jueves, julio 25, 2024

Miguelito, la esperanza de grandes y chicos en Bolivia

Por Luca Luvino 

Miguel Terceros fue incluido en la lista de 26 jugadores que representarán a la selección en la Copa América, pero su camino fue muy distinto al de sus compañeros.

En 1997 y en lo que fue su última gran participación en esta competición, Bolivia perdió 3 a 1 en la final ante Brasil, país que justamente hoy forma a las futuras estrellas de La Verde como Terceros, jugador del Santos desde los 14 años y reflejo de los esfuerzos del proyecto Bolivia 2022.

Miguelito en su paso por Bolivia 2022, proyecto del que formó parte durante tres años.

Bolivia 2022, inició en enero 2017, con el objetivo de promover el trabajo en las divisiones menores, además de exportar jugadores al extranjero y, como objetivo final, aportar jugadores a la selección boliviana de cara al Mundial de Qatar. 

Si bien el objetivo mundialista no pudo ser cumplido, el otro de exportar y desarrollar jugadores sí lo fue. Todo eso se logró realizando giras por Europa, participando en torneos internacionales y locales, visitando escuelas y clubes de todo el país y firmando numerosos convenios interinstitucionales.

Precisamente así fue como se formó Miguelito, nacido en Santa Cruz de la Sierra, lugar donde se fundó la primera escuela de fútbol del proyecto. A sus 12 años, ya formaba parte de la academia élite de Bolivia 2022, en la que se concentran durante 11 meses del año a los 110 chicos más talentosos del país, que son elegidos tras evaluar a más de 10 mil niños. 

Durante el tiempo que estuvo en su país, Terceros jugó con el equipo el Mundialito Ricardo Godoy en Portugal y compitió en giras por Brasil contra los principales equipos de Río de Janeiro y São Paulo, ciudad que se convertiría en su hogar tras llamar la atención del Santos.

En 2022, Miguel Terceros firmó su primer contrato profesional con el Santos.

En 2018, gracias a un intercambio entre el club brasileño y Bolivia 2022, Miguelito superó un periodo de prueba y quedó en las inferiores del club. Asombrados con su desempeño decidieron hacerle un pre-contrato para que al cumplir los 18 años, no solo se convirtiera en jugador del equipo profesional sino también en el primer boliviano en la historia del Santos.


El acuerdo también incluyó una cláusula de 100 millones de euros, una cifra récord para un jugador de la selección de Bolivia.

 

Ese mismo año, Terceros siguió sorprendiendo a brasileños e ilusionando a bolivianos, debutando finalmente en el Brasileirao contra el Juventude y con la Selección ante Senegal.

Julio Chaparro, Director General del proyecto Bolivia 2022, mencionó en una entrevista con Tigo Sports que lo que ayudó en parte a Miguelito a llegar a donde está hoy es el haber crecido en un fútbol como el de Brasil, donde la competencia es más exigente ya desde las categorías más bajas.

De los 26 convocados para la Copa América, 20 juegan en la liga local, con Bolívar, Always Ready y The Strongest como pilares que llevarán nueve, cinco y cuatro jugadores, respectivamente.

Aunque es algo que viene de hace años, esto es lo que intenta el proyecto demostrar con Miguel como estandarte, el primer jugador en la historia surgido de la academia y que estará presente en la copa de selecciones.

Miguel Terceros suma goles, minutos y convocatorias que hacen soñar de a poco a Bolivia con un futuro distinto en el que puedan repetir la década dorada del 90, cuando en 1994 disputaron su último Mundial de fútbol y tres años después jugaron la definición de la Copa América.

 

Más notas