jueves, julio 25, 2024

Jesse Marsch, el técnico que sueña hacer historia en Canadá

Por Bautista Bordato

La Selección de fútbol canadiense necesita un cambio, pero el legado que dejó el entrenador inglés John Herdman no será fácil de reemplazar. Fueron seis años en los que el britanico estuvo a cargo, consiguiendo la clasificación a la Copa del Mundo de Qatar 2022 y un cuarto lugar en la Copa de Oro de la Concacaf 2021 en Estados Unidos. Decidió irse pero no abandonar el país, quedando como técnico del Toronto FC disputando la Major League Soccer (MLS).

Luego de que Mauro Biello haya estado de forma interina al mando del equipo, la delegación tomó la decisión de contratar al estadounidense Jesse Marsch. El entrenador de 50 años, que abandonó al Leeds United de la Premier League casi en puestos de descenso, fue el elegido para comandar el nuevo proyecto canadiense de cara a la Copa América 2024 y del Mundial 2026 con sede propia, además de México y Estados Unidos.

Marsch inició su camino en la dirigencia técnica como asistente de Bob Bradley, quien había sido su entrenador anteriormente en la Selección de Estados Unidos y con quien consiguieron un subcampeonato de Copa de Oro en 2011, el único año en el que asistió a Bradley luego de su despido por el dichoso segundo puesto. Ésto le abrió el camino para convertirse en el director técnico del Montreal Impact, equipo canadiense que participa en la liga de expansión MLS. Sólo una temporada estuvieron juntos Marsch y Montreal, el club finalizó en el puesto N°12 y pese a la satisfacción de la dirigencia por el trabajo realizado por el entrenador, finalmente cortan vínculo en el año 2012.

Sin cambiar de liga, Marsch firmó con New York Red Bulls, lo que sería una historia extensa con la franquicia de bebidas energéticas en su carrera deportiva. Corría el año 2015 cuando llegó para reemplazar a Mike Petke, rápidamente instauró un estilo de juego y obtuvo el Supporter’s Shield, otorgado al mejor equipo de la temporada, convirtiéndose en mejor entrenador del año en dicha liga. Con tres años de mandato, no pudo conseguir el título local y tras discusiones con su cuerpo técnico, Marsch abandonaba el cargo y viaja a Alemania para ser asistente de Ralf Rangnick en el Red Bull Leipzig.

Jesse Marsch Canada move makes USA-CAN extra spicy

Nuevamente como asistente, Marsch empezó a aprender mucho del estilo de juego de Rangnick. Juntos consiguieron que el Leipzig alcance la final de la DFB Pokal, un histórico tercer puesto en la Bundesliga y disputar la UEFA Europa League en 2018. Tan solo necesito un año para empezar a poner a prueba los conocimientos que le brindó el director técnico austriaco del equipo alemán, ya que luego de que finalice la temporada recibió el llamado del Red Bull Salzburgo, otro club de la franquicia energética que tocaba su puerta y lo pedía como entrenador.

En junio de 2019 llegó a Austria para reemplazar al alemán Marco Rose y consagrarse finalmente como técnico, olvidarse de la asistencia deportiva y poner en práctica las tácticas de juego enseñadas por Herdman y Rangick durante los últimos ocho años. Velozmente instauró su ideología en el que sería su tercer equipo Red Bull y en un año consiguió el doblete doméstico, obteniendo la Bundesliga austriaca y la OFB Cup con solvencia. En la siguiente temporada, Marsch mantuvo el mismo 11 en cancha y los resultados fueron los mismos, campeón de liga con 15 puntos de ventaja y campeón de copa ante el LASK.

A inicios de 2021, el estadounidense retornó a Alemania para tomar las riendas del RB Leipzig, como reemplazo de Julen Nagelsmann. El joven ex entrenador del club había firmado con el Bayern Munich dejandoun plantel muy forjado que hacía unos meses había disputado la semifinales de la UEFA Champions League. No obstante, a Marsch no se le hizo fácil llevar tantos jugadores que habían ganado experiencia en competencias europeas y tuvo una Bundesliga extremadamente floja, perdiendo en el debut frente al Mainz. En tan solo cinco meses consiguió siete victorias pero seis derrotas -incluida un 6-3 frente al Manchester City por Champions League-, por lo que en diciembre el técnico y la dirigencia decidieron cortar el vínculo. Esta fue la última vez que Marsch tendría relevancia en el mundo empresarial Red Bull.

Canada Soccer names Jesse Marsch as head coach of men's national team : r/CanadianPL

Su separación en la empresa hizo que se lleve muchos conocimientos para su idea de juego con sus clubes a futuro. El uso de vídeo y el análisis de datos es decisivo para conocer el estilo de los rivales que suelen presentar problemas específicos y en base a eso puede moldear un bloque de estrategias para ambos tiempos de sus equipos. Algo que fue fundamental en Red Bull y Marsch supo sacarle provecho fue el desarrollo de los jugadores jóvenes y lograr mejorar la capacidad de presión de su plantel, señalando la terminología específica que utiliza con el trabajo en grupo y poder inculcar la actitud que desea para sus jugadores.

Leeds United fue su último equipo antes de volver a ser seleccionador nacional. En febrero de 2022 llegó a Reino Unido para reemplazar a Marcelo Bielsa, firmando un contrato de tres años. En su primera media temporada con el equipo de Yorkshire, consiguió mantener la categoría de forma agónica, habiendo iniciado la última fecha en zona de descenso y salvándose tras vencer al Brentford por 2-1 en Londres. Luego de casi un año, en febrero de 2023 fue despedido dejando al club casi en puestos de descenso y con una floja participación por parte de sus dirigidos.

Es así como en mayo de este año se oficializó como seleccionador de Canadá, firmando contrato que lo ata hasta la Copa Mundial de 2026. Fue la Asociación Canadiense de Fútbol laque informó que los dueños de los tres clubes del país militando en la MLS -Toronto, Vancouver y Montreal- contribuyeron de forma financiera para cristalizar la contratación de Marsch. No solo pone en gran presión al seleccionador, sino que todo un país asegura que podrá continuar el papel que dejó Herdman en el esquema táctico.

Asumiendo las riendas canadienses a las puertas de la Copa América, dirigirá los tres partidos de fase de grupos en los que enfrentará al vigente campeón Argentina en el partido inaugural de la competición el 20 de junio. Además, jugará contra Chile y Perú en el Grupo A. Será una oportunidad de oro para Marsch, dirigiendo a Canadá en su primera participación de la historia en la competencia CONMEBOL. Ya clasificada a la siguiente edición de la Copa del Mundo, deberá en tan solo dos años transmitir todo lo aprendido a lo largo de su carrera a una selección soñadora.

 

Más notas