jueves, mayo 30, 2024

Argentina: intensidad y criterio

Por Federico Ferster

La Selección Argentina finalizó la fase de grupos como primera tras ganarle a Corea del Sur, Nigeria y Rusia. El equipo de Sergio Hernández tendrá que jugar la Ronda de Ganadores el viernes frente a Venezuela y el domingo ante Polonia. Los puntos son acumulativos, por lo que ganarle a la “Vinotinto” lo pondrá muy cerca de clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Las claves de esta actuación del “Alma” en la primera parte del torneo fueron: la intensidad, la defensa y la rotación en ofensiva. En base a estos tres ítems, el conjunto “Albiceleste” supo pisar fuerte en China, teniendo como emblemas a Facundo Campazzo, Patricio Garino, Marcos Delia, Gabriel Deck y el capitán, Luis Scola.

Durante la preparación, Sergio Hernández dijo que quería un equipo agresivo para poder defender y el mensaje fue captado por sus jugadores, que tuvieron una intensidad formidable para llevar a cabo el objetivo. La Selección evitó los tiros fáciles con una buena rotación defensiva, presionó bien arriba de la bola y los “grandotes” estuvieron atentos para las ayudas defensivas. Si alguien se destacó en este rubro fue el “Pato” Garino que robó 2.7 pelotas y culminó con 1.7 tapones por partido.

La gran preparación física de Argentina permitió traducir las pérdidas provocadas al rival en puntos a favor. Hasta Luis Scola corre los contraataques con sus 39 años como si tuviese 20. Por cierto, el capitán del seleccionado, fue el goleador del equipo en esta primera etapa con un total de 17 puntos por partido, además de bajar un promedio de 9 rebotes.

En ataque, todo el repertorio fue sacado a la luz: juego interior para lastimar dentro de la pintura, juego en interior para combinar entre los pivotes y show de pick’s and Roll’s para buscar el tiro abierto. En fin, una gran primera mitad con un Facundo Campazzo determinante desde la base para encontrar siempre la mejor opción. El jugador del Real Madrid terminó con un promedio de 7.0 de asistencias y una valoración total de 19.2, según FIBA.

Los rebotes quizás sean la cuenta pendiente de Argentina en esta primera etapa. Contra Corea del Sur y Nigeria sufrió mucho en defensa ante los jugadores altos, aunque frente a Rusia pudo mejorar y no conceder muchos rebotes ofensivos. Otra asignatura a resolver es cuando los equipos cierren la pintura y no puedan elaborar de la mejor manera el Pick and roll o jugar el 1vs1, que por momentos fue la clave para el equipo africano y el europeo para frenar el ataque. El forzar tiros ha sido fundamental, sobre todo frente a los rusos, que tuvieron un bajo score (consiguieron sólo 66 puntos, cuando promediaron 94.5 en los primeros dos encuentros).

La primera etapa culminó. Ahora vendrá la más difícil y lo que se propusieron antes de arrancar el torneo: llegar lo más lejos posible y clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio el año próximo.

Más notas