jueves, julio 25, 2024

Néstor Lorenzo: de subcampeón del mundo a sucesor de José Pekerman

Por Paula Prieto y Dante Silveyra

Néstor Lorenzo, un defensor con clase, nació en Villa Celina, Argentina. Desde joven se destacó en el fútbol y Argentinos Juniors se convirtió en su primera casa, donde tuvo su tan ansiado debut en la primera categoría.

Tras su etapa tan exitosa, Lorenzo dejaría El Semillero del Mundo en 1989 para jugar en el  Bari de Italia. Su adaptación a otro país y otro estilo de juego no fue difícil y luego de una muy buena temporada, Carlos Bilardo, técnico en esa época de la selección argentina, decidió llamarlo para formar parte del plantel que iba a disputar la Copa del Mundo Italia 1990, un recordado Mundial para los argentinos ya que la Albiceleste fue por segunda vez en la historia subcampeona del Mundo. Gracias a una de las investigaciones de los libros del periodista y escritor Luciano Wernicke, se sabe la razón peculiar por la que fue convocado: “Lorenzo no podía ingresar a Reino Unido para una concentración con la Argentina por un problema de pasaporte, tras la guerra de Malvinas. En el aeropuerto de Glasgow comenzó a gritar y a llorar hasta que convenció a los funcionarios de migraciones para que lo dejaran ingresar. Al ver su reacción, Bilardo decidió que sería uno de sus primeros convocados del Mundial de ese año”.

El defensor fue parte de ese último partido como titular y lo terminó con un buen desempeño individual, más allá de la derrota por 1 a 0 ante Alemania.

Tras su gran paso por el Bari, Lorenzo tomó vuelo en 1990 a Inglaterra, concretamente al Swindon Town en donde jugaría solo dos temporadas y, sin tener tanto destello, el defensor regresaría a su país natal en 1992 para jugar por primera vez en el club San Lorenzo.

Su etapa en el Ciclón duró sólo dos años, en los que jugó un total de 69 partidos convirtiéndose en uno de los titulares indiscutidos. Después de su salida del club, tuvo un paso fugaz por Banfield y Ferro Carril Oeste, en los que compitió un año en cada uno. El club en el que más goles hizo fue Ferro con un total de 4 tantos. 

Llegando a la final de su carrera, en 1996, el técnico de Boca Juniors, Carlos Bilardo recordó el buen rendimiento que lo llevó a convocar a Lorenzo a la selección y decidió darle una oportunidad en el Xeneize que dejaría un sabor amargo para ambos. Únicamente jugó 20 partidos y obligado a marcharse se fue a Quilmes para terminar allí su carrera como jugador profesional.

Cuando decidió colgar los botines tras una carrera poco llamativa, Lorenzo se comunicó con un viejo conocido de Argentinos Juniors para que lo sume como asistente técnico y aprender del que en algún momento fue su entrenador: José Pekerman. En ese momento, Pekerman estaba con la selección sub20 de Argentina y decidió incluirlo por dos años en los que no paró de crecer y en el que lograron el primer puesto en los Juegos Panamericanos de 1995, hasta que llegó un llamado de Carlos Aimar para sumarlo a su cuerpo técnico en el Leganés de España.

En Europa, Lorenzo estuvo un año completo como asistente técnico hasta su despido en 2004, en el que, por consecuencia o suerte del destino, Pekerman le volvió a pedir si quería unir nuevamente a él pero con la selección absoluta de Argentina. Aquí estuvo desde el 2004 hasta el 2006, después de la dolorosa eliminación en el Mundial de Alemania tras caer por penales en los Cuartos de Final ante la misma anfitriona.

Cada etapa termina, pero Lorenzo siguió junto a Pekerman y en 2007 llegan a al Toluca de México, en la que estuvieron solo un año para rápidamente entrenar a Tigres de México, otro paso muy fugaz con menos de un año.

Cerrando su etapa en México en el 2009, Lorenzo se tomó un descanso hasta 2012, año en el que nuevamente Pekerman, depositando toda la confianza que tenían a causa de tantos años de trabajar juntos, lo llamó para vivir, hasta ahora, lo que fue su última aventura: dirigir a la selección colombiana. Esta fue su etapa más larga como asistente técnico con más de 6 años junto a su tan querido amigo, que desde que lo dirigió en Argentinos Juniors, siempre supo que iba a obtener grandes logros.

En 2021 le llegó la propuesta del FBC Melgar para convertirse en el nuevo técnico del primer equipo. En el primer año al mando, logró la clasificación a la Copa Sudamericana 2022 quedando 5to en la tabla de la Liga 1 de Perú. En su segundo año ganó el Torneo Apertura de dicho país y llevó al club a Octavos de Final de la Sudamericana. Ya había sido confirmado pero luego de obtener estos logros, el 6 de julio asumió oficialmente como entrenador de la selección absoluta de Colombia. 

Su estilo de juego es muy versátil, con una mezcla entre lo táctico de su querido amigo Pekerman y la agresividad con la que jugaba la selección argentina de Carlos Bilardo. Hasta el momento dirigió 20 partidos en los que está invicto con 15 triunfos y 5 empates. Además de darle oportunidad a muchos jóvenes como John Jader Durán de 21 años y Luis Sinisterra de 23 años, también le dio una segunda chance a viejos conocidos que hace mucho no jugaban como James Rodríguez, que llegó a los 100 partidos jugados con la selección, y Yerry Mina. ¿Podrá Néstor Lorenzo llevar al equipo a una nueva final de la Copa América luego de 23 años?

 

Más notas