Por Juan Peyret

El Che Néstor García comandó un equipo para conseguir algo que nunca obtuvo. Alimentó el sueño de muchos dominicanos a superar sus límites cuando asumió este año para dirigir a esa selección que tuvo que conformarse con salir 12vo y 13ro en los dos únicos mundiales que disputó en 1978 en Filipinas y en 2014 en España. Néstor vino a romper ese esquema y lo logró.

El primer partido fue contra Jordania en la segunda jornada, un rival de la misma jerarquía que no dio muchas ventajas a la hora de defender y propuso un buen planteo. A pesar de las diferencias, los caribeños ganaron con lo justo en 80-76. El siguiente fue Alemania, que perdió contra Francia en su debut, y no fue un partido para los cardíacos. Con el cinturón apretado otra vez, Dominicana venció por 70-68 y solo quedó ver como Francia, la favorita del grupo G, derrotaba por goleada a Jordania por 103-64. Con ese resultado, el equipo de García marcó un hito: clasificarse por primera vez a la segunda fase.

Sin embargo, jugar contra los franceses el último partido no era un partido simple, de práctica. Significaba enfrentarse contra uno de sus rivales en la siguiente etapa. Por lo que, la importancia del duelo fue remarcada por el coach bahiense a sus dirigidos, pero no pudo contra la jerarquía de los europeos, la efectividad Rudy Gobert en los tiros y la fineza de Evan Fournier en las asistencias.

Ya con la histórica clasificación a la segunda fase bajo los brazos, Republica Dominicana salió a la cancha con la mente despejada, sin tanta presión y tranquilidad. Esto significó un muy mal arranque en los primeros minutos del cuarto inicial y el entrenador argentino a los 2’ ya pidió tiempo muerto para alentar y corregir a sus jugadores en la marca defensiva. Aún así, los caribeños no fueron efectivos en la defensa. No nos olvidemos del ataque; perdieron 8 veces la pelota en ataque y Francia cosechó 10 puntos a raíz de estos. El primer cuarto cerró en 18-8 para los franceses.

En el siguiente cuarto, Francia agilizó aún más su estilo de juego y poco a poco fue ampliando la diferencia en el marcador. Los Tricolores buscaron ponerse a la altura de su contrincante siendo certeros en los rebotes, pero sin igualar la gran eficacia que tuvo el líder del grupo. Terminó el primer tiempo con una diferencia de más de 20 puntos: 43-21.

Luego del descanso, Dominicana fue a buscar más la canasta y aumentó la presión. Consiguió anotar 19 puntos en el tercer cuarto y en el último 16. Pero no encontró los recursos para frustrar los ataques de Francia y el partido del segundo tiempo fue muy quebrado. El duelo finalizó con los franceses victoriosos por 90-56, más de 40 puntos de diferencia. Los centroamericanos integrarán el grupo L con Francia, Lituania y Australia en la fase del Mundial.