jueves, mayo 30, 2024

El todo por encima de las partes

Por Francisco Rodriguez

El todo es más que la mera conjunción de las partes. Cuando lo que está por encima de los nombres es una idea de juego marcada, la mayoría de las veces no importa quienes sean los 11 que salgan al verde césped, porque el equipo funcionará igual. Hoy, Colombia florece en esta fase de grupos de la Copa América y ratifica su candidatura al título.

La incertidumbre que dejó la ida de José Néstor Pékerman parece haber terminado. En Colombia hay un técnico que sabe cómo transmitir su idea, y un grupo de jugadores que supieron recibirla y acoplarse a ella. Por esa razón, no importa quién juegue, el equipo de Carlos Queiroz se encuentra renovado y da muestras de  buen fútbol. Hay una relación recíproca entre el todo y las partes.

Con el primer puesto asegurado, el conjunto cafetero disputó su partido contra Paraguay en la Arena Forte Nova con un equipo alternativo. El conjunto dirigido por Eduardo Berizzo necesitaba de una victoria para proclamarse como segundo del grupo, pero ahora debe esperar a que mañana ni Japón ni Ecuador ganen en el partido que los enfrentará en la última fecha del Grupo C.

No estaba la estrella James Rodríguez, ni la firme dupla central que conforman Davinson Sánchez y Yerry Mina; tampoco Wilmar Barrios y sus relevos, ni la presencia del goleador Duván Zapata, quien parece haberle sacado el puesto al histórico Radamel Falcao. Además, hay que sumar la ausencia del arquero David Ospina, quien hace unos días tuvo que abandonar la concentración para ver a su padre enfermo. Su reemplazante fue Álvaro Montero, arquero de Deportes Tolima.

Sin embargo, esta vez estuvieron presentes Edwin Cardona, el ex “10” de Boca que tomó las riendas del equipo; Jefferson Lerma y Gustavo Cuellar, quienes se adueñaron del mediocampo cafetero, marcando y generando juego para Luis Díaz, el desequilibrante jugador de Junior que tanto pedía Marcelo Gallardo para River, y Radamel Falcao, que -aunque no convierta- siempre aporta.

Un equipo corto, que presionó la salida de los centrales paraguayos Gustavo Gómez y Junior Alonso, y los obligó a realizar pases largos e imprecisos para el histórico centro delantero Tacuara Cardozo, quien no pudo con la presencia de Cristian Zapata y John Lucumí.

Así vino el primer gol de Cuellar, luego de una recuperación de Falcao y una gran jugada por derecha de Santiago Arias, y también el segundo de Díaz, que luego fue anulado a instancias del VAR, debido a una mano del delantero colombiano al momento de controlar la pelota. El equipo de Queiroz supo aguantar los pocos ataques de Paraguay y, a partir de la ventaja y la desesperación del rival, se hizo dueño de la pelota.

El equipo del argentino Eduardo Berizzo tuvo muchas dificultades para asociarse y no contó con su característica contundencia. Miguel Almirón no pudo ser decisivo y ahora Paraguay tiene muy pocas chances de clasificar a Cuartos de Final.  Mientras tanto, Colombia espera rival, dentro de los que se encuentran como posibles otros dos aspirantes al campeonato como Uruguay y Chile, y el joven equipo de Japón.

Más notas