domingo, mayo 26, 2024

Nueva Zelanda quiere dar el gran salto

Por Salvador Rifourcat

Al hablar de Nueva Zelanda y su cultura deportiva generalmente no se hace hincapié en otra actividad que no sea el rugby, por los All Blacks y toda su historia, o el cricket debido a que es el deporte nacional. Probablemente de fútbol también se hable ya que se recuerda su eliminación en la última fase del repechaje a Rusia 2018 ante Perú. Pero el basquet no aparece en esa pequeña lista. 

Esto se debe a que no poseen una cultura necesariamente basquetbolista ya que el desarrollo de los deportes que se practican en este país tienen una influencia directamente británica. 

La historia de cómo llegó esta disciplina a las manos de los neozelandeses remonta a cuando el jugador norteamericano Wilt Chamberlain fue a vacacionar a la isla norte y le introdujo el juego a los maoríes que en ese entonces vivían en la zona. Poco a poco se fue difundiendo hasta llegar a lo que es hoy. Si bien no está entre los principales deportes, los Tall Blacks (apodo proveniente de los All Blacks) han tenido grandes jugadores a lo largo de su historia. El más actual es Steven Adams, jugador de Oklahoma City Thunders en la NBA, que junto a Sean Marks y Kirk Penney conforman la lista de los profesionales que llegaron a la liga estadounidense. Cabe destacar que Adams no estará en el mundial por una decisión de la BNZ, aunque el jugador está metido de lleno con el proyecto de la NZBF antes mencionado.

El basquet en Nueva Zelanda es financiado por una fundación independiente llamada New Zealand Basketball Foundation (NZBF) que es la encargada de difundir este deporte a lo largo de todo el suelo neozelandés con el afán de que se expanda lo mayor posible. Su federación, Basketball New Zealand (BNZ), está asociada a la Federación Internacional de Basquet (FIBA) desde 1951, tan solo 19 años después de que este organismo se fundara. 

A pesar de estar asociados a la FIBA desde hace tantos años, tan solo participaron en 5 de sus mundiales. En 1986 quedaron 21º, en 2002 quedaron 4º, en 2006, quedaron 16º, en 2010, quedaron 12º y en 2014, quedaron 15º. Por ende, esta sería su sexta participación, pero la quinta consecutiva. 

En el Mundial de China, Nueva Zelanda tuvo mala suerte a la hora de conformar los grupos, ya que le tocará compartir en el F con Brasil, Montenegro, y uno de los favoritos, Grecia, liderada por Giannis Antetokounmpo que viene de ser MVP de la temporada 2018/19 de la NBA. Si bien es un equipo limitado en nombres a comparación con Grecia o Brasil, los kiwis apuestan por dar el batacazo pero dependen de sus jugadores estrellas, como Isaac Fotu que fue una de las piezas principales para la clasificación. 

 El pueblo neozelandés siempre se caracterizó por la fuerza de sus raíces, por mostrarse siempre duros ante la adversidad, por estar unidos ante cualquier tipo de problema o rival que se proponga, y así lo hacen saber en su haka. En el caso de los Tall Blacks, su haka no es una danza de guerra, se llama Tu Haka y más bien es una conmemoración a la celebración, al conocimiento, a la gratificación y a los que ya no están. El objetivo de éste es ayudarlos a permanecer unidos y fuertes, no solo como Tall Blacks sino como personas, como neozelandeses.

Una de las líneas diceTuturu whakamaua kia tina” que significa que ellos honran el pasado, el presente y el futuro y aprovechan la experiencia de los que estuvieron antes que ellos, para crear con sus propios conocimientos, un camino lo más confortable posible para aquellos que van a seguir luego. “No nos mantenemos firmes porque somos los 12 jugadores que tienes en frente a la hora de jugar, nos mantenemos firmes porque somos todos los Tall Blacks y toda Nueva Zelanda antes ustedes”, contó Paora Winitana, uno de los principales formadores de Tall Blacks en una entrevista con un diario kiwi. 

Claro está que no son favoritos para ganar este Mundial, pero nunca hay que dar nada por sentado, ya que en las citas importantes, esta fortaleza de la que habló Winitana puede ser más que sorprendente dentro de la cancha. Su debut será ante Brasil el primero de septiembre. 

 

Más notas