domingo, mayo 26, 2024

Los cuatro libres errados que impidieron a Turquía hacer historia ante los NBA

Por Francisco Di Giusto

Un partidazo sin igual protagonizaron los estadounidenses y los turcos. Cuatro fueron los tiros libres que tuvo el conjunto turco para cerrar la historia, a nueve segundos del final y cuando todavía se encontraba un punto arriba. Ni Doğuş Balbay ni Cedi Osman lograron capitalizarlos en anotaciones y, sobre los segundos finales, dos libres convertidos de Khris Middleton le dieron la transpirada victoria a Estados Unidos.

El encuentro comenzó con un dominio marcado de los NBA, que poco a poco se fue diluyendo con el pasar de los cuartos. Turquía levantó el nivel y el resultado poco a poco, gracias a la destacada actuación de Ersan Ilyasova, miembro de la plantilla de Milwaukee Bucks, quien terminó con 23 puntos y 14 rebotes capturados. Los euroasiáticos conformaron en su plenitud el podio de anotadores del partido, gracias a los 18 tantos de Melih Mahmutoğlu y los 16 de Can Korkmaz. Por parte de los campeones en las últimas dos ediciones (2010 y 2014), el mencionado Middleton fue el máximo anotados con 15 dianas, siguiéndole Kemba Walker con 14 y Joe Harris con 11.

Sobre el final del último cuarto, Turquía empujaba y buscaba revertir el resultado, que le había sido adverso durante toda la contienda, hasta que Ilyasova capturó un rebote ofensivo y puso a su equipo 81-79 arriba en el marcador, con solo 12 segundos en el reloj. Sin embargo, cuando la chicharra comenzaba a repiquetear, una falta de Osman sobre Tatum le otorgó tres libres para dar vuelta la historia. El alero de los Boston Celtics convirtió dos de ellos, llevando el partido a la prórroga.

Los cinco minutos finales fueron una avanzada de Turquía, que buscó llevárselo puesto a su rival, y una férrea resistencia del conjunto dirigido por Gregg Popovich, que buscó lastimar detrás de la línea de tres. Faltando tan solo 12 segundos, Balbay recuperó el balón y recibió una falta antideportiva con el resultado 92-91, obteniendo dos libres más posesión. Todo parecía encaminado para que, en Shanghái, Estados Unidos pierda su primer partido con jugadores NBA desde el Mundial de Japón 2006, donde cayó con Grecia en las semifinales, y su primer overtime en la historia. Sin embargo, el base del Anadolu Efes falló ambos, y con nueve segundos restantes su compañero Osman marró otros dos que ampliaban considerablemente la ventaja. En la última bola, Middleton obtuvo dos tiros y liberó a los americanos de su sufrimiento.

Lo ganó Estados Unidos, aunque no estuvo a la altura, solo porque a su contrincante le faltaron nervios de acero cuando las papas quemaban. De esta manera, los norteamericanos marchan punteros del grupo E, mientras que Turquía tendrá un mano a mano vital por la clasificación este jueves ante República Checa.

Más notas