lunes, julio 22, 2024

El trío argentino del Real Madrid

Por Santiago Ballatore

La ACB, la liga española de basquet, pareciera ser una filial de la Selección Argentina. Excepto Máximo Fjellerup, Agustín Caffaro y Tayavek Gallizi, todos los integrantes del plantel disputaron al menos un partido en esa liga. Los jugadores que jugaron en el pasado en la ACB son Luis Scola, que participó de los equipos de Baskonia y Gijón Baloncesto entre 1998 y 2007, y Marcos Delía, que hizo lo propio entre 2016 y la última temporada en UCAM Murcia y Joventut de Badalona, antes de anunciar que se iría al Fuerza Regia de Monterrey. Teniendo en cuenta esto, queda un saldo de siete jugadores que disputan la máxima categoría española. Sin ser eso suficiente, tres de los más importantes de esos siete, se ponen la misma camiseta: Facundo Campazzo, Gabriel Deck y Nicolás Laprovíttola compartirán plantel en el Real Madrid la próxima temporada.

Campazzo tiene ya una larga trayectoria en la liga europea, debido a que en julio de 2014 dejó Peñarol de Mar del Plata y fichó por el Merengue. Como no era una prioridad para el entrenador, y con el agregado de que sufrió una importante lesión en su tobillo en su primera temporada con el club, el cordobés fue cedido al Murcia. No pasó mucho tiempo para que, a base de de carácter y buen juego, se ganara el cariño de la gente. Incluso llevó a este equipo a los Playoffs, algo nada habitual. Luego de dos temporadas en el Murcia, volvió a Madrid a mediados de 2017 con el objetivo de reivindicarse y ganarse un lugar importante allí. Y en la última temporada, se consagró. Con la partida de Luka Doncic hacia la NBA, Campazzo se adueñó del equipo, al punto de ganar el premio al jugador más valioso en la última final de la ACB, frente al Barcelona.

Deck es uno de los más importantes, no solo del futuro, sino del presente de esta camada de nacional. El santiagueño de 24 años fue el goleador de Argentina en la victoria por 87 a 67 frente a Venezuela en el inicio de la segunda fase del Mundial, anotando 25 puntos y errando solamente tres tiros de campo. Su llegada al Madrid se dio al comienzo de la última temporada. Había ganado las últimas dos ediciones de la Liga Nacional de Básquet, además de varios premios al mejor jugador, tanto de las finales como del torneo en sí. Casi todos los seguidores del básquet coincidían en que la liga argentina ya le quedaba chica. Por eso, en julio de 2018 firmó con el Madrid, club en el que no tuvo muchos minutos de entrada pero, con empuje y buenos rendimientos, se fue haciendo un lugar.

La carrera de Laprovíttola es bastante particular. Jugó en muchas ligas, incluso en la NBA para San Antonio Spurs, pero recién en su último club mostró su mejor nivel. Cuando llegó a Joventut, se encontró con un equipo que no venía mostrando buenos resultados y estaba metido en la lucha por el descenso. Pero el base de Morón cargó el ataque en su espalda y salvó al equipo de la baja de categoría. Fue tan bueno lo que hizo que ganó el premio a mejor jugador de la temporada, superando a Campazzo en la disputa. Pero así como compitió por este galardón con su compañero de la Selección Argentina, ahora también va a compartir equipo con él, ya que en julio de este año firmó un contrato por dos años con el Real Madrid.

Más notas