domingo, mayo 26, 2024

¿No importa en qué cancha juguemos?

Por Carolina Jurczyszyn

La pelota picando llegando a los pies de Lionel Messi a los 72 minutos contra Catar hizo resurgir las críticas hacia el estado de los campos de juegos de esta Copa América.

Los cuestionamientos de jugadores y entrenadores se han hecho oír frente a los micrófonos de los periodistas. Lionel Scaloni se ha expresado, tanto en el debut de Argentina como en el último partido de la fase de grupos sobre este tema. “Me parece lamentable el estado de la cancha”, respecto al campo del Arena Fonte Nova. “Recalco el tema del césped, no se puede jugar así”, afirmó el entrenador argentino luego del encuentro con Catar.

La cancha no estaba muy buena para jugar. Todas en las que jugamos (Arena Fonte Nova, Arena do Gremio y el Mineirão) estaban muy mal”, haciendo sentir su descontento hacia un torneo que luce plateas vacías.

Sin embargo, desde el Comité Organizador emitieron un comunicado en el cual se manifiesta que “el césped del Arena Fonte Nova está en excelentes condiciones, atendiendo todos los requisitos como la altura del corte, traza, humectación, compactación y resistencia”.

Luis Suárez y Diego Godín también admitieron su malestar sobre el terreno donde se disputarán dos encuentros de los cuartos de final.

“Nosotros no somos un equipo de tiki-taka y de jugar por abajo, por lo que obviamente no es una excusa, pero los estadios y las canchas no están en un buen estado”, admitió el delantero uruguayo.

Por su parte, Edinson Cavani dijo que “no estamos jugando en potreros sino en los estadios de grandes equipos, en los que se disputa uno de los principales campeonatos del mundo”.

Medios españoles como Marca y Mundo Deportivo publicaron artículos en donde las figuras de la Liga expresan la realidad que se vive en Sudamérica.

Entonces, ¿por qué en Sudamérica nos acostumbraron a esto mientras que en Europa el césped es de primer nivel?

Como consecuencia, los futbolistas, las cuales son estrellas en sus clubes, pueden sufrir lesiones ya que el campo de juego no está en óptimas condiciones.

La administradora del estadio del Gremio ha culpado al clima y a la frecuencia con la que los combinados han jugado en ese terreno.

En 2016 la Copa América y la Eurocopa se disputaron al mismo tiempo, ya que el certamen sudamericano a nivel selección se realizó excepcionalmente por cumplirse 100 años desde su creación. Fue entonces cuando surgieron las comparaciones.

Diez países son miembros de la CONMEBOL frente a los 55 que pertenecen a UEFA. Cada vez es mayor la diferencia económica entre ambas, debido a que, en sus torneos más relevantes, Copa Libertadores y Champions League, los finalistas reciben seis millones de dólares y 15 millones de euros, y cuatro si se consagran campeones en Europa, respectivamente. Eso hace al viejo continente más importante a nivel económico.

Muchos factores se miden para hacer una comparación entre un torneo que se inició en 1916 y el otro en 1960. Con una nueva edición de Copa América el año que viene volverán a surgir las comparaciones entre las competencias más importantes a nivel de selección. El campeonato sudamericano se disputará en Argentina y Colombia, en dos grupos de seis equipos agrupados en Zona Sur y Zona Norte y los combinados invitados serán Australia y Catar.

Más notas