jueves, mayo 30, 2024

Con Satoranský a la cabeza, República Checa se encamina a los cuartos de final

Por Maximiliano Das

Cuando todavía existía Checoslovaquia, en 1991, Tomáš Satoranský nació en Praga, la capital. Apenas un año más tarde, se disolvió el Estado socialista y se dividió en dos: República Checa y Eslovaquia. 26 años después, Satoranský lideró al seleccionado checo de básquet en su victoria 93-71 sobre Brasil en su primer Mundial con 20 puntos, 7 rebotes y 9 asistencias.

Hay que remontarse a plena época de Guerra Fría para advertir que Checoslovaquia, en cambio, sí había participado de una Copa del Mundo. De cuatro, más específicamente. La primera, en Yugoslavia (otro Estado Socialista disuelto pasada la caída del Muro de Berlín) en 1970, campeonato en el que terminó sexto entre los 13 equipos que competían, su mejor resultado. Dijo presente en los tres Mundiales siguientes, pero no superó el noveno puesto y nunca alcanzó la segunda fase.

En cuanto a Juegos Olímpicos, el combinado checoslovaco clasificó a siete y tuvo en Roma 1960 su mejor participación con un quinto puesto entre los 16 competidores. Además, en lo que a Eurobasket se refiere, se hicieron de doce medallas, una de ellas dorada, en 1946, seis plateadas y cinco de bronce.

Pero Checoslovaquia dejó de ser -formalmente- el 31 de diciembre de 1992. Satoranský creció siendo checo y con una cancha de básquet a la vuelta de la esquina de su casa que también era vóley y de handball. “Tenía que tener la suerte de estar ahí cuando nadie más la alquilaba”, comentó el base de los Chicago Bulls en una entrevista a NBC Sports.

En 2012, con apenas 20 años, mientras jugaba en la Liga ACB española, el oriundo de Praga fue electo en el 32° pick del Draft de la NBA por los Washington Wizards, pero no fue hasta 2016, paso por Barcelona Lassa de por medio, que se asentó en el equipo de la capital de Estados Unidos. En ese mismo Draft fueron elegidos entre los primeros puestos Anthony Davis y Damian Lillard, entre otros.

No fue hasta la temporada 2017-18 que comenzó a tener un lugar más importante en Washington y en la última campaña, aprovechó la lesión del base titular John Wall para mostrarse más adentro de la cancha. Terminado el campeonato, a Satoranský se le venció el contrato y firmó libre con los Bulls.

Mientras espera debutar en la franquicia donde Michael Jordan se convirtió en uno de los mejores basquetbolistas, Tomáš Satoranský está liderando a su equipo en el Mundial de China con casi 16 puntos, 5,5 rebotes y 7 asistencias por partido. El lunes, República Checa deberá enfrentar a Grecia, comandado por el MVP (Jugador Más Valioso) de la NBA la temporada pasada, Giannis Antetokounmpo, que dependerá de una victoria de Estados Unidos sobre Brasil para aspirar por un segundo puesto, mientras que el conjunto carioca deberá ganarle a los norteamericanos para mantener vivas sus chances de avanzar a la siguiente instancia.

Más notas