jueves, julio 25, 2024

Piero Hincapié, la pequeña roca que no para de crecer

Por Román Pedersen

Piero Hincapié se inició en su ciudad Esmeraldas, a los 14 ya era parte de Independiente del Valle, de allí saltó al fútbol argentino para jugar en Talleres de Córdoba y luego a Alemania con el Bayer Leverkusen, para ser el único ecuatoriano en ganar la Bundesliga.

“Pequeña roca” es la descripción inicial del nombre Piero, para que luego, una vez los niños crezcan, pase a conocerse como “firme como una piedra”. ¿A qué hace referencia? A un hombre fuerte, valiente y tenaz; significado que encaja a la perfección con Piero Hincapié: a los 10 años, mediante un acuerdo, ya se había separado de sus padres para jugar en un equipo del norte de su país y más adelante en el tiempo, ya en la adolescencia, defender la camiseta de un club a más de 3000 kilómetros de distancia de su tierra natal.

Nacido el 9 de enero de 2002 en Esmeraldas, Ecuador, Hincapié destaca por su fuerza, velocidad y agilidad con los pies, a pesar de jugar de defensor central. Sin embargo, sus características le permiten desempeñarse como lateral izquierdo e incluso mediocampista en caso de ser necesario. Es decir, un comodín defensivo muy útil para todo entrenador.

Velocidad también es la descripción exacta para su carrera: en agosto del 2019 hizo su debut en primera con Independiente del Valle, en 2020 fue transferido a Talleres de Córdoba y en 2021, y con tan solo 22 partidos disputados, fue vendido al Bayer Leverkusen de Alemania. Además, sus inicios en el fútbol tampoco salen de este eje. Jugó en Emelec y Barcelona de su ciudad, en el Deportivo Azogues y en el Norteamérica de Guayaquil, club al que llegó en 2012 con 10 años y de la mano del empresario Marcos Zambrano, quien quedó deslumbrado por la calidad del jugador.

Todo este potencial fue aprovechado por IDV, ya que lo sumaron a sus filas en 2016 e hizo todas las inferiores en la institución desde la Sub 14. Allí, no solo destacó por sus cualidades futbolísticas, sino también por los dotes académicos. Culminó la secundaria con honores en el colegio del equipo y a la vez que aprobaba materias, sumaba títulos con el Negriazul. Ganó los campeonatos nacionales Sub 14 y Sub 16 y desde el primer equipo ya empezaban a verlo con buenos ojos. En 2019 con 17 años debutó a nivel profesional con El Matagigantes; a lo que El Kaiser, en varias ocasiones, aseguró que en el club le enseñaron a nunca dejar de soñar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Piero Hincapie (@pierohincapie)

La Real Academia Española define el término soñar como la representación fantasiosa de imágenes o sucesos mientras se duerme, aunque Hincapié poco caso le hizo a esto. Llegó al país germano con 20 años y más dudas que certezas. Al principio era suplente en el equipo de las aspirinas, pero en octubre de 2022 asumió Xabi Alonso y la historia sería completamente distinta. Tanto para él, como para todo el equipo. En la temporada 22/23, salieron de la zona de descenso y luego clasificaron a Copas Europeas, para que un año y medio después levantaran la Bundesliga por primera vez en su historia. A su vez, representó un hito para el fútbol ecuatoriano: Piero Hincapié era el primer jugador de aquella nacionalidad en salir campeón del torneo. Además, la fantasía siguió, ya que el Die Werkself logró un invicto de 51 partidos y consiguió la Copa de Alemania ante el 1. FC Kaiserslautern.

Sin embargo, no todo fue color de rosas para el defensor. El 17 de junio de 2023, durante el amistoso de selecciones entre Ecuador y Bolivia, sufrió la fractura del quinto metatarsiano del pie derecho, por lo que pasó por el quirófano y tuvo una rehabilitación que le demandó casi tres meses. Reapareció el 15 de septiembre en el duelo contra el Bayern Múnich, jugó sólo un minuto y desde ahí fue una pieza inamovible para Alonso y su país.

La relación con su selección comienza en 2017, cuando era seleccionado de la Sub 15, para que dos años después sea capitán de la Sub 17, en la que jugó el Campeonato Sudamericano y el Mundial de la categoría, en el cual llegó a octavos de final. Luego, sería convocado a la Mayor de Gustavo Alfaro para los amistosos ante Brasil y Perú (en ambos fue suplente) y fue ratificado para la Copa América de 2021. En esta competencia tuvo su debut con La Tri. Fue el 13 de junio, ante Colombia, en la primera fecha del grupo B. Un año más tarde disputó el Mundial de Qatar y la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Fútbol (IFFHS), lo eligió en 2022 como el mejor futbolista Sub 20 de la Conmebol.

Previo a su primera convocatoria con Ecuador, Alfaro lo había escogido para un amistoso con Bolivia el 19 de marzo, pero la dirigencia de Talleres, su equipo en ese entonces, decidió no cederlo al no ser una competencia por los puntos. En La T, La Muralla se volvió vital para el armado de Alexander Medina, aunque empezó desde abajo en la consideración del Cacique. Primero contrajo COVID-19 y luego, a pesar de haber superado el virus, debía “trabajar” su cuerpo; ya que arribó a Córdoba con 67 kilos y el equipo le pedía como mínimo 73. El preparador físico Alexis Olariaga y el resto de sus colaboradores estuvieron a la par del defensor en toda la etapa. Nuevamente, como su nombre lo define, la fuerza y tenacidad estuvieron presentes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Piero Hincapie (@pierohincapie)

También figura el compromiso, ya que en la escuela del conjunto vallense tenía que estudiar todas las materias en medio de una estricta rutina, la cual incluía levantarse a las siete de la mañana, arreglar y barrer su habitación y luego entrenar. Así, Piero sostiene que le enseñaron a ser un hombre desde chiquito y que lo formaron con valores y disciplina. Hoy tiene la posibilidad de trabajar de lo que ama y además ayudar a sus padres, Mayra Reina y Jesús Hincapié. Este último, cuando El Kaiser defendía los colores de Talleres, le había pedido que se deje ganar en el partido por Copa Sudamericana ante Emelec, club del cual él y toda su familia es hincha, pero en el que nunca pudo jugar.

Todos los logros de la pequeña roca hoy firme como una piedra, son el fruto de su trabajo y dedicación. Campeón de la Sudamericana 2019 y CONMEBOL Libertadores Sub-20 con Independiente del Valle, tercer puesto de la Copa Maradona 2020 con Talleres y vencedor de la Bundesliga y DFB-Pokal en 2023 con el Bayer Leverkusen. Por ahora Piero Hincapié está en una montaña rusa, pero que lo único que hace es subir como la espuma. A pura velocidad, como su juego manda.

Más notas