jueves, julio 25, 2024

Yunus Musah: el joven musulmán que eligió representar a Estados Unidos

Por Joaquín Aguilar

El futbolista de múltiples nacionalidades disputará la Copa América para la selección norteamericana, país en el que nació cuando su madre estaba de visita.

El sueño de muchos futbolistas es el de representar a su país de origen, la tierra donde se criaron, el lugar en el que vivieron la mayor parte de su vida y el sitio de donde son sus padres. Para la gran mayoría de personas, todos estos hechos se vivieron en un mismo país, pero para Musah, cada uno fue en una nación distinta.

Ibrahim y Amina, padres del jugador, son ghaneses y practicantes musulmanes. Según el diario El País, alrededor de un 70% de los habitantes de Ghana se declara cristiano, un 20% musulmán y el 10% restante de otras religiones.

Los musulmanes son creyentes de la religión del islam, quienes reconocen a Alá como su dios, Mahoma como su profeta y el Corán es su libro sagrado.

Los padres del futbolista abandonaron el continente africano para mudarse a una localidad italiana llamada Castelfranco Véneto. Allí consiguieron trabajo y formaron familia.

En 2002, Amina Musah fue a visitar a una prima a Manhattan un par de meses antes de dar a luz. Sin embargo, dado que ya estaba embarazada de Yunus, los médicos le advirtieron que no era seguro para ella viajar de regreso a Italia y que debía quedarse en Nueva York. Así fue como Musah obtuvo la ciudadanía estadounidense, solo por nacer allí.

A los meses volvieron a Italia, donde el moreno de ojos marrones transitó su infancia. Luego de nueve años viviendo en la localidad de 33 mil habitantes, debieron mudarse a Londres por el trabajo de su padre.

Las tierras londinenses fueron donde Musah comenzó a destacarse en el fútbol, ya que a sus 10 años ingresó en la academia del Arsenal. Fue tal su éxito en las inferiores de los Gunners, que fue convocado a las selecciones juveniles de Inglaterra.

El nacido en Estados Unidos jugó desde la sub-15 hasta la sub-18 de los Tres Leones, lo que le permitió compartir equipo y muchas veces siendo capitán de estrellas como Jude Bellingham, Bukayo Saka, Jamal Musiala o Cole Palmer.

Planilla sub-15 de Inglaterra vs Bélgica en 2017. @RisingBallers_ vía X.

Como vivió más de cinco años siendo menor de edad en Inglaterra obtuvo la nacionalidad británica. A sus 15, el mediocampista ya contaba con cuatro nacionalidades distintas; estadounidense por nacimiento, ghanes por sus padres, italiano por haber vivido nueve años e inglés por lo dicho.

Tres países en 16 años le parecieron poco al inquieto mediocampista, por lo que en 2019 se mudó a España para jugar en las divisiones inferiores de Valencia. Allí explotó como futbolista, logrando debutar en el primer equipo un año después y consolidándose como titular rápidamente en su primera temporada.

Como su religión lo demanda, Musah debe cumplir con el Ramadán en el que durante un mes debe ayunar mientras sea de día. Lógicamente, esta alteración alimenticia en la mitad de la temporada no beneficia al rendimiento de los deportistas.

Yunus Musah es ejemplo de ello, ya que, en su primera campaña en Valencia, sufrió la pérdida de nivel y minutos a causa del Ramadán. Aun así, logró sostener su rendimiento pese al ayuno diurno con el paso de las temporadas.


El joven musulmán no es solo un futbolista talentoso, sino también políglota, ya que habla con fluidez cinco idiomas; inglés, italiano, español, hausa y dagbani.

 

Gracias a su irrupción en el fútbol español, Musah recibió la convocatoria del país en el que apenas vivió, Estados Unidos. Pese a haber representado a Inglaterra en juveniles, el futbolista aceptó el llamado y debutó con los norteamericanos el 12 de noviembre de 2020 en un amistoso ante Gales.

El proyecto que me ofrecía Estados Unidos, la conexión con los valores del país y el potencial de su selección me hizo decantarme por ellos”, justificó el mediocampista en una entrevista con Marca en 2022. Ese mismo año disputó el Mundial en Qatar, en el que fue titular en los cuatro partidos de su seleccionado. Uno de ellos fue ante Inglaterra, país que Musah representó entre sus 14 y 16 años.

Musah en el empate a 0 ante Inglaterra por la segunda fecha del grupo B del Mundial 2022. (Ashley Landis AP).

Ser musulmán en Estados Unidos nunca fue algo fácil, pero todo empeoró luego de la caída de las Torres Gemelas en septiembre de 2001. Es de público conocimiento que ese atentado fue organizado por la organización terrorista de corte yihadista -concepto religioso de la religión islámica- Al Qaeda. Esto provocó una “Islamofobia” en occidente, pero bastante más profunda en Estados unidos.

De todas maneras, Musah confesó que nunca tuvo problemas de racismo en el país norteamericano y hasta practicó el Ramadán en una convocatoria. Esto ocurrió en marzo de este año, nada más ni nada menos que en las instancias definitivas de la Nations League de CONCACAF.

Estados Unidos enfrentó en semifinales a Jamaica y a México en la final. En ambos encuentros, el mediocampista ingresó desde el banco y en ayunas, respetando el Ramadán. Parece que le trajo suerte no romper con sus costumbres, ya que ganaron los dos partidos y se consagraron campeones de la competencia.

En agosto de 2023, el estadounidense tuvo su vuelta al país donde desarrolló su infancia, Italia. El Milan le desembolsó 20 millones de euros al Valencia y obtuvo el pase del mediocampista de 1’78 metros de altura.

En su llegada al Rossoneri sorprendió a todos con su elección de número de camiseta ya que decidió portar con el 80, mítico número de Ronaldinho en su paso por ese mismo club. El brasileño es uno de los mayores ídolos de Musah, quien también comparte el hecho de destacar con su sonrisa. Si hubiera una definición de cuál era la sonrisa más brillante, definitivamente sería él”, admitió su compañero de selección Timothy Weah. El joven sonriente disputó 40 de los 53 partidos en esta temporada con el club italiano, lo que le sirvió para ganarse un puesto entre los convocados a la Copa América 2024.

 

Más notas