viernes, abril 12, 2024

Brillará blanca y celeste

Por Santiago Ballatore

Hay un factor común que une a cinco jugadores de la Selección Argentina que está disputando la Copa América en Brasil. Se trata de que al menos un futbolista por línea jugó en Racing en un pasado cercano y está muy identificado con el club. Es difícil no relacionar el llamado de Lionel Scaloni a estos jugadores con el reciente éxito del club, que ganó dos campeonatos locales desde el 2014 y realizó buenas campañas en las que no consiguió el primer puesto. Las personas en cuestión son Marcos Acuña, Lautaro Martínez, Renzo Saravia, Rodrigo de Paul y Juan Musso. Al menos curioso es que cuatro de estos cinco hicieron su debut en La Academia mientras el entrenador era Diego Cocca, aunque algunos lo hayan hecho en su primer ciclo en el club y otros en el segundo.

Acuña llegó a Racing, proveniente de Ferro, en el segundo semestre del 2014. Su impacto fue inmediato, ya que fue una de las piezas más importantes del equipo que salió campeón en ese mismo torneo. Manteniendo siempre un buen rendimiento, tardó un par de años en llegar su merecido llamado a la selección. Edgardo Bauza era el DT en ese entonces y fue él quien decidió convocarlo para la doble fecha de Eliminatorias de octubre de 2016, ante Brasil y Colombia. Luego de la agónica clasificación de la Argentina al Mundial de Rusia, Jorge Sampaoli, el entrenador en ese entonces, lo incluyó en la lista de 23 jugadores que viajaron al viejo continente. El Huevo solo disputó el partido en el que La Albiceleste perdió por 3 a 0 contra Croacia en la fase de grupos.

La historia de Lautaro Martínez en la primera de La Academia comenzó en octubre de 2015, cuando reemplazó a Diego Milito en la victoria frente a Crucero del Norte. A finales de 2017 y principios de 2018 alcanzó su pico máximo de nivel en el club, metiéndose en la órbita de Sampaoli a menos de un año del Mundial. Fueron varias las veces que el DT visitó El Cilindro para verlo jugar. Incluso estuvo presente en el partido que Racing le ganó 4 a 0 a Huracán y Martínez convirtió tres goles. Gracias a estos rendimientos, se ganó un lugar en la gira en la que la selección disputó partidos amistosos ante Italia y España en marzo de ese año. Pero solo jugó 30 minutos en el segundo partido, y desde ese momento fue perdiendo terreno, hasta el punto de no jugar la Copa del Mundo y que en su lugar fueran Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín como centrodelanteros. Scaloni lo considera uno de los jugadores más importantes del plantel, y no hay dudas de que si sigue por este camino, le quedan muchos años más defendiendo la celeste y blanca.

Renzo Saravia llegó a Racing en julio de 2017 a préstamo con opción de compra desde Belgrano. Debido a su gran rendimiento, no solo consiguió el puesto, sino que logró que La Academia le comprara el pase. Y cuando llegó Eduardo Coudet, se convirtió en el dueño del lateral derecho del equipo que salió campeón de la Superliga 2018-19. En septiembre de 2018 fue citado por Scaloni para los amistosos ante Guatemala y Colombia, pero en octubre fue cuando estuvo en boca de todos, gracias a la gran actuación que tuvo ante Brasil, siendo capaz de neutralizar a Neymar.

El caso de Rodrigo de Paul con Racing es bastante particular, ya que a pesar de tener tan solo 25 años, ya tuvo dos pasos por el club. Uno desde su debut en 2013 hasta mayo de 2014, y el otro en el primer semestre de 2016. Recién en el Udinese, club al que fue después de su último paso por el equipo de Avellaneda, pudo alcanzar su mejor versión, que le sirvió para ser convocado por el seleccionado nacional para disputar los amistosos de octubre de 2018 ante Irak y Brasil.

Los arqueros son siempre los que más pelea tienen que dar para poder debutar en la primera de un club. Esto se debe a que es una posición en la que solo puede jugar una persona, y es muy difícil que el titular pierda el puesto. Es por esto que Juan Musso tuvo que esperar hasta los 23 años para disputar su primer partido oficial en Racing, que fue contra San Lorenzo en 2017. A pesar de haber tenido algunos errores puntuales en el arco, pesaron más las atajadas y los partidos en los que salvó a su equipo. A mediados de 2018 fue traspasado al Udinese de Italia, donde comparte equipo con De Paul. Su primer partido con la Selección Argentina se dio en marzo de este 2019, en un amistoso contra Marruecos, cuando reemplazó a Esteban Andrada en el segundo tiempo. A la Copa América entró por la ventana, y justamente sustituyendo al arquero de Boca, que días antes del comienzo de la competencia sufrió una lesión en la rodilla derecha.

Brillará. Sí, sin dudas. En el Este y el Oeste, en el Norte y en el Sur. Pero es otra la blanca y celeste que están defendiendo ahora, aunque lo hacen con las mismas ganas y el mismo amor que la anterior.

Más notas