben si juegan por el dinero, el coche, la fama o porque les gusta jugar”.

Dentro de ese mundo y de la industria del fútbol, hay algo que a sus 73 años, le despierta un entusiasmo y que tiene que ver con la posibilidad de recuperar el espíritu del juego argentino representado en el seleccionado argentino comandado por Lionel Scaloni. A partir de la humildad – describe Cappa- percibe que están haciendo un trabajo formidable. “Escuché a Pablito Aimar (entrenador de la sub 17) en una videoconferencia para gente de Barcelona y tiene una claridad absoluta para entender y definir a este deporte, el que sentimos nosotros”, manifestó con total respeto al joven cuerpo técnico.

En este sentido, Ángel Cappa se considera una persona con problemas generacionales con los de su generación. Valora la oportunidad de hablar con los jóvenes y hacerlos pensar. Se emociona cuando la juventud interviene en aspectos de la vida que consideran injustos (defender la educación pública con la toma colegios, ante la falta de respuestas a sus pedidos). Viaja, tal vez, a esos fines de los 60 y principios de los 70, cuando militaba políticamente por las ideas de izquierda. Cursar filosofía y psicopedagogía, en una universidad con curas jesuitas del movimiento del Tercer Mundo, lo ayudó a comprender la realidad y desarrollar una sensibilidad para reconocer injusticias sociales.

Ha pasado el tiempo pero no los valores. Ángel declaró abiertamente que el fútbol siempre fue un deporte muy machista dentro de una sociedad capitalista- patriarcal. “Hay una opresión hacia las futbolistas quienes, poco a poco, están logrando situarse en el lugar que les corresponde”, expresó sin dudar. Además, se involucra en causas sociales y políticas como en la despenalización del aborto, vistiendo un pañuelo verde. Hizo hincapié en que no está de acuerdo con el acto de abortar, sino con la legalización del mismo para las mujeres que necesitan hacerlo y, sobre todo, para aquellas que carecen de un sustento económico que les permita interrumpir el embarazo en una clínica que ofrezca las condiciones de seguridad.

Más notas