Por Juan Pablo Manera

Colombia, que fue muy superior y propuso mucho más, derrotó por 1-0 a un Qatar muy distinto al que enfrentó a Paraguay el pasado domingo, ya que en aquel encuentro había mostrado un buen nivel de juego con respecto a lo que se esperaba. Hoy, no tuvo gran brillo frente a una de las potencias sudamericanas, pero sí lo tuvo su arquero, Saad Al Sheeb, quien tapó varios pelotazos del equipo comandado por Carlos Queiroz, ya clasificado a la siguiente instancia de la Copa América. Sin embargo, la gran estrella de la noche y el salvador de los cafeteros en el estadio Morumbí es un conocido para el público argentino, y no solo por el gol convertido en el debut de la Copa América. Fue Duván Zapata, uno de los máximos artilleros que lleva el corriente certamen subcontinental junto a Philippe Coutinho y Eduardo Vargas, todos con dos tantos cada uno.

En Padilla, pueblo ubicado en la localidad de Cauca, un lugar donde las personas que viven ahí se dedican especialmente a los cultivos de caña y al cuidado de sus propias tierras, Duván daba los primeros pasos de una vida que tendría destino de futbolista europeo. Siendo todavía un bebé, allá por 1991, sus padres, José Oliver y Elsa Cely, decidieron trasladar a la familia hacia la ciudad de Cali en búsqueda de nuevas oportunidades laborales. Y fue una decisión acertada, porque el actual delantero de la Selección de Colombia comenzó a figurar en los primeros planos del América, uno de los equipos más grandes del país que tiene su sede en esa ubicación. Debutó en Primera División en el 2008 y estuvo, con algunos altibajos, hasta el 2011, año en el que sufrió el fallecimiento de su madre mientras disputaba la Copa del Mundo Sub-20.

Luego de aquel Mundial, donde marcó un gol con el combinado cafetero, fue cuando su carrera despegó. Estudiantes de La Plata anunció su incorporación y Zapata se mantuvo en el León por 2 años, en los cuales disputó 46 partidos y anotó 22 goles, lo que dejó un gran recuerdo en los simpatizantes del Pincha.

Su gran rendimiento lo catapultó a la Serie A de Italia, liga en la cual todavía se mantiene. Pasó por clubes como el Napoli, Udinese y la Sampdoria. Actualmente, defiende los colores del Atalanta y lleva anotados 28 tantos en 48 encuentros. Hoy fue titular en su Selección y marcó el tanto de la clasificación a los 40 minutos del segundo tiempo tras un gran centro de James Rodríguez. Café a la Duván.