jueves, julio 25, 2024

Los argentinos que decidieron vestir los colores mexicanos 

Por Ramiro Bartaburu

La selección mexicana a lo largo de su historia tuvo varios futbolistas y entrenadores que integraron el equipo de fútbol masculino de México, por citar algunos ejemplos pueden ser Jorge Romo, nacido en La Habana, Cuba, y que jugó por 11 años para el “Tri”, ya que sus padres eran mexicanos y optó por la nacionalidad de sus progenitores y disputó dos mundiales (1954-1958), o del español nacido en Madrid Carlos Blanco Castañón, quien estuvo presente también como Romo en ese lapso jugando los mismos torneos, pero hay una particularidad, y es que hay una lista larga de argentinos que decidieron representar a los Aztecas en vez de a la “Albiceleste”.

Antonio Battaglia nació el 19 de septiembre de 1918 en el barrio de Floresta, Buenos Aires y murió a los 93 años en 2011. Se desempeñó como defensor central. Su debut como profesional fue en Vélez Sarsfield en 1939 a los 21 y su alto nivel hizo que dos años después se fuera a Boca. Por lesiones no pudo mantener su nivel y llegó a Atlanta, club en el que militó dos temporadas y el ex futbolista argentino José Miguel Noguera, quien  lo ayudó para emigrar al Club León de México en 1944, estuvo ocho años, logró siete campeonatos con el conjunto de Guanajuato y se retiró allí con 35. Además, Battaglia participó en los Juegos Panamericanos de 1952 y disputó cinco partidos con la mayor.

Otro es Alfredo Costa salió del vientre de su mamá el 12 de abril de 1921 y falleció el 12 de marzo de 1989 con 77 años. Salió de Buenos Aires, jugó de centrocampista y al igual que Battaglia fueron los “pioneros” de que más argentinos se sumen a la selección mexicana a lo largo de la historia. También formó parte del plantel de León en la misma época que el oriundo de Floresta y viajó a Chile a competir en los Panamericanos. Disputó dos encuentros con México y ambos fueron amistosos.

Se suma a la lista Carlos Lara, quien nació en Bahía Blanca el 27 de julio de 1934 y pereció el 20 de mayo del 2001 con 66 años . En sus comienzos se desempeñó como delantero centro en Ferro en 1953 y luego de tres temporadas en el fútbol argentino y un breve paso por River llegó al Zacatepec FC del país Azteca. En ese territorio arribó al Toluca y al Necaxa, club en el que colgó los botines en 1969. Lara debutó con el “Tri” en 1961 para la fase eliminatoria para la clasificación al Mundial 1962 realizado en Chile. En dicha competencia participó en dos partidos y también la misma cantidad en amistosos, dando un total de cuatro apariciones.

Gabriel Caballero nació el 5 de febrero de 1971 (53 años), es rosarino y fue un volante que debutó a sus 18 años en Central Córdoba de Santiago del Estero, y que llegó a México en 1996 con 25 para defender los colores del Santos Laguna. A su vez, en ese país integró los planteles de Pachuca y Puebla, en este último se retiró en 2009. Cuatro años después, se lanzó como director técnico y el Mazatlán fue hasta ahora su último club (2023). Obtuvo un título con Laguna y ocho con el conjunto de Hidalgo. Debutó con la selección mexicana en 2002, jugó en ocho ocasiones y no metió ningún gol.

Se agrega Guillermo Franco, quien nació en Corrientes el 3 de noviembre de 1976 (47), fue delantero y debutó en San Lorenzo con 18. Ahí fue campeón del Torneo Clausura 2001 y de la Mercosur de ese año. Una temporada después, su carrera aterrizó en el Monterrey, club en el que estuvo cuatro años y logró el Clausura 2003. Luego pasó por España e Inglaterra, volvió a México, más en específico a Pachuca y se retiró en Chicago Fire de Estados Unidos en 2013. En el medio fue a Vélez y obtuvo el campeonato del 2011. Jugó en la selección mexicana desde el 2005 hasta el 2010, y en ese lapso disputó la Copa del Mundo de Alemania 2006. Jugó un total de 25 partidos y marcó siete tantos.

La lista se extiende con Matías Vuoso (42), el marplatense se posicionaba en el campo de juego como atacante, debutó en Independiente en el 2000, luego en 2002 se fue al Manchester City y un año después el Santos Laguna se interesó en Vuoso, quien llegó al club de Coahuila y logró dos títulos. Estuvo 10 años en México intercalando en varios clubes, ya que en 2016 recayó en Talleres de Córdoba, institución en el que su periodo fue de una temporada y regresó al país Azteca, y en este caso en el Correcaminos. En la selección mexicana participó en 15 encuentros, marcó seis tantos, entre ellos dos en la Copa América de 2015 y uno en las eliminatorias para el Mundial 2010.

Lucas Ayala nació en Buenos Aires, tiene 45 años y fue un futbolista que se desarrolló como volante en Racing en 1998, después de eso dio el paso a Jaguares en 2003. En ese país jugó en Veracruz, Atlas y en Tigres, en este último fue cuando en 2009 recibió el llamado de ir a la gira de amistosos del “Tri” y debutó ante Suecia y ese fue el único encuentro que disputó. Cinco temporadas después se fue al Correcaminos y consiguió el ascenso a primera división y en 2017 colgó los botines en ese equipo.

Morón fue la ciudad de origen de Damián Álvarez (45), el delantero que surgió del “Millonario” en 1997 y que estuvo hasta el 2002 que se fue al Reggina de Italia, club en el que duró una temporada, no le fue bien y recayó a territorio Azteca, más en específico en el Morelia, luego se fue al Pachuca y a Tigres, conjunto en el que se retiró en 2018. Debutó en la selección mexicana en 2012, pero no tuvo mucho protagonismo, ya que disputó dos amistosos y no tuvo relevancia. Obtuvo dos trofeos con “La Banda” y 12 en México.

Christian Giménez nació el 1 de febrero de 1981 en Resistencia, Chaco, se desempeñó como centrocampista, debutó en Boca a los 17 años. En Argentina vistió los colores de Unión e Independiente. Hasta que en 2004 arribó a tierras mexicanas, en este caso en Veracruz. Se retiró en 2018 con los “Tuzos” y logró 15 trofeos en su carrera, entre ellos dos Copa Libertadores, una Intercontinental, entre otros. A los 32 fue convocado por primera vez a la “Tri” y en total disputó cinco encuentros.

Rogelio Funes Mori es uno de los casos más recientes, es mendocino y junto a su hermano mellizo, Ramiro, debutaron en River y tuvieron que atravesar el descenso del “Millonario”. Rogelio fue resistido por el hincha porque no finalizaba las jugadas como esperaban y no estuvo al máximo nivel requerido que necesitaba el club en ese momento. Recayó en el Benfica de Portugal en 2013. Pero se convirtió en un ícono vivo del Monterrey de México, marcó 160 goles (máximo anotador en la historia de la institución) en 328 encuentros y gracias a ese nivel fue a la selección mexicana en 2021 y jugó 15 veces, entre ellas en la victoria ante Arabia Saudita en el Mundial de Catar de 2022. Hoy se encuentra en los Pumas de UNAM, conjunto en el que firmó en enero del 2024. Logró ocho campeonatos a lo largo de su carrera.

Por último, está Santiago Giménez, hijo de Christian, quien es bonaerense y nació el 18 de abril de 2001, tiene 23 años. Juega como delantero y en 2019 jugó su primer partido oficial como futbolista en el Cruz Azul. Ahí estuvo tres temporadas, anotó 20 tantos en 88 encuentros, y eso le bastó para ir al Feyenoord de los Países Bajos, club actual de Giménez, en el que por ahora lleva 58 goles y obtuvo la copa nacional y la liga. Debutó en México en 2021 con Gerardo “Tata” Martino al mando. Además, para vestir los colores de la “Tri” rechazó la posibilidad de ser convocado por la selección argentina.

Más notas