Por Federico Flossdorf

La etapa inicial del mundial de China 2019 dejó  grandes actuaciones individuales. En algunos casos los jugadores son figuras en las mejores ligas del mundo  y cumplieron con las expectativas pero en otros sorprendieron a muchos y se pudieron mostrar por primera vez en una competencia como es la Copa del Mundo.

Argentina completó una excelente primera ronda. Para ello fue decisiva la participación de Facundo Campazzo y Luís Scola. Este último a pesar de su edad, 39 años, sigue demostrando que esta la altura de los mejores con un promedio de 17 puntos y 9 rebotes por encuentro. Por su lado el base cordobés fue el MVP en el partido frente a Rusia. Con 7 asistencias y 21 puntos permitió que la Argentina termine líder e invicta. 

Serbia es una de las candidatas a ganar este torneo, con un record de tres partidos ganados y ninguno perdido. El ataque serbio  tuvo como protagonista a Bogdan Bogdanovic. El jugador de Sacramento Kings promedió 24 puntos con un altísimo 60 por ciento desde línea de tres. Frente a Italia fue el MVP con 31 puntos, y 5 asistencias. Junto a Nikola Jokic y Nemanja Bjelica esperan liderar al conjunto serbio para ser campeones del mundo.

Si hablamos de los organizadores de juego hay que resaltar la tarea en dos de los equipos que sorprendieron. Mas precisamente la del venezolano Heissler Gullient y  el checo Tomás Satoranký. Ambos fueron pilares fundamentales para que sus selecciones hagan historia en este mundial. El base europeo fue la figura que llevó a República Checa a clasificar a una segunda instancia por primera vez. Completo en la faceta ofensiva, promedió 14 puntos y 6 asistencias por partido.

Por su parte, Guillent fue una pieza fundamental para que Venezuela le gane a Costa de Marfil en un partido fundamental para la clasificación. El base anotó 28 puntos y asistió en 7 oportunidades. Además en defensa promedia un robo por partido.  

Abajo del aro no hubo sorpresas. El pivot Rudy Gobert fue una verdadera muralla en defensa y una garantía en ataque. Con sus 2,15, tomó 10 rebotes por encuentro e hizo 12 puntos. Junto a Evan Fournier,  máximo anotador del equipo con 16, buscara llevar a Francia a lo más alto.

Australia tiene entre sus filas a uno de los jugadores más completos del mundial. Detrás de las figuras de Patty Mills y Marcus Dellavedova aparece Joe Ingles. El alero  de 2,05, hace casi nueve asistencias por partido y es el mejor en este rubro en la primera fase. Además completa su planilla con diez puntos y siete rebotes. 

En esta nueva modalidad, la segunda fase del mundial genera expectativas. Con grandes actuaciones y estrellas que todavía no mostraron su mejor versión se viene la etapa definitoria de China 2019.